• domingo, 16 de enero de 2022
  • Actualizado 23:24

 

 
 

EDUCACIÓN

Solana dice ahora que no "impone" el euskera en Navarra y critica la "resistencia" al cambio

"Es una cuestión de equilibro" y "para eso está el Gobierno", ha asegurado la consejera de Educación.

María Solana, consejera de Educación, firma los convenios para actividades investigadoras con los rectores de la UPNA, UN y UNED de Pamplona y Tudela (33). IÑIGO ALZUGARAY
María Solana, consejera de Educación, durante un acto institucional. IÑIGO ALZUGARAY

La consejera de Educación y portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, niega que se esté imponiendo el euskera a la ciudadanía y asegurado que los derechos civiles en materia lingüística están "intactos".

Preguntada durante su intervención en el Foro Ser Navarra por la manifestación anunciada para el 2 de junio "contra el Gobierno, contra el euskera", Solana ha reiterado que manifestarse es un derecho constitucional y "está bien salir a la calle a reivindicar, pero llama la atención hacerlo en contra de derechos. Suele ser para defender más derechos".

La consejera ha añadido que en Navarra "todos somos castellano parlantes, también los euskaldunes, por lo que el debate de la discriminación se puede estirar hasta donde se quiera" pero "la ciudadanía verá que tiene todos sus derechos civiles intactos".

En este sentido ha añadido que saber o no euskera es opcional mientras que "lo que era un disparate es que hasta ahora, en determinada zona de Navarra para determinados servicios, contaran el ingles o el alemán y "cero" el euskera, una lengua propia".

"Es una cuestión de equilibro" y "para eso está el Gobierno", ha dicho, y añadido que "se pueden manifestar pero con datos, con argumentos claros para que sepamos de qué se acusa, porque se están generando alarma y situaciones críticas cuando la cosa no es así".

María Solana ha sido interpelada también por el acto en Bertiz el pasado día 4 tras la disolución de ETA protagonizado por la presidenta Uxue Barkos y el lehendakari Íñigo Urkullu, un asunto en el que ha indicado que "preocupa cuándo y con quién y no el qué".

Y al respecto ha destacado que Barkos leyó una declaración, Urkullu otra y ambos hicieron además "una apuesta en común", algo "necesariamente bueno porque compartimos el mismo problema y si lo podemos solucionar de la mano, mucho mejor".

"Bienvenido sea todo el que se quiera sumar. Hay más manos", ha asegurado, y defendido que "alguien tenía que dar el primer paso" porque si no "pasarán otros 30 ó 60 años".

La portavoz del Ejecutivo foral ha insistido además en la idea ya defendida esta semana por la presidenta Barkos y por ella misma de que Navarra es un "sujeto político" y por lo tanto será su ciudadanía "la que decida lo que quiere hacer con su futuro".

MARÍA SOLANA HABLA DE "RESISTENCIA AL CAMBIO"

Respecto a su labor en el departamento de Educación, María Solana, ha vuelto a negar que haya "imposición" en la política educativa navarra, al tiempo que ha apuntado que existe una "resistencia" al cambio pese a que el sistema necesita adaptarse al siglo XXI.

Solana ha comentado que su labor se centra en defender el interés general buscando acuerdos entre diferentes, con la ambición de cambiar, porque lo hecho siempre igual "no es garantía de nada, sino resistencia al cambio, un cambio que se ha dado en la sociedad pero no en la escuela en su conjunto".

La escuela "tiene que ser capaz de adaptarse" porque en muchos aspectos está todavía "en el siglo pasado", incluso con modelos pedagógicos "de hace dos", con "una desconexión clamorosa" con la sociedad en determinadas cuestiones, ha asegurado.

Para Solana hay también "carencias, muchas" en centros concertados, y por eso ha apelado a la corresponsabilidad de todos, lo que significa "reconocer cada cual su responsabilidad y asumirla". La suya, ha precisado, es dotar a Navarra de una escuela "inclusiva, igualitaria e innovadora" para una "educación de calidad y equitativa", lo que exige "identificar barreras para el adecuado progreso de los alumnos", atender a la diversidad.

"Esto es un desafío para el sistema" al que se ha dotado de recursos, como también el plan de coeducación para que los niños y niñas adquieran las competencias necesarias para vivir en igualdad, "sin condicionantes" de género ni violencias, con respeto.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solana dice ahora que no "impone" el euskera en Navarra y critica la "resistencia" al cambio