PREMIUM  POLÍTICA

Los sindicatos sobre el pago de la extra del gobierno Barkos: "Es una tomadura de pelo"

Sindicatos y partidos de la oposición critican duramente la propuesta de devolver de forma fraccionada la paga hasta enero de 2018.

Los consejeros Beaumont, Ollo, Mendoza y Domínguez en el Parlamento de Navarra.
Los consejeros Beaumont, Ollo, Mendoza y Domínguez en el Parlamento de Navarra.  

Los sindicatos y los partidos de la oposición han coincidido hoy en criticar la propuesta del Gobierno foral de fraccionar el abono de la paga extra de los funcionarios en varios pagos hasta enero de 2018.

El Gobierno ha presentado hoy a la Mesa General de la Función Pública una propuesta de subida salarial a los funcionarios del uno por ciento en 2016 y el pago de la paga atrasada de 2012 en varios tramos, un 25 por ciento el próximo mes de enero y el 50 por ciento restante entre 2017 y 2018, plan que ha defendido con el argumento de un eventual aumento de déficit en la Administración Foral.

Para UPN, la decisión del Gobierno de Navarra de no pagar la extra de 2012 hasta el año 2018 “es inadmisible y supone una bofetada para los trabajadores públicos”. “No hay razón alguna para tomar esta decisión, más allá de las mentiras constantes de este Gobierno. Si el gobierno no paga la extra será porque tiene otras prioridades”, ha indicado el portavoz de UPN Sergio Sayas.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Navarra, Cecilio Aparte, ha calificado la propuesta, en rueda de prensa, de "tomadura de pelo" y de intento de "engañar a la ciudadanía".

Aparte ha explicado que "el Gobierno ha venido a demostrar que tiene mucho más fácil volverle a pegar otra torta a los trabajadores para llevar a cabo sus prioridades, que desde luego no son la defensa de los derechos de los empleados públicos, por muy escrito que esté en el acuerdo programático".

"Parece que el gobierno no solo tiene que rectificar de manera pública sino que tendrá que asumir las consecuencias de estar contradiciéndose y hasta engañando a la ciudadanía, intentando que parezca que estamos participando en la negociación cuando somos meros espectadores de la recuperación de la paga extra", ha manifestado.

El sindicalista ha adelantado que mañana al mediodía, las centrales sindicales celebrarán una reunión para plantear movilizaciones contra el plan del Gobierno.

El sindicato LAB ha señalado que el calendario de devoluciones "es muy complicado y difícil de gestionar" y se alargaría hasta enero de 2018.

ELA, por su parte, ha exigido al Gobierno, en otro comunicado, "que cumpla el compromiso de abono de la paga extra en 2016".

El sindicato señala que "existe margen entre medidas fiscales y modificación presupuestaria para abonar la paga".

"ELA recuerda al Gobierno -señala la nota- que tras demostrar su falta de voluntad para hacer una reforma fiscal más justa, y tras incluir en el presupuesto dotaciones presupuestarias para partidas tan cuestionables como los convenios con UGT, CCOO y CEN, o los privilegios de la Clínica Universitaria, intentar confrontar el derecho de los trabajadores públicos con otras partidas sociales como sanidad o educación es inadmisible".

Respecto a la OPE en Educación, la secretaria de la Federación de Enseñanza de CCOO, Maite Rocafort, ha reiterado tras la reunión de hoy su rechazo a la Oferta de Empleo presentada por el departamento de Educación porque, a su juicio, "establece un desequilibrio sin precedentes en el reparto de los idiomas".

La Federación de Enseñanza de la UGT, por su parte, señala que "aunque el sindicato considera insuficientes las 291 plazas docentes para 2016 realizada por el Gobierno y justificada como el tope de plazas que pueden ofertar, acepta esta cifra como mal menor, pero no su distribución, con un setenta por ciento de las plazas en euskera y un 30% para castellano, sin contemplar la Educación Infantil, ni la Primaria, ya que este criterio no responde a la realidad sociolingüística de Navarra", argumenta la central ugetista.

"Los socialistas consideran que el Gobierno no puede eludir un compromiso adquirido y engañar a los funcionarios y exigen que se pague la extra entre 2015 y 2016".

Por su parte, Afapna ha criticado la propuesta del Gobierno foral de abonar en enero un 25% de la paga extra suprimida en el año 2012 y el 50% restante entre 2017 y 2018, una propuesta con la que, en su opinión, el Ejecutivo "ningunea a los empleados públicos".

 En un comunicado, el sindicato ha lamentado que "nuevamente hemos asistido a otra contradicción" del Gobierno foral, una "contradicción que desde Afapna hemos rechazado desde el primer momento".

"Según la consejera Beaumont los funcionarios deben hacer un esfuerzo solidario, cuando este colectivo lleva años haciendo esfuerzos y ahora era el tiempo en el que se debía ver cómo sus derechos perdidos y los recortes acababan. No al revés", ha sostenido el sindicato.

   Por otro lado, Afapna ha explicado que en la reunión se ha aprobado el calendario laboral de 2016, que incluye que "los días 7,8 y 9 de julio fueran festivos y se contasen como vacaciones a todos los efectos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los sindicatos sobre el pago de la extra del gobierno Barkos: "Es una tomadura de pelo"