POLÍTICA

Chivite invita a su despacho a los sindicatos abertzales que apedrearon a la policía durante la huelga del 30-E

Responsables de los sindicatos ELA y LAB han pedido a la presidenta foral una serie de reivindicaciones.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne Mitxel Lakuntza y Garbiñe Aranburu, de ELA y LAB, en el Palacio de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne Mitxel Lakuntza y Garbiñe Aranburu, de ELA y LAB, en el Palacio de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

Los máximos responsables de los sindicatos ELA y LAB, Mitxel Lakuntza y Garbiñe Aranburu, respectivamente, se han reunido este martes en el Palacio de Navarra con la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, un encuentro "cordial" que han valorado ambos sindicatos, si bien han advertido de que, después de la huelga general del pasado jueves, no descartan programar nuevas movilizaciones contra la "precarización y la pobreza".

ELA y LAB han pedido a Chivite que el Gobierno de Navarra complemente la pensión mínima a 1.080 euros, que garantice empleo de "calidad" a los trabajadores públicos, que "mejore" la renta garantizada, o que implemente un Salario Mínimo Interprofesional de 1.200 euros y 35 horas de trabajo en la Administración Pública.

Al término de la reunión, el secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha señalado en declaraciones a los medios que el encuentro ha ido "bien en cuanto a las formas y mal en cuanto al contenido".

Así, en la parte positiva ha valorado que "la presidenta nos ha dejado la puerta abierta para seguir dialogando y hablando, y creemos que lo que está haciendo la presidenta de Navarra es dar cauce a aquello que tiene que ver con la normalidad política, en este caso, a sindicatos y organizaciones sociales que representamos a tantos miles de trabajadores".

Sin embargo, en su valoración negativa del encuentro, ha afirmado que "más allá de que se haga un discurso que pueda sonar bien, la realidad del contenido de este Gobierno se ve reflejado en su proyecto de Presupuestos, que está muy lejos de recoger las reivindicaciones que llevamos a cabo en la huelga general".

Así, Lakuntza ha afirmado que "es muy evidente que la única vía que se nos deja para condicionar la política, para hablar de los problemas de la gente corriente, va a tener que venir de la calle". "A este Gobierno, como a otros, hay que presionarle y el Gobierno tiene que entender que la interpelación social y sindical es algo normal", ha apuntado.

Por su parte, Garbiñe Aranburu, secretaria general de LAB, ha señalado que la reunión ha sido "cordial" y entra "dentro de lo que tiene que ser una normalidad".

Según ha explicado, los sindicatos "le hemos trasladado la preocupación que tenemos ante el proceso de precarización y pobreza que estamos viviendo, una preocupación que no es exclusivamente nuestra, que se ve que es de una amplia mayoría de la sociedad". "Eso se vio reflejado en la jornada de huelga y movilización del pasado jueves, y eso nos lleva a ver que la gente quiere ponerle freno a este proceso de precarización y pobreza. Nos parece que el Gobierno de Navarra tiene que atender a esas demandas que se escucharon en las calles", ha asegurado.

Garbiñe Aranburu ha considerado que "ante el proceso de precarización que estamos viviendo el principal responsable es la patronal" y ha pedido al Gobierno que "tome partido". "Hemos hecho llegar una propuesta a la patronal CEN y hasta el día de hoy no ha tenido respuesta afirmativa. Las interpelaciones están hechas al Gobierno y a la patronal, veremos a ver qué respuesta recibimos, si no hay una respuesta afirma o en positivo seguiremos movilizándonos", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite invita a su despacho a los sindicatos abertzales que apedrearon a la policía durante la huelga del 30-E