POLÍTICA

El sindicato CSI-F de la Policía Foral exige también el cese inmediato de la consejera Beaumont

Ante su correo electrónico trasladando la queja de LAB por la actuación "correcta de un agente", reclama también que se depuren responsabilidades.

Agentes de la Policía Foral vigilan la estación de tren en Pamplona. POLICÍA FORAL
Agentes de la Policía Foral vigilan la estación de tren en Pamplona. POLICÍA FORAL  

El sindicato de Policía Foral CSI-F denuncia la intermediación por parte de la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, para investigar e incoar un expediente disciplinario a un miembro de la Policía Foral, que ejerció sus funciones policiales de un modo totalmente legítimo y proporcional ante la acción irrespetuosa y recriminatoria de un “portavoz de LAB que contaba con un señalamiento por parte de la Audiencia Nacional por pertenencia a banda armada”.

El 27 de septiembre, una patrulla de agentes de la División de Intervención de la Policía Foral que realizaban labores de vigilancia y salvaguarda de la seguridad ciudadana procedieron a identificar a un grupo de personas que se encontraba en las inmediaciones del Palacio de Navarra.

Dicha identificación, realizada por indicación de sus superiores y según los protocolos establecidos, dio como resultado que el responsable de dicho grupo de personas tenía un señalamiento de la Audiencia Nacional con respecto a pertenencia a banda armada.

En el transcurso de dichas gestiones, la mencionada persona comenzó a vocear a los agentes de modo irrespetuoso, señalarles e incluso a tocarles con el dedo en el pecho, por lo que el responsable de la patrulla, tras advertirle varias veces que se tranquilizara y depusiera su actitud, le apartó la mano.

DECLARACIÓN UNÁNIME

Sin embargo, y lejos de deponer su acción, el sujeto entró en el Palacio de Navarra y dijo que iba a quejarse al Gobierno foral. Posteriormente, y a las pocas horas, se pidieron explicaciones de la actuación policial por parte de responsables del Gobierno de Navarra, y la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia remitió un correo electrónico que acaba desembocando en la incoación de un expediente disciplinario al agente de la Policía Foral.

Por ello, y ante lo kafkiano de lo sucedido y el hecho de que desde la Jefatura de la Policía Foral se pueda llegar a sancionar a un agente por una actuación totalmente legítima que, además, ha finalizado con la denuncia del mencionado ciudadano por falta de respeto, desde el sindicato CSI-F se denuncia ese modo de proceder y el claro uso político por parte de la Consejería de Interior que este tipo de actuaciones demuestran y, de quedar acreditado ese proceder, solicitamos a la Presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, que cese de inmediato a la consejera Beaumont, sin perjuicio de otras posibles responsabilidades que pudiera haber incurrido.

Por otro lado, desde el Sindicato de Policía Foral (CSI-F) solicitaremos al resto de sindicatos de la Comisión de Personal de Policía Foral una declaración unánime de rechazo ante este tipo de hechos y la petición igualmente de cese de la consejera Beaumont.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El sindicato CSI-F de la Policía Foral exige también el cese inmediato de la consejera Beaumont