PREMIUM  POLÍTICA

Pedro Sánchez desvela su plan para Navarra y garantiza que Chivite "no va a acordar nada con Bildu"

Navarra Suma ha ofrecido al actual presidente del Gobierno en funciones facilitar su investidura en el Congreso a cambio de un Ejecutivo constitucionalista en Navarra.

El presidente del acto del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto a María Chivite y Maite Esporrín en la Plaza del Vínculo de Pamplona. MIGUEL OSÉS
El presidente del acto del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto a María Chivite y Maite Esporrín en la Plaza del Vínculo de Pamplona. MIGUEL OSÉS  

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha afirmado este viernes que asume el encargo del rey de intentar la investidura con "honor y responsabilidad" y, tras subrayar que "no hay mayoría alternativa" al PSOE, ha reclamado a todos los partidos "altura de miras".

"No hay alternativa posible: o gobierna el PSOE o gobierna el PSOE", ha recalcado tras mostrar "una enorme gratitud a la confianza expresada por el pueblo español".

"Es un honor poder liderar España", ha dicho Sánchez al comparecer ante los medios en el Palacio de la Moncloa después de que Felipe VI comunicara a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que le proponía candidato a la investidura.

Sánchez ha anunciado que la próxima semana empezará los contactos con las tres principales fuerzas políticas, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, aunque se reunirá también con el resto del arco parlamentario, para facilitar "cuanto antes" la investidura de un Gobierno estable para los próximos cuatro años.

"Todos debemos actuar con altura de miras, con enorme dosis de responsabilidad. Yo el primero y les digo que lo haré", ha afirmado Sánchez, quien ha reclamado a las tres principales partidos "encontrar ese punto de equilibrio", a partir de las posiciones de cada uno, para que se pueda conformar Gobierno.

También hablará con el resto de partidos, incluido UPN que ha sugerido su abstención ante la investidura a cambio de un gobierno de Navarra Suma en la Comunidad foral, y ha garantizado que tanto el PSOE como el Partido Socialista de Navarra (PSN) no van pactar nada con Bildu para formar el Gobierno navarro.

"No vamos pactar con Bildu", ha remarcado Sánchez, que no ha querido responder de momento a la oferta de UPN de que el PSOE apoye un Gobierno constitucionalista de Navarra Suma en la Comunidad Foral a cambio de que UPN facilite su investidura en el Congreso.

La legislatura debe "echar a andar" porque el país tiene que avanzar "cuanto antes", ha advertido Sánchez, para afrontar los "muchos desafíos" que tiene España por delante.

Sánchez ha admitido que es "lógico y evidente" que todas las fuerzas políticas fijen sus posiciones antes de iniciarse las conversaciones, tras ser preguntado por la condición de Unidas Podemos de un Gobierno en coalición, pero ha destacado que "no existe una mayoría alternativa a la que propone el PSOE", que dobla con sus 123 a la segunda fuerza en escaños, el PP con 66.

Es "responsabilidad de todos" sobre todo de los principales partidos, ha indicado, que la legislatura pueda iniciarse cuanto antes.

NAVARRA SUMA, CLAVE EN LA INVESTIDURA DE SÁNCHEZ

El PSOE cuenta con 123 escaños, que junto a los de Unidas Podemos (42), contabilizarían 165.

Los socialistas llegarían a 173 con los seis escaños del PNV, el de Compromís y el del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y se beneficiarían de la decisión de los tres diputados presos de Juntx per Catalunya (JxCat) de no renunciar al acta a pesar de la suspensión, lo que implica que no pueden votar.

Con ello, Sánchez no sería presidente a la primera al no alcanzar la mayoría absoluta (PSOE), pero se situaría al borde en la segunda votación, en la que adoptarían un papel decisivo los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro (UPN).

En caso de que no votaran los tres diputados presos de JxCat, una abstención de los dos representantes de Navarra Suma -coalición de UPN, PP y Cs- haría presidente a Sánchez, siempre que el líder de ERC, Oriol Junqueras, también encarcelado y suspendido, mantenga el acta, pero no participe en la votación.

Si los dos diputados navarros rechazaran apoyar a Sánchez, habría un empate a 173, con lo que la investidura no prosperaría, todo ello si ERC y EH Bildu votaran en contra del líder del PSOE.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha dicho que no pondría "ningún impedimento" de que UPN se pueda abstener en la investidura de Sánchez, siempre que los socialistas renuncien a intentar gobernar en la comunidad foral y faciliten que lo haga Navarra Suma.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pedro Sánchez desvela su plan para Navarra y garantiza que Chivite "no va a acordar nada con Bildu"