• domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:49

 

 
 

SALUD

El Gobierno se excusa en que subió la media de la bronquiolitis para justificar el traslado a niños fuera de Navarra

La falta de previsión operativa ha motivado que se prepare un refuerzo pediátrico para atender picos como el sufrido en estos meses.

Vista del antiguo Hospital Virgen del Camino de Pamplona, actual maternidad del Complejo Hospitalario de Navarra donde se encuentran las urgencias pediátricas.
Entrada de las urgencias pediátricas en el Complejo Hospitalario de Navarra. ARCHIVO

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), que ha derivado a nueve menores a centros sanitarios de comunidades autónomas vecinas, ha recuperado ya la plena capacidad de la UCI pediátrica y prepara su ampliación a lo largo del 2020, dentro de un paquete de medidas adoptadas para garantizar la atención sanitaria a los menores afectados por el pico de bronquiolitis (una infección respiratoria que incide sobre todo en menores de dos años en estas épocas invernales), medidas de refuerzo que se desarrollan en tres tiempos y dirigidas siempre a mejorar la capacidad del hospital en este ámbito.

En primer lugar, se garantizó la presencia de profesionales de enfermería necesarios para mantener operativas las plazas de las unidades de cuidados intensivos pediátricos y neonatales durante el período vacacional, mediante la ampliación de contratos a personal cualificado; y, además, al detectarse un incremento significativo de la actividad en las urgencias hospitalarias del CHN a partir del 21 de diciembre, se reforzó con un pediatra más en los horarios de mayor actividad, ha indicado el Gobierno de Navarra.

Al ocuparse las plazas de UCI pediátrica y neonatal disponibles en la Comunidad foral, se procedió a activar los sistemas de derivación a centros de comunidades autónomas vecinas, para garantizar la adecuada atención de las necesidades sanitarias de las personas afectadas. Entre el día 19 de diciembre y el 3 de enero se han derivado desde el CHN a tres pacientes a la Clínica Universidad de Navarra y a nueve pacientes a centros de comunidades vecinas. De ellos, dos pacientes se derivaron a unidades de cuidados intensivos neonatales y diez pacientes, a unidades de cuidados intensivos pediátricos.

Se ha dado la circunstancia en estas fechas de que, de las cuatro plazas de cuidados intensivos pediátricos disponibles en el CHN, una no estaba operativa por necesidad de aislamiento de una de las menores ingresadas en dicha unidad. Este viernes se ha podido recuperar el pleno rendimiento de la actual UCI pediátrica. Se ha habilitado la posibilidad excepcional de ampliar una quinta cama, si las necesidades de ingreso no se pueden atender con los recursos habituales.

Estas unidades de cuidados intensivos pediátricos y neonatales requieren personal cualificado, por lo que, como medidas complementarias a estas, se va a proceder a reforzar la contratación de enfermería y a estudiar el refuerzo de las guardias en UCI pediátrica y neonatal.

De modo paralelo y pensando en soluciones estructurales, el CHN ya está trabajando con los profesionales en lo que será el proyecto de ampliación de la UCI pediátrica, que debería estar operativa a lo largo del 2020 con la consiguiente dotación de recursos presupuestarios, humanos y materiales.

UNA ENFERMEDAD RECURRENTE

La bronquiolitis es una infección respiratoria muy frecuente en fechas invernales, que afecta principalmente a bebes y menores de dos años. En otros años, también se han producido picos en esta temporada, que se han solucionado con derivaciones a otros centros cuando no se podían atender en las instalaciones del CHN.

No obstante, este mes de diciembre se ha registrado un incremento notable de ingresos y atenciones por estas causas. Así, mientras que la media de menores que acuden a urgencias en los meses de diciembre es de 130 a 135 niños al día, desde el pasado 21 de diciembre, la media subió a 155-177.

Lo mismo pasó con los ingresos, que subieron de cuatro al día a siete en esa semana. El CHN cuenta con dos unidades de cuidados intensivos: una para neonatos (bebes prematuros o menores a un mes), con ocho camas; y otra para el resto (ente un mes y 15 años), con cuatro camas. Además, existe una dotación de Cuidados Intermedios Neonatales, que cuenta con 20 puestos para casos a medio camino entre planta de hospitalización y cuidados intensivos.

Ante la situación creada por este pico de infecciones respiratorias que suelen ser previos a la epidemia de gripe, el CHN ha activado las citadas medidas, en espera de que se recupere progresivamente la normalidad tras el pico epidémico sufrido.

Gracias a la colaboración entre los centros hospitalarios y al compromiso de los profesionales que se incrementa notablemente en estas fechas especiales, se ha podido prestar la atención necesaria a todos los menores afectados, ha expuesto el Ejecutivo foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno se excusa en que subió la media de la bronquiolitis para justificar el traslado a niños fuera de Navarra