PREMIUM  SALUD

Un tema preocupante: Salud señala que 38.886 navarros esperan para ser atendidos en primera consulta

La consejera Induráin ha comentado que se debe abordar desde "una perspectiva que debe ser técnica, participada y alejada de la demagogia y la crítica oportunista".

El centro de consultas médicas Príncipe de Viana dentro del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) en Pamplona. ARCHIVO
El centro de consultas médicas Príncipe de Viana dentro del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) en Pamplona. ARCHIVO  

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha manifestado este viernes que se ha pasado de 42.082 personas esperando primera consulta en septiembre a 38.886 en noviembre, un 7,59 por ciento menos, y que "estamos trabajando" en las listas de espera porque es un tema que "nos preocupa".

En comisión parlamentaria a petición de Navarra Suma, Induráin ha señalado que "actualmente hay 38.886 personas que están esperando una primera consulta o 135.326 consultas sucesivas pendientes de ver", lo que "nos preocupa y nos ocupa".

Ha abogado por "un abordaje integral y estructural de todo el tema de las listas de espera". "Hay que hablar más de tiempos que de listas de espera y de la conveniencia de introducir nuevas categorías en su monitorización tomando el ejemplo de lo que ya se está haciendo con las listas de espera quirúrgica", ha expuesto, para indicar que "hay que hilar más fino para ser eficaces".

Induráin ha comentado que se debe abordar desde "una perspectiva que debe ser técnica, participada y tan alejada de la demagogia y la crítica oportunista como de la autocomplacencia y la propaganda". "Anunciamos en su momento un plan de choque basado en actividad ordinaria, compensatoria y extraordinaria que ya ha empezado a dar sus frutos", ha dicho.

Tras señalar la consejera que "los datos absolutos no son de ninguna manera aceptables", ha indicado que "hay que destacar que en los primeros meses de gestión de este departamento hemos conseguido primero contener la tendencia alcista que arrancó al final de 2018 y ahora, marcar un punto de inflexión y un descenso que esperamos que se consolide en 2020 más allá de circunstancias estacionales".

Ha apuntado que "los últimos datos conocidos en el mes de noviembre -el segundo mes que encadena descensos- apuntalan esta lectura ya que se ha pasado del pico de 42.082 personas esperando una primera consulta en septiembre a 38.886 en noviembre, un 7,59% menos".

En el caso de las consultas sucesivas, ha añadido, también se llegó a su techo en septiembre de 2019, con 141.924 revisiones en espera, y ahora ya han bajado a 135.326. "Es cierto que quedan lejos de los mejores datos de hace un año y medio y que son un volumen preocupante, pero también hay que observar la tendencia cuantitativa y, sobre todo, empezar a discriminar de modo cualitativo", ha apuntado.

Ha indicado la consejera que el 49% del total de revisiones realizadas en lo que va de año (hasta el 23 de noviembre) se han hecho con menos de 15 días de espera. "En cualquier caso en éstas más que en ninguna otra lista de espera es mejor no quedarse en un mero cruce de cifras y hay que descartar la brocha gorda, si se quiere tener un diagnóstico fiable o plantear un abordaje efectivo para solucionar los cuellos de botella, que es lo que realmente nos debe interesar a todos y todas", ha expuesto.

Ha hablado de una "estrategia estructural" para mejorar la accesibilidad y resolución que implique a los diferentes niveles sanitarios, profesionales y pacientes con el objetivo de "realizar una intervención que solucione las causas de fondo y busque soluciones duraderas".

Induráin ha dicho así que está constituido y es operativo un grupo de trabajo pluridisciplinar sobre listas de espera compuesto por directivos y técnicos de las 5 áreas asistenciales y directivos y técnicos de la Gerencia del SNS. "Así como del plan de choque ya hemos empezado a ver sus frutos, confiamos en que esta apuesta más estratégica y de largo plazo suponga una mejora real y realista para los y las pacientes, que es lo importante más allá de cruces de cifras, utilizaciones partidistas o escenificaciones mediáticas", ha apuntado.

Se ha referido a la decisión del Gobierno de desestimar una proposición de ley propuesta por Navarra Suma en torno a las garantías de listas de espera en general y de las sucesivas en particular, "no tanto en el contenido -que en parte podemos compartir- sino sobre todo por una razón de ritmos, de procedimientos y de conceptos". "Desde el arranque de la legislatura hemos reiterado nuestra confianza total en el protagonismo y saber hacer de los y las profesionales", ha dicho, para indicar que "son ellos y ellas los que tienen que tener la primera palabra para articular el abanico de medidas organizativas, y del tipo que sea".

La consejera ha indicado que el Parlamento y la sociedad "están legitimadas para tomar parte en este proceso -y nos comprometemos a facilitar los cauces- pero sería conveniente que su participación fuera de forma acompasada con el proceso de los profesionales y del departamento". "Un proceso que puede terminar, si es necesario, en una actualización normativa en el rango que se decida", ha agregado.

Según ha detallado, "ninguna opción está cerrada de salida, pero creemos firmemente que primero debe desarrollarse y concluirse ese análisis técnico y participado para definir luego el tipo de norma que se necesita para implementarlo con eficacia y sus contenidos". "En el caso de las sucesivas hay que tener en cuenta que, debido a su gran variabilidad clínica y profesional (así como los cambios tecnológicos y de conocimiento) es complejo fijar plazos estándares y otros parámetros cerrados que realmente tengan vocación de eficacia y perdurabilidad", ha opinado.

Santos Induráin ha manifestado que esperan tener una propuesta técnica para junio, "de manera que pueda ser luego participada con todos los agentes que se consideren convenientes y con las consecuencias organizativas y normativas que se establezcan". "No sería coherente planear una reforma del calado de una ley sin contar con los profesionales que deben sacarla adelante", ha afirmado.

La parlamentaria de Navarra Suma Cristina Ibarrola ha señalado que el de las listas de espera es un "problema histórico" pero ha indicado que "si no somos capaces de ver todos los grupos que hay un problema serio y negamos la mayor, mal vamos". "Me da mucha pena que su única respuesta a una proposición de ley con la intención de mejorar las garantías de un problema que existe lo hayan disfrazado de otra cosa", ha agregado.

La socialista Patricia Fanlo ha dado la "enhorabuena" a la consejera porque "ha disminuido la lista de espera de primeras consultas en noviembre pese a las dificultades que ha supuesto sobre todo la huelga médica". "Aplaudimos las medidas y hay que contar con los profesionales para ver los problemas de cada servicio", ha opinado, y ha deseado una nueva ley de garantías "real" y "consensuada".

Desde Geroa Bai, Ana Ansa ha comentado que éste es un "problema complejo" y "las listas de espera nos hacen trampas". "Afecta a todas las CCAA", ha expuesto para indicar que "no podemos ir con soluciones sencillas a problemas complejos". "No creo que lo podamos resolver en un corto plazo", ha opinado, para proponer un "pacto sanitario" y "trabajar de fondo".

El parlamentario de EH Bildu Txomin González ha dicho que "hay mucho camino por recorrer y se pueden mejorar los datos". "Vamos a mostrar todo el interés en trabajar este tema y buscar una estrategia integral a todo el problema asistencial", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un tema preocupante: Salud señala que 38.886 navarros esperan para ser atendidos en primera consulta