PREMIUM  POLÍTICA

Dos conocidos exsecretarios del PSN están detrás del recurso que ha tumbado el decreto del euskera de Barkos

Juan José Lizarbe y Roberto Jiménez han representado como abogados a la UGT en el recurso que ha tumbado el discriminatorio decreto del euskera de Barkos y Bildu. 

Roberto Jiménez y Juan José Lizarbe, dos ex secretarios del PSN, durante su etapa en el Parlamento de Navarra. ARCHIVO PARLAMENTO FORAL
Roberto Jiménez y Juan José Lizarbe, dos ex secretarios del PSN, durante su etapa en el Parlamento de Navarra. ARCHIVO PARLAMENTO FORAL  

Dos exsecretarios generales del PSN se encuentran detrás del recurso de UGT, sindicato vinculado al mismo partido, que ha puesto patas arriba la política navarra al conseguir anular los puntos claves sobre el decreto del euskera pergeñado por Uxue Barkos y Bildu en la pasada legislatura. 

Juan José Lizarbe y Roberto Jiménez han liderado desde su despacho de abogados en Pamplona un trabajo que ha dado sus frutos con la resolución del TSJN, que ha ha estimado las principales reclamaciones de UGT contra el texto por considerar que discriminaba a todos aquellos navarros que no conocen el euskera.

De hecho, el texto del TSJN anula los artículos sobre la valoración del vascuence como mérito para cualquier puesto de trabajo que no tenga perfil obligatorio en la zona mixta, la zona no vascófona y los puestos de los servicios centrales de la Administración de la Comunidad foral cuando el ingreso se realice por concurso oposición.  Además, también tumba otros artículos sobre el bilingüismo en impresos, comunicaciones, anuncios, publicidad, rótulos, despachos, folletos, vehículos y señalización vial en Navarra.

Roberto Jiménez fue secretario general del PSN entre 2008 y 2014, mientras que Juan José Lizarbe ostento el mismo puesto entre los años 1997 y 2004. Ahora, ambos han tumbado un decreto que perjudicaba a la mayoría de los navarros castellanoparlamentes y que el actual PSN no se ha atrevido a derogar tras su llegada al Gobierno de la mano de los nacionalistas vascos. 

De hecho, en su acuerdo programático, los socialistas cedían durante un año más la imposición de este decreto y, tras conocerse la sentencia, el Ejecutivo de María Chivite ha sido incapaz de fijar postura, temeroso por el control que sus aliados del PNV y Bildu ejercen sobre el Ejecutivo. 

"El Gobierno tiene que tomar una decisión ya, si la recurre o no la recurre", ha señalado el propio Roberto Jiménez en declaraciones a una emisora de radio nacional. "El Gobierno de Barkos nos quería discriminar, existe una zonificación, con tres zonas que obedecen a la realidad sociolingüística. Y este decreto lo que pretendía era que en las zonas donde no se habla euskera este idioma fuera decisivo a la hora de acceder a un puesto público", ha reflexionado Jiménez

"La mayoría de los navarros eran discriminados si no eran vascoparlantes. Por eso el criterio de la UGT, a la que hemos representado, era decir por qué no nos podían discriminar y esos artículos se han anulado", mantiene el exsecretario general del PSN en Navarra.

Este mismo miércoles, en una comparecencia sin contenido y vacía de argumentos, el portavoz del Gobierno de Navarra y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, se ha limitado a asegurar que el Ejecutivo está analizando "todos los escenarios posibles" tras las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que anulan la valoración del euskera como mérito para cualquier puesto en las zonas mixta y no vascófona.

De esta manera, Remírez contempla el recurso a la sentencia del TSJN, justo lo que han solicitado ya todos los partidos nacionalistas que buscan imponer el euskera en toda Navarra. Chivite, como presidenta, no se ha pronunciado, sin hacer valer su posición de fuerza en un Gobierno foral. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos conocidos exsecretarios del PSN están detrás del recurso que ha tumbado el decreto del euskera de Barkos