PREMIUM  POLÍTICA

Bildu cierra la puerta a un gobierno de Chivite en Navarra: "Es obvio que no se dan las condiciones"

Los abertzales han mostrado su rechazo a la candidata socialista ante la falta de interlocución.

El presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, se reúne con EH Bildu (arriba), Podemos (izquierda) e Izquierda-Ezkerra (derecha). MIGUEL OSÉS
El presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, se reúne con EH Bildu (arriba), Podemos (izquierda) e Izquierda-Ezkerra (derecha). MIGUEL OSÉS  

Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra se han reunido esta mañana de miércoles con el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, en una ronda de consultas de cara a la futura investidura del próximo presidente o presidenta de Navarra. Una cita que ha contado con un 'semáforo' de sensaciones: la luz verde de I-E, el 'intermitente' de Podemos, y el rojo de la formación abertzale.

De hecho, EH Bildu ha trasladado al presidente del Parlamento foral que "no se dan las circunstancias para la investidura" de un presidente de Gobierno en Navarra, al tiempo que ha mostrado su "escepticismo" ante la actitud del PSN de no contar con ellos en el proceso de negociación iniciado con otras formaciones.

Así lo ha indicado en conferencia de prensa Maiorga Ramirez, tras reunirse junto a su compañera Laura Aznal con el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, en la última cita de este miércoles dentro de la ronda que continuará este jueves para consultar con todos los grupos sobre la designación de candidatos a la presidencia del Gobierno de Navarra.

Ha sido "una reunión cordial" en la que los abertzales han trasladado a Hualde "una obviedad, que no se dan las condiciones para acudir a una sesión de investidura", por el "motivo esencial" que ésta "debe ir acompañada de un proyecto para Navarra y de unos acuerdos que den estabilidad" a esa opción, "y eso no se da", principalmente por la "falta de interlocución" del PSN.

Al respecto, ha recordado que la negociación liderada por el PSN e iniciada este lunes con Geroa Bai, Podemos e I-E, de salir adelante sumaría 23 de los 50 votos de la Cámara, por lo que es imprescindible contar con un EH Bildu que con 7 parlamentarios ha sido vetado por los socialistas.

Ramírez ha cargado contra el PSN tras recordar sucesos pasados como el "agostazo" de 2007, cuando a última hora los socialistas navarros renunciaron a apoyar un gobierno alternativo a UPN, "una referencia histórica" que permanece a su juicio en la ciudadanía navarra, en la que "es lógico que impere una gran duda".

Al respecto, ha aludido a la reciente constitución de los ayuntamientos navarros, donde el PSN optó por votarse a sí mismo y facilitar así alcaldías para Navarra Suma donde tenía mayoría simple, por lo que de nuevo "ha defraudado las expectativas" y ha confirmado que "desgraciadamente ese escepticismo a día de hoy sigue con los mismos elementos".

En cuanto a la investidura de la que este martes se ha tratado en el Parlamento, ha subrayado que hay "una obviedad, la de que en Navarra no se puede contar con una investidura sin EH Bildu", y para ello el primer paso es que personas "de diferentes ideologías nos sentemos, compartamos impresiones y hablemos con normalidad".

Sobre el motivo por el que el PSN veta a EH Bildu en este proceso, Ramirez ha interpretado que "impulsos madrileños e intereses procedentes de Madrid están influyendo de forma decisiva en la negativa del PSN a dar ese paso", por lo que ha animado a los socialistas navarros a "sacudirse esa caspa, a que los navarros seamos los dueños de nuestro futuro".

Mientras tanto, si el PSN no cambia de actitud, no se atisban novedades, ha dicho un Ramirez convencido de que "a esta ronda deberá seguir otra y para entonces esperamos que haya podido producirse lo lógico: Ir a un proceso de investidura con acuerdo, con contenidos y con un proyecto".

El parlamentario abertzale, quien ha negado contundente conocer el contendido del documento que este lunes trasladó el PSN a Geroa Bai, Podemos e I-E para iniciar una negociación, también ha lamentado la labor de los socialistas en el Parlamento en los últimos cuatro años, donde "de manera importante ha coincidido con UPN", y la "consecuencia inmediata" ha sido la configuración reciente de Ayuntamientos en favor de Navarra Suma.

Por ello, ha animado al PSN a "abandonar ese seguidismo de UPN o de las derechas en sus diferentes expresiones", ha zanjado, al tiempo que ha reivindicado sus siete escaños en el Parlamento, donde "todos los votos tienen el mismo valor, no hay votos de primera o segunda".

Ha reconocido el crecimiento de los votos socialistas en las últimas elecciones, de forma que en EH Bildu "entendemos que la ciudadanía con su voto quiso que el cambio de 2015 tenía que incorporar al PSN y darle un protagonismo" y por ello ha pedido ahora al PSN que "esté a la altura de las circunstancias".

Por su parte, han mostrado la "disposición sincera y honesta" de EH Bildu a sentarse y hablar con el PSN y el resto de grupos, ha zanjado tras reiterar su escepticismo, dado que los socialistas acaban de demostrar en los ayuntamientos "que siguen disponiendo de una estrategia al servicio de la derecha". 

PODEMOS, PRUDENTE ANTE LA FALTA DE ACUERDO

Podemos ha trasladado también al presidente del Parlamento su postura prudente sobre una próxima investidura en el Gobierno foral al estar inmersos en una negociación con el PSN recién iniciada que pretenden que se materialice en "un acuerdo amplio" ya que "un acuerdo de mínimos no nos va a valer".

Buil, quien ha acudido solo a la cita, ha explicado a su conclusión que "no hay mucha novedad" ya que en la reunión se ha limitado a explicar a Hualde que tanto Podemos como I-E como Geroa Bai "estamos llamados por el PSN a construir un gobierno alternativo a la derecha y que nuestro trabajo está siendo que ese gobierno desarrolle una serie de políticas progresistas estos cuatro años".

"De esa negociación dependerá el sentido de nuestro voto", ha subrayado Buil, quien no ha ocultado que "el primero de los objetivos" es evitar que "la derecha navarra" gobierne, por lo que ha apostado por un gobierno alternativo "que tenga contenido progresista".

Para ello en el seno de Podemos analizan desde el lunes el documento inicial planteado por el PSN a sus interlocutores, del que ha excluido a EH Bildu, y en el que Buil ya ha apreciado que "hay y habrá desacuerdos" que no ha querido concretar por entender que primero deben ser planteados a los propios socialistas, en una reunión ya convocada para este jueves por la tarde.

Sí que ha reconocido que uno de esos asuntos discrepantes es el Tren de Alta Velocidad, ya que el documento del PSN contiene una fórmula "parecida" a la del anterior acuerdo programático de 2015 con la que Podemos está "en desacuerdo".

También ha avanzado su intención de hacer "muchas propuestas" a este primer documento de los socialistas, que en principio "recoge parte del acuerdo programático, parte de los programas electorales" de sus interlocutores, entre otros aspectos que tampoco ha querido concretar.

Preguntado por la ausencia de EH Bildu en estas negociaciones pese a su necesario voto a favor o abstención que facilite un gobierno de María Chivite alternativo a Navarra Suma, Buil ha advertido de que esa es una decisión del PSN, al que "corresponde ver cómo saca adelante su investidura, para la que es necesaria EH Bildu", ha incidido.

En cualquier caso, la posible abstención de EH Bildu no sería una cuestión "de confianza ni de generosidad" llegado el caso, sino "de valorar la responsabilidad y otras muchas cosas. Deberá decidir si favorece una nuevas elecciones o no".

I-E: "EL ACUERDO CON EL PSN SERÁ LO MÁS PROBABLE"

Izquierda-Ezkerra ha mostrado su "disposición" a apoyar la posible investidura de la socialista María Chivite como presidenta del Gobierno de Navarra, "una vez llegado a un acuerdo de mínimos, de programa de gobierno, que estamos trabajando desde principios de semana".

Junto a sus compañeros de formación Txema Mauleón y Carlos Guzmán, De Simón ha señalado en conferencia de prensa que ha planteado a Hualde la "disposición" de I-E de apoyar al PSN "si llegamos a un acuerdo, que parece que será lo más probable", en las negociaciones ya iniciadas con los socialistas.

Ese "borrador" también se está trabajando en el seno de I-E, cuya portavoz ha avanzado que "incluye elementos importantes que estaban en el acuerdo programático" de la anterior legislatura, relacionados con "la Renta de Inclusión Social o la vivienda", aunque no ha ocultado que "hay algunas cuestiones en las que hay discrepancias, como el TAV", al igual que ha reconocido su exsocio de Podemos Mikel Buil.

"Ahora estamos concentrados y concentradas en ese acuerdo de programa de Gobierno progresista y de izquierdas", que de salir adelante sería previamente consultado entre sus bases antes de ser firmado.

En cuanto al veto del PSN a EH Bildu en estas negociaciones, De Simón se ha mostrado convencida de que "el trabajo político diario se va a normalizar y articular las mayorías suficientes para sacar adelante" las diferentes iniciativas que les unan.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu cierra la puerta a un gobierno de Chivite en Navarra: "Es obvio que no se dan las condiciones"