PREMIUM  ELECCIONES 26-M

Agur, Uxue: Navarra se harta del cuatripartito nacionalista y catapulta a Navarra Suma a la cima

PSN ha conseguido una de las mayores subidas, pero necesitará pactar con NA+ o con Bildu para poder entrar en el Gobierno foral.

Uxue Barkos, presidenta de Navarra, abandonará la presidencia del Gobierno de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.
Uxue Barkos, presidenta de Navarra, abandonará la presidencia del Gobierno de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.  

Navarra cierra una jornada histórica en la que sus ciudadanos han decidido en las urnas entre un gobierno constitucionalista frente a otro de corte nacionalista.

La población navarra ha hablado alto y claro y ha 'desterrado' al cuatripartito del poder, que ha perdido la mayoría que ostentaba tras los pasados comicios.

Al 98% escrutado, Navarra Suma (coalición integrada por UPN, Ciudadanos y PPN) consigue un total de 19 escaños (36,52%) en el Parlamento foral, seguido del Partido Socialista de Navarra, que logra 11 escaños (20,60%).

Geroa Bai se hace con 9 parlamentarios (17,36%) mientras que la formación abertzale de EH Bildu (14,61%) logra un total de 8 escaños.

Por su parte, Podemos sufre uno de las mayores caídas políticas y logra colar en la Cámara foral a dos de sus parlamentarios (4,74%).

Un resultado poco halagüeño que también comparte con Izquierda Ezkerra al lograr, por la mínima, acceder al Parlamento foral con un escaño y el 3% de los votos.

Con estos datos, la llave de los pactos recae en gran medida sobre uno de los grandes triunfadores de la noche.

El PSN ha logrado catapultarse como el segundo partido más votado de Navarra y de su candidata, María Chivite, depende la gobernabilidad del nuevo Ejecutivo foral.

Así, Chivite tendrá que elegir entre dar su apoyo a un gobierno constitucionalista dirigido por Navarra Suma (la fuerza más votada de la Comunidad foral) u otro de carácter nacionalista dirigido por ella misma, pero que tendría que contar irremediablemente con los votos de los abertzales de Bildu.

Un aspecto que la propia Chivite aún parece no tener claro. "No les vamos a dar los votos al señor Esparza y no queremos hablar con Bildu", ha sostenido en su primera intervención tras conocer los resultados y cuya decisión podría llevar a Navarra a unas nuevas elecciones.

NAVARRA 'SÍ' SUMA ESCAÑOS

La suma de UPN, PP y Ciudadanos ha dado a la candidatura encabezada por Esparza 19 escaños en el Parlamento foral. En 2015, UPN logró 15 escaños, el PP obtuvo dos y Ciudadanos no logró representación.

De esta manera, Javier Esparza ha afirmado que "la sociedad navarra ha encomendado a Navarra Suma formar un Gobierno en esta tierra, un Gobierno sin nacionalismo y sin populismo".

"Navarra ha votado un cambio de Gobierno. Escuchando a la sociedad navarra este lunes llamaré a María Chivite para formar un Gobierno constitucionalista en Navarra", ha indicado, para señalar que hay dos opciones de Gobierno en la Comunidad foral: "O hay un Gobierno de Navarra Suma o un Gobierno con una mayoría de nacionalistas".

EL 'DESCALABRO' DE PODEMOS LASTRA AL CUATRIPARTITO

Tanto Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, como Marisa de Simón (I-E) han coincidido en asumir que los resultados de estas elecciones no han sido los esperados por el cuatripartito, que ha perdido la mayoría que hasta ahora ostentaba en Navarra tras pasar de 26 a 20 escaños e imposibilita que Uxue Barkos pueda repetir como presidenta del Gobierno de Navarra.

La abertzale Bakartxo Ruiz (EH Bildu), ha reconocido que los resultados de las elecciones forales "no han sido buenos", mientras Marisa de Simón ha asegurado estar "muy disgustada".

Por su parte, el candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno de Navarra, Mikel Buil, ha afirmado que el balance ha sido "muy malo" y ha considerado que "estas elecciones las ha ganado el PSN".

En el caso de Geroa Bai, la hasta ahora presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha dejado la pelota en el tejado socialista y ha considerado la posibilidad de que María Chivite "dirija un gobierno progresista".

LOS RESULTADOS DE LAS PASADAS ELECCIONES

En las pasadas elecciones forales celebradas en 2015, y que finalmente dieron la presidencia a la marca blanca del PNV en Navarra gracias a los acuerdos entre el cuatripartito, UPN se convirtió en la fuerza más votada con un total de 15 escaños (92.705 votos). Unos datos que, sin embargo no le valieron para acceder al Palacio de Navarra.

En segundo lugar, la formación de Uxue Bakos (Geroa Bai) logró hacerse con un total de 9 escaños (53.497 votos), seguidos de la amalgama abertzale de EH Bildu, que consiguió 8 escaños con sus 48.166 votos.

Por su parte, Podemos irrumpía por primera vez en la Comunidad foral y obtuvo una cuarta posición con sus 7 escaños y un total de 46.207 votos. El Partido Socialista de Navarra se vio relegado al cuarto lugar y logró que siete de sus representantes accedieran al Parlamento de Navarra gracias a 45.164 votos.

Las últimas posiciones correspondieron para el Partido Popular de Navarra e Izquierda Ezkerra, que lograron dos representantes en la Cámara foral cada uno con 13.289 y 12.482 votos respectivamente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Agur, Uxue: Navarra se harta del cuatripartito nacionalista y catapulta a Navarra Suma a la cima