• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:10

 

 
 

POLÍTICA

Ramírez y el sector crítico de EA, suspendidos de militancia durante los próximos 4 años

EA anunció que su Ejecutiva ha aceptado "por unanimidad" la propuesta de resolución presentada por el ponente del expediente sancionador abierto en septiembre de 2021 contra estos militantes.

Maiorga Ramírez se pone la mascarilla después de atender a los medios de comunicación. PABLO LASAOSA
Maiorga Ramírez se pone la mascarilla después de atender a los medios de comunicación. PABLO LASAOSA

Maiorga Ramírez, uno de los dirigentes de denominado sector crítico de EA suspendido de militancia durante cuatro años, ha asegurado que "estamos ante una injusticia y hay dos opciones; la de claudicar o la de rebelarse y, por convicción ética y moral, lo que corresponde es rebelarse", ha apuntado anunciando que recurrirán esa decisión.

En declaraciones a los periodistas antes del pleno del Parlamento, ha sostenido que se enteró por la prensa de la decisión de la Ejecutiva Nacional de EA de suspenderle de militancia junto a Iratxe López de Aberasturi, Mikel Goenaga, Miren Aranoa y Esther Korres y ha cuestionado que la decisión se adoptara por unanimidad.

EA anunció que su Ejecutiva ha aceptado "por unanimidad" la propuesta de resolución presentada por el ponente del expediente sancionador abierto en septiembre de 2021 contra estos militantes, denunciados por dos afiliados por la presunta vulneración de varios preceptos del reglamento del partido.

El parlamentario y secretario segundo de la Mesa del Parlamento de Navarra no cree que la expulsión que afecta directamente a su militancia en EA tenga repercusiones en su situación en la Cámara.

Ramírez es parlamentario por EH Bildu, coalición en la que participan personas afiliadas a partidos y no afiliadas y de la que dependen de los cargos, por lo que, ha explicado que "tendría que ser la coalición la que determinase cualquier decisión al respecto" algo que, ha apuntado, no cree que suceda, por lo que entiende que no va a tener consecuencias ni en la Mesa ni en el funcionamiento del grupo.

Respecto a la decisión de la Ejecutiva, que ha considerado "prácticamente una expulsión", ha asegurado que a día de hoy no tiene constancia de ella por escrito alguno.

Ha denunciado la "perversión del lenguaje" ya que se habla de "unanimidad" cuando la decisión se ha tomado con los votos de cinco personas porque a los tres miembros de ese órgano que han sido expulsados no se les permitió votar, por lo tanto, ha afirmado, "no es una decisión unánime".

Ramírez ha cuestionado el proceso de instrucción a raíz de la sentencia de la Audiencia Provincial de Vitoria en la que se consideraban "vulnerados los derechos fundamentales a la participación democrática" y se ordenaba repetir las primarias y anulaba la "autoproclamción de Eba Blanco". Eso, ha indicado, fue el inicio del expediente disciplinario y a día de hoy no tienen "constancia de la denuncia original ni de los hechos concretos".

En relación con la Ejecutiva de ayer, ha comentado que "no se han leído las alegaciones" lo que es "absolutamente irregular" y va a denunciar internamente y "acudiendo a todos los organismos judiciales" que puedan amparar lo que entiende es "una nueva vulenración de derechos en el seno de EA".

Todo esto sucede en vísperas de un Congreso Nacional, previsto para los días 19 y 20 de febrero y 4 y 5 de marzo, pero que, ha señalado, sin saber porqué "ha desaparecido la fecha del 4 y 5 de marzo", y tras lo que, en relación con la elección del secretario general, ha denunciado que no se les permite tener acceso al censo, a la afiliación no se les ha facilitado el listado de compromisarios con derecho al voto y no se permite acceder a las actas de las asambleas donde han sido elegidos.

A eso ha sumado que los afiliados están recibiendo burofaxes para participar telemáticamente, sin que haya "nada que lo justifique", lo que ha le ha llevado a hablar de "un sinfín de irregularidades".

Como un "pitorreo" ha calificado el que se plantee que su sanción entre en vigor al día siguiente del Congreso para garantizar su "derecho a la participación pero sin derecho a ser elegidos", puesto que sus cargos decaerían con su suspensión.

Por todo ello ha concluido que lo que está sucediendo es "un atropello, es volver a caer en el error que se cayó cuando apartaron mi candidatura de las primarias, es quitarse del medio al adversario político".

Se trata, ha subrayado, de dos formas diferentes de ver a EA dentro de EH Bildu. La actual dirección liderada por Blanco entiende que la función de EA es "disolverse en sus estructuras" y luego están quienes como él opinan que debe "brillar con luz propia", "mantener su personalidad" y articularse en modo de coalición de forma que se evite la "identificación reduccionista con la izquierda abertzale".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ramírez y el sector crítico de EA, suspendidos de militancia durante los próximos 4 años