• lunes, 28 de noviembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Remírez, sin autocrítica: culpa a NA+ y Bildu del fracaso de su Plan de Convivencia

El Gobierno de Navarra acusa a los partidos de no tener "altura de miras" y analiza cuáles son los efectos prácticos del rechazo.

El vicepresidente del Gobierno de Navarra Javier Remírez(i) habla con Adolfo Araiz, de EH Bildu. PABLO LASAOSA
El vicepresidente del Gobierno de Navarra Javier Remírez(i) habla con Adolfo Araiz, de EH Bildu. PABLO LASAOSA

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha lamentado este miércoles que Navarra Suma y EH Bildu no hayan tenido "altura de miras" al rechazar el Plan de Convivencia en el Parlamento foral y ha criticado que en ambas formaciones "han primado más intereses partidistas que el interés general".

En la rueda de prensa tras la sesión del Ejecutivo, Remírez ha señalado que, al ser rechazado el plan en la Cámara con los votos de Na+ y EH Bildu, están viendo ahora en el Gobierno "los efectos prácticos" de dicho rechazo. "Estamos analizando, desde el punto de vista jurídico-administrativo, en qué situación queda el plan de cara a su validez, en cuanto ha salido de un acuerdo de Gobierno, se ha remitido al Parlamento para su aprobación", ha expuesto.

Según ha añadido, "la voluntad política del Gobierno de Navarra, plasmada en su acuerdo programático, es avanzar en la línea que esbozaba ese plan, avanzar en espacios de convivencia, de paz, de libertad, de completa deslegitimación de la violencia; no solo se habla de lo que tiene que ver con el terrorismo de ETA y otras organizaciones terroristas, se abarca mucho más".

Javier Remírez ha considerado una "lástima" lo ocurrido en la Cámara foral y ha rechazado que en Na+ y EH Bildu "han primado intereses partidistas más que el interés general". "Lamentamos que no haya habido altura de miras por parte de Navarra Suma y EH Bildu, que se han unido en rechazar un Plan de Convivencia que reflejaba la demanda de la ciudadanía", ha dicho.

Preguntado por si el rechazo de los dos grupos de la oposición a iniciativas del Gobierno podría producirse en más ocasiones en lo que resta de legislatura, el portavoz ha señalado que "los perjudicados son los ciudadanos de Navarra". "Hoy en día la inmensa mayoría, si no la totalidad de la ciudadanía de Navarra, no entiende la posición que han tenido de unidad Navarra Suma y EH Bildu para rechazar el Plan de Convivencia", ha expuesto.

Según ha continuado, "no es comprensible esa actitud y tendrán que ser ellos los que tienen que responder". "La ciudadanía navarra avanza mayores espacios de convivencia, de libertad, donde generar dinámicas de colaboración entre la pluralidad de nuestra sociedad; también muy importante en la deslegitimación del terrorismo pasado, presente y de cara al futuro".

GEROA BAI

Geroa Bai ha lamentado que el Plan Estratégico de Convivencia de Navarra no fue aprobado este martes en el Parlamento foral debido a "la visión cortoplacista, maximalista y partidista de determinados grupos políticos", y ha reiterado su compromiso de "seguir trabajando e impulsando políticas de convivencia y respeto a los derechos humanos".

En un comunicado, la coalición ha afirmado que "los maximalismos de determinados grupos políticos dejan en evidencia más que nunca la necesidad del trabajo en este ámbito".

"Hemos visto miedo a la derecha en determinados grupos, miedo a hacer frente a su pasado en otros y, en la derecha, terror a que la acción de gobierno siga su avance normalizado mientras ellos están en la oposición. Todo ello nos ha llevado a una situación que desde Geroa Bai lamentamos profundamente", han apuntado.

Además, han considerado que "lo sucedido con el Plan de Convivencia, y que responde a intereses partidarios y no al interés general de la ciudadanía, no nos va a desviar del camino que defendemos, que no es otro que trabajar por el fomento de una cultura de paz, la deslegitimación de la violencia como método de resolución de conflictos, y el respeto a la pluralidad de esta tierra".

Izquierda-Ezkerra

Izquierda-Ezkerra ha lamentado "profundamente" el rechazo este martes en el Parlamento al I Plan Estratégico de Convivencia de Navarra, así como el tratamiento "interesado y tergiversado" de este plan por parte de "algunos grupos parlamentarios" han "impedido su aprobación".

En un comunicado, I-E ha "reconocido y apreciado" el trabajo desarrollado por la dirección general de Paz y Convivencia en la elaboración del plan "en la medida en que su contenido responde a un trabajo colectivo de consenso que aborda la convivencia de manera global y transversal". "En ese sentido, su rechazo en el parlamento no tiene justificación", han criticado.

Según han señalado, Izquierda-Ezkerra "ha apoyado un plan que aborda contextos de mejora de la convivencia respondiendo con medidas concretas", como acciones para "garantizar los derechos humanos, para fomentar la convivencia en la diversidad en nuestra sociedad diversa, y para educar en y para la convivencia". También acciones que "abundan en el rechazo del terrorismo y en el reconocimiento de sus víctimas, en particular las víctimas de ETA, en un marco de apuesta por una memoria crítica e inclusiva y el rechazo una violencia injusta que nunca debió de existir".

A su juicio, el plan "reconoce la necesidad de unas instituciones referentes para la convivencia". La portavoz de Izquierda-Ezkerra en el Parlamento de Navarra, Marisa de Simón, propuso al finalizar el debate "la retirada, por parte de todos los grupos, de las enmiendas a excepción de las aprobadas por unanimidad que el este plan fuera aprobado, lo cual no prosperó".

"Los partidos políticos tenemos una gran responsabilidad en el fomento de la convivencia desde la honestidad y la ética política. La convivencia o se fomenta y se fortalece o se entorpece y se degrada. Se podían haber señalado las discrepancias incluyéndolas en el propio plan", han apuntado.

Las propuestas de IE, presentadas conjuntamente con Podemos, "suponen una mejora del plan en la medida en que incluye los elementos de inclusión y socialización como guías del plan".

Asimismo, las propuestas señalaban al sistema educativo como un "ámbito fundamental para la mejora y la construcción de una convivencia más sólida".

Pese a la no aprobación del citado Plan Estratégico, Izquierda-Ezkerra ha realizado un llamamiento al conjunto de la sociedad navarra a "superar los frentismos propios del pasado para poder trabajar por la normalización y la mejora de la convivencia ciudadana en nuestra comunidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Remírez, sin autocrítica: culpa a NA+ y Bildu del fracaso de su Plan de Convivencia