PREMIUM  POLÍTICA

El Gobierno Barkos reconoce al fin que excluir al Rey del Príncipe de Viana es una decisión política

Para el Gobierno foral, es el premio Príncipe de Viana quién da proyección al Rey, no al revés.

El Rey Felipe VI posa con Uxue Barkos en el Palacio de la Zarzuela. EFE.
El Rey Felipe VI posa con Uxue Barkos en el Palacio de la Zarzuela. EFE.  

La consejera de Cultura, Ana Herrera ha reconocido que la decisión de desvincular a la Casa Real de la entrega del premio Príncipe de Viana es exclusivamente política “como en su día lo fue la de contar para la entrega con la Casa Real”. “La decisión puede ser o no ser compartida, pero tiene el respaldo de la mayoría parlamentaria en nuestra comunidad”, ha asegurado la consejera.

Frente a las acusaciones de que la ausencia de la Casa Real desprestigiaría el premio, la consejera ha afirmado justamente lo contrario, que quitaba protagonismo al premiado. Para justificarlo ha tirado de hemeroteca para reflejar que todas las informaciones en los medios estatales se centraban en la presencia de los Reyes y ha concluido que “visto lo visto, podrá preguntarse si el acto de entrega del Premio Príncipe de Viana ha contribuido a la proyección de quien lo entrega, la Casa Real”.

Por ello, el Gobierno pretende darle toda la importancia al premiado y su obra. “La próxima edición, de la que en esta misma semana se harán públicas las bases, compromete ya a nuestro Departamento en esa tarea de difundir de la mejor forma posible la obra en la que el premiado ha basado su trayectoria”. Es decir, que el año que viene se gastará el dinero del galardón en promocionar la obra, pero en la edición de este año 2016 ni se dará dotación económica ni se trabajará en la promoción de la obra del galardonado.

Este razonamiento de la consejera de Cultura, Ana Herrera, no ha convencido demasiado a los partidos de la oposición. Para Cristina Altuna, de UPN, no entiende “en qué puede molestar la presencia de la Casa Real a la difusión del premiado y su obra”. UPN ve, más bien, que lo que molesta es que el título de Príncipe de Viana lo tenga el Jefe de Estado de España “y no quieran tener ninguna relación con todo lo que huele a español”.

Para Javier García, del Partido Popular, “las explicaciones son poco convincentes” y ha acusado al Gobierno de padecer “españofobia” porque “la repercusión mediática de la presencia de los Reyes sólo la pone en duda este Gobierno”. Y ha recordado que “todas las comunidades pretenden abrir sus fronteras a nivel nacional o internacional cuando nosotros hacemos lo contrario”.

Respecto al Homenaje a los Reyes de Navarra, el Ejecutivo pretende “recuperar el carácter popular que tenía, con una fiesta que se celebraba el último domingo de junio”. De la perdida de este carácter popular, la consejera también culpa al Rey “y había que ajustar el calendario a la agenda de la Casa Real”.

Eso sí, tendrá un carácter exclusivamente civil. “Sí se ha acordado en todo caso diferencia la celebración previa de una eucaristía que organizaría el Monasterio del homenaje que tendría un carácter civil ante el panteón regio”, ha anunciado la consejera. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno Barkos reconoce al fin que excluir al Rey del Príncipe de Viana es una decisión política