PREMIUM  POLÍTICA

Rivera se defiende del PSOE, que le acusa de orquestar un "acto de odio" en Alsasua: "Sánchez condena la democracia"

La ministra Margarita Robles y el ministro Grande-Marlaska han tachado de "finalidad partidista" el acto convocado por una plataforma de Ciudadanos.

Visita de Albert Rivera a Alsasua. MIGUEL OSÉS.
Visita de Albert Rivera a Alsasua. MIGUEL OSÉS.  

Varios ministros del Gobierno socialista de Pedro Sánchez se han pronunciado sobre los altercados ocurridos este pasado domingo en la localidad navarra de Alsasua durante la celebración del acto organizado por Ciudadanos y al que acudieron distintos líderes políticos, entre ellos el propio Albert Rivera.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha manifestado que no es "aceptable que un partido político quiera utilizar a la Guardia Civil para romper la convivencia" organizando actos que se supone son de homenaje, pero se convierten en "actos de crispación".

"El acto tenía una finalidad claramente partidista, uno sabe a lo que va y lo que busca", ha dicho Robles, para quien si Ciudadanos "de verdad pensara en la Guardia Civil, no haría estos actos".

También ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado la acción de los "energúmenos" y "salvajes" que atacaron con piedras a personas que se concentraron en Alsasua (Navarra) en apoyo a la Guardia Civil y la españolidad pero ha pedido evitar actos que puedan generar "crispación".

"Lo que es claro y es concreto es que todo el mundo tenía el derecho de ir a manifestarse a Alsasua si así lo entendía conveniente pero lo que no se puede obviar es que había una alta probabilidad de que los incidentes que finalmente acontecieron surgieran", ha comentado Grande-Marlaska.

En ese contexto entiende que "de una forma tranquila quizá para defender a la Guardia Civil y la españolidad de Alsasua y de Navarra se pueden plantear acciones que no conlleven o no determinen la posibilidad de crispación o de incidentes".

El ministro cree que "se podía haber realizado la misma defensa de la Guardia Civil y de la españolidad de Alsasua y de Navarra en otro formato que incluso no hubiera puesto ante ese contexto a la propia Guardia Civil y a la Policía Foral".

No obstante ha aclarado: "Eso no quiere decir que no podamos defender nuestra forma de pensar en Alsasua, en Navarra, en el Gohierri guipuzcoano y en cualquier sitio, pero hay que tener cuidado en el contexto y en cómo defendemos realmente nuestras creencias, nuestros pensamientos y nuestra ideología".

"Recordando todo lo que se sufrió en España y dentro de España en Euskadi como consecuencia del terrorismo de ETA recordemos acciones y actuaciones de movimientos como Gesto por la Paz, y hay formas de luchar por la democracia, por los derechos y la libertades de todos que creo que es más difícil que conduzcan a la crispación", ha insistido.

En todo caso ha querido dejar claro que "la gente violenta y agresiva no es socia del Gobierno" y ha criticado "a esos bárbaros que se dedicaron a lanzar piedras y que recibieron de esa forma a determinadas personas que estaban ejercitando el derecho de asociación".

Grande-Marlaska ha confirmado que "la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía permanecerán en Navarra cumpliendo las funciones que tienen encomendadas por la Constitución que es también cooperar y coordinarse con la Policía foral para el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden público".

Unas críticas que también han llegado por parte del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, que ha acusado  al presidente de Cs de echar gasolina a los conflictos, ya sea en Navarra o Cataluña, "buscando un puñado de votos", y ha defendido la apuesta de la formación morada por bajar la tensión y trabajar por el diálogo.

Según Echenique, es una "grave irresponsabilidad" que un líder político que aspira a ser presidente "vaya con un bidón de gasolina" a Navarra y Cataluña para "enrarecer el ambiente político" y buscar la confrontación de unos españoles contra otros.

Preguntado sobre la solidaridad de Podemos con los familiares de los jóvenes que se encuentran en prisión preventiva por la agresión a varios guardias civiles de Alsasua, a quienes invitó al Congreso, Echenique ha marcado diferencias y ha defendido la posición de su partido.

PP: "ACUDIMOS A ALSASUA PARA DEFENDER LA ESPAÑA CONSTITUCIONAL"

Frente a las numerosas críticas de diferentes partidos políticos e incluso miembro del Ejecutivo central, la senadora navarra del PP, Cristina Sanz, ha afirmado que ella y sus compañeros fuer "a defender la España constitucional, la libertad y a la Guardia Civil", no para "agitar el odio".

Además, ha reivindicado que los populares acudieron "a cara descubierta" como lo han hecho en otras ocasiones y "lo haremos las veces que haga falta".

"El PSOE es libre de no haber venido pero no tiene ningún derecho a criticar y a acusarnos a los que sí lo hicimos", ha aseverado, y subrayado que las palabras de los socialistas son "un ejemplo más del peaje que el señor Sánchez tiene que pagar por ocupar la Moncloa a sus socios nacionalistas, independentistas y batasunos"

En esta misma línea también se ha situado el propio Albert Rivera (Ciudadanos) y organizador del acto que este domingo se celebró en Alsasua.

Así, Rivera ha cargado contra el Gobierno de Pedro Sánchez y el PSOE por "condenar la democracia y no la violencia" y ha exigido el cese del portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, por decir que fueron allí a "agitar el odio".

Ha lamentado igualmente las palabras de los ministros de Interior y Defensa, Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles, a quienes por sus comentarios -ha señalado- parece que ven normal "que el carnicero de Mondragón campe a sus anchas por Alsasua" y, sin embargo, el filósofo Fernando Savater, amenazado por ETA, o Beatriz Sánchez, víctima del terrorismo, no puedan defender un acto constitucional.

El líder de Cs ha explicado que fueron a Alsasua a defender la libertad, la Constitución y a homenajear a la Guardia Civil. "Sabíamos perfectamente a lo que íbamos, lo que no sabíamos es que el Gobierno en lugar de defender a los constitucionalistas iba a estar agrediendo a los constitucionalistas".

A este Ejecutivo, ha insistido, "le molesta Savater, Beatriz, la AVT y Cs, pero no el carnicero de Mondragón y sus cachorros".

Este "silencio atronador" que ha mantenido el PSOE inhabilita a Sánchez a estar del lado del constitucionalismo, ha recalcado Rivera.

Definitivamente, "Sánchez ha abandonado el constitucionalismo", ha dicho Rivera al asegurar que ahora es el "socio" de los que quieren liquidar España y de los que "no quieren que haya libertad" de movimientos para visitar cualquier lugar del territorio español.

A partir de ahora, ha ironizado, parece que habrá que enviar una carta "a Otegi, Torra y Sánchez" para pedirles autorización cuando Cs quiera acudir a un municipio, pero ha dejado claro que eso no va a suceder y que "no van a pedir permiso" para desplazarse por el territorio nacional. 

CRÍTICAS A COVITE: "HABÍA QUE ESTAR EN ALSASUA"

Por su parte, Dignidad y Justicia (DyJ) ha agradecido la celebración de la manifestación en Alsasua (Navarra) en defensa de la Guardia Civil a la que acudieron Ciudadanos, PP y VOX, y ha mostrado su decepción por la ausencia de Covite y el PSOE, "que prefiere apoyar a Bildu-ETA por investir al Gobierno".

En un comunicado, esta asociación de víctimas expresa su agradecimiento al acto convocado ayer en Alsasua por la plataforma España Ciudadana para defender a la Guardia Civil, así como a los agentes y sus familiares que fueron agredidos hace dos años. 

Un acto que tuvo su respuesta con otra manifestación contraria y "violenta", según DyJ, pues terminó con el lanzamiento de piedras por parte de algunas personas -entre quienes estaba el expreso de ETA Jesús María Zabarte, conocido como el "carnicero de Mondragón"- hacia los organizadores del acto.

Por estos sucesos violentos, la asociación denuncia la "bajeza" de las "inapropiadas" declaraciones del portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, quien llegó a acusar a los organizadores del acto en defensa de la Guardia Civil de "provocar la confrontación y el conflicto".

"Este Gobierno prefiere apoyar a los que le votaron (Bildu-ETA)", dice DyJ, sorprendido por las declaraciones del dirigente del PP guipuzcoano Borja Semper, quien se ha desmarcado del PP vasco.

La asociación presidida por Daniel Portero considera que en Alsasua "había que estar" y deja claro que "no se trataba de un acto político".

Además, Dignidad y Justicia muestra su decepción por la asociación Covite, que aseguró que no era el momento de manifestarse en Alsasua.

"Las víctimas del terrorismo debemos estar unidas y no cada una haciendo la guerra de guerrillas. En estos casos, todos a una, contra los terroristas y sus cómplices", asegura.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Rivera se defiende del PSOE, que le acusa de orquestar un "acto de odio" en Alsasua: "Sánchez condena la democracia"