PREMIUM  POLÍTICA

Ratifican que las estimaciones de Davalor no eran "realistas" aunque el consejo de Sodena es "soberano"

Dos técnicas de Sodena han comparecido en la comisión de investigación del Parlamento foral.

María Victoria Iriarte y María Eugenia Lecumberri comparecen en la Comisión de Investigación sobre las actuaciones desarrolladas por la empresa pública Sodena. IÑIGO ALZUGARAY
María Victoria Iriarte y María Eugenia Lecumberri comparecen en la Comisión de Investigación sobre las actuaciones desarrolladas por la empresa pública Sodena. IÑIGO ALZUGARAY  

Dos responsables técnicas de Sodena han ratificado este lunes un informe que elaboraron en el año 2015 en el que se recogía que las estimaciones que realizaba la compañía Davalor Salud "no eran realistas", si bien han expuesto que "no es la primera vez" que el Consejo de Administración de Sodena toma una decisión, en este caso la concesión de un préstamo participativo a Davalor, "sin suscribir al cien por cien lo que los informes técnicos digan".

Estas técnicas, María Victoria Iriarte y María Eugenia Lecumberri, que han comparecido en la comisión de investigación del Parlamento foral sobre inversiones fallidas de Sodena, participaron en la elaboración del informe después de que Davalor Salud acudiera en la primavera de 2015 a la sociedad pública para pedir apoyo de 4 millones para su proyecto.

En el informe en el que analizaban las características del proyecto, que presentaron al Consejo de Administración de Sodena, recogían entre otras conclusiones que la situación por la que atravesaba Davalor Salud era "crítica", con una deuda superior a los 4,6 millones de euros, de los que el 78,7% era deuda vencida y exigible, y dificultaba "la continuidad del proyecto".

Además, el informe recogía que las necesidades cuantificadas por la compañía eran de 6 millones de euros, pero, en realidad, en opinión de los técnicos de Sodena las necesidades ascenderían a 15 o 17 millones de euros.

No obstante, sí han señalado que Davalor encajaba dentro de lo que podía ser "un proyecto invertible o apoyable" por Sodena.

Además, han asegurado que si la máquina diseñada por la compañía "hubiera tenido aceptación comercial, habría tenido un éxito muy importante".

En este contexto, el 23 de junio de 2015 el Consejo de Administración de Sodena adoptó un acuerdo en el que valoraba "positivamente" el proyecto, pero pedía que Davalor Salud justificara el cierre de 11 millones de euros proveniente de otros inversores y "la actualización de su plan de negocio con unas hipótesis razonables".

Así, las técnicas comunicaron esta decisión a la empresa y se inició un seguimiento para conocer si Davalor Salud atendía a estos puntos que le exigía Sodena.

El parlamentario de UPN Juan Luis Sánchez de Muniain ha afirmado que tras esta decisión del Consejo llega el cambio de Gobierno en Navarra y se produce una situación de "excepcionalidad absoluta" dado que son cesados todos los consejeros de Sodena y se convoca un nuevo Consejo para el 17 de septiembre de 2015 "sólo con tres consejeros nombrados".

En ese Consejo, Sodena decide apoyar financieramente con 1 millón de euros el proyecto de Davalor Salud y se realizan nuevas aportaciones en 2016 y 2017.

María Eugenia Lecumberri ha señalado que ella no tuvo conocimiento de que se fuese a celebrar este Consejo de Administración en el que se fuese a tratar el tema de Davalor, pero ha precisado que es algo que ha podido ocurrir también en otros momentos y se han podido dar situaciones similares.

Sí ha señalado que "no nos pidieron un informe adicional" al que ya habían elaborado y la decisión se tomó con otros informes técnicos elaborados por el propio departamento de Desarrollo Económico.

Lecumberri ha destacado que ella no puede opinar sobre las decisiones del Consejo de Administración.

"Yo no estaría haciendo bien mi trabajo si cuestiono una decisión del Consejo de Administración de Sodena o del Gobierno de Navarra. Los análisis técnicos no tienen indicaciones, tiene un análisis de riesgos y en función de eso el Consejo es soberano para decidir si apoya o no apoya la inversión", ha subrayado.

Además, ha señalado que "no es la primera vez" que el Consejo de Administración de Sodena decide hacer una operación "sin suscribir al cien por cien lo que los informes técnicos digan".

Una vez que Sodena decidió conceder un préstamo participativo, el equipo técnico fue realizando informes de seguimiento y planteaba distintas medidas que sirvieran para acotar los riesgos de las nuevas aportaciones que realizaba la sociedad pública.

Sobre la posibilidad de que Sodena recupere lo invertido ante la situación de proceso concursal de Davalor Salud, Lecumberri ha considerado "remotas" las posibilidades de cobro.

"En un proceso concursal las posibilidades son remotas en general", ha indicado.

Al inicio de su comparecencia, María Victoria Iriarte y María Eugenia Lecumberri han mostrado su "sorpresa" por tener que comparecer en la comisión de investigación ya que nunca han ostentado responsabilidades políticas y las cuestiones técnicas del proyecto ya fueron analizadas por la Cámara de Comptos.

En todo caso, han mostrado su disposición a colaborar con las labores de la comisión de investigación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ratifican que las estimaciones de Davalor no eran "realistas" aunque el consejo de Sodena es "soberano"