POLÍTICA

"Una castaña de ley": oposición y sindicatos critican el mapa local que Bildu está a punto de aprobar

El Gobierno de Uxue Barkos se ha asegurado el apoyo de Orain Bai, necesario para sacar adelante la polémica reforma que afecta a las administraciones locales.

Miembros del cuatripartito reunidos antes del inicio de un pleno en el Parlamento de Navarra. Archivo / EFE
Miembros del cuatripartito reunidos antes del inicio de un pleno en el Parlamento de Navarra. Archivo / EFE  

El cuatripartito ha consumado este miércoles los apoyos necesarios para sacar adelante la controvertida reforma del mapa local de Navarra que presumiblemente se aprobará en el próximo Pleno del Parlamento foral, a pesar de las críticas de la oposición y gran parte del movimiento sindical.

El Gobierno de Barkos se ha asegurado ya el apoyo de Orain Bai a la propuesta liderada por Bildu. Por contra, desde la oposición han tachado la reforma de la ley como una "batasunización" de la Comunidad, según ha sostenido el PP, y como una "castaña", tal y como ha llegado a asegurar el PSN.

Por un lado, UPN ha asegurado que "la ley del mapa local que pretende aprobar el cuatripartito no va a resolver los problemas de los ciudadanos ni los de las entidades locales".

La parlamentaria Mari Carmen Segura ha asegurado que la reforma "tan solo busca dar a Bildu el control de la administración local de Navarra, para lo que ha propuesto la creación de las comarcas y las subcomarcas como mejor le convienen para conseguir ese objetivo".

Asimismo,la regionalista ha trasladado su "preocupación por la situación laboral en la que va a quedar buena parte de los actuales trabajadores" y ha llegado a asegurar que se trata de un "ERE encubierto".

PSN HABLA DE "ENGAÑO MASIVO DE BILDU"

l secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha criticado duramente este miércoles la reforma del mapa local que este jueves votará el pleno del Parlamento de Navarra y ha advertido de que, si llega a aprobarse según lo previsto por el cuatripartito, supondrá una "involución del mapa local" de la Comunidad foral.

"Es un engaño masivo de Bildu para su contrarreforma nacional, es una forma más que tiene Bildu de intentar coger poder institucional para contraponerlo al Gobierno cuando lo pierdan. Es una manera de Bildu de hacer su construcción nacional, euskaldunizando o intentando euskaldunizar determinadas entidades locales de Navarra", ha sostenido en rueda de prensa Ramón Alzórriz, que ha señalado que ésta es "una castaña de ley indescriptible, los jeroglíficos egipcios son más fáciles de descifrar que esta ley".

Según el dirigente socialista, la formación de las nuevas comarcas que se prevé en la reforma del mapa local se ha hecho teniendo en cuenta "los municipios y concejos que están gobernados por EH Bildu", de forma que esta coalición controlaría en el futuro también las comarcas.

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ofrece una rueda de prensa sobre la reforma del mapa local. MIGUEL OSÉS

Así, Ramón Alzórriz ha advertido de que hay "una sumisión de la izquierda hacia Bildu con una ley que empeora y recorta servicios básicos". "Es una involución del mapa local de Navarra. Lo que se había ido ganando durante mucho tiempo, mejorando servicios por ejemplo con las Mancomunidades, ahora mismo se está involucionando y se está tirando por tierra", ha criticado.

Continuando en esta línea, el dirigente del PSN ha afirmado que "es una ley de puertas falsas que deja en el aire todo, deja en el aire las competencias y la financiación, y mienten a los trabajadores, que van a ir a la calle". "Que lo tengan claro, los trabajadores van a ir a la calle por esta reforma de Bildu", ha asegurado.

Del mismo modo, ha criticado que la ley no tiene "consenso" y "deja fuera a dos de los tres partidos que más implantación municipal tienen en Navarra", recordando así que UPN y PSN rechazan esta reforma.

LA PRESIÓN DE BILDU AL RESTO DE PARTIDOS

En este sentido, ha explicado que la pasada legislatura se descartó aprobar en el Parlamento una reforma del mapa local cuando existía una mayoría de 33 de los 50 parlamentarios forales porque "el PSN entendía que una reforma de este calado necesita el consenso del conjunto de los partidos políticos y de la sociedad navarra".

Así, ha asegurado que si el PSN llega al Gobierno derogará esta ley, en caso de que este jueves sea aprobada. No obstante, antes de la votación, ha hecho "un llamamiento a la izquierda de este Parlamento para que se oponga a esta ley".

Por el momento, la ley tiene garantizado el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu, Izquierda-Ezkerra y los tres parlamentarios de Podemos. Para que saliera adelante, sería necesario que los cuatro parlamentarios de Orain Bai la apoyaran, por lo que algunas de las fuerzas del cuatripartito han pedido a Orain Bai a lo largo de los últimos días que apoye esta ley.

Ramón Alzórriz ha señalado que "Bildu está presionando y sabemos todos cómo funciona Bildu y la manera de presionar que tiene Bildu, la que ha tenido toda la vida, amenazando, como ha hecho con Orain Bai o con Podemos".

"No sabemos lo que habrá acordado con Podemos para que desde Madrid Eduardo Santos -secretario general del partido en Navarra y diputado en el Congreso- diga lo que tiene que votar Podemos en Navarra", ha indicado, para esperar que "la izquierda sea consciente de las necesidades y no dé su voto favorable a esta ley".

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, en rueda de prensa tras la sesión semanal del Ejecutivo. ARCHIVO

EL CUATRIPARTITO CONFÍA EN EL VOTO DE ORAIN BAI

De momento la portavoz del Gobierno cuatripartito de Navarra, María Solana, ha esperado que los cuatro parlamentarios de Orain Bai voten este jueves en el pleno del Parlamento foral a favor de la reforma del mapa local.

Solana ha considerado que se trata de un proyecto "necesario para que Navarra pueda avanzar" y que "tiene parte también de Orain Bai, que ha participado y ha propuesto" en el proceso.

Por su parte, la asamblea de Orain Bai ha decidido por el momento apoyar el nuevo mapa local de Navarra "aun con todas sus carencias", y apela a la responsabilidad de sus cuatro parlamentarios porque abstenerse o votar en contra sería "una grave irresponsabilidad política con consecuencias nefastas".

Se trata, dice la asamblea en un comunicado, de "un apoyo crítico" al proyecto de ley que parte de la premisa de que la reorganización de los servicios locales, la reconfiguración del mapa local y la adecuada financiación de las entidades "es una demanda social y vecinal generalizada" recogida en el acuerdo programático.

La portavoz del Gobierno del cuatripartito ha insistido, en la rueda de prensa posterior a la sesión semanal del Ejecutivo, que "lo que plantea el proyecto de ley es necesario para que Navarra pueda avanzar; es una ley transformadora, que se ha trabajado desde la participación, la transparencia y el rigor máximo".

Por ello Solana ha insistido en que cuenta con el apoyo de la Federación Navarra de Municipios y Concejos y un informe favorable del Consejo de Navarra". De hecho, sobre las críticas del socialista Alzórriz asegurando que el proyecto de ley es una "castaña", Solana se ha limitado a afirmar que "tenemos antecedentes y otros ejemplos de propuestas que tuvieron muy poco recorrido como la que el PSN hizo en su día".

El parlamentario del PPN, Javier García, durante una rueda de prensa en la sede local del partido. ARCHIVO

EL PPN ADVIERTE DE LA 'BATASUNIZACIÓN' DE NAVARRA

Además de las críticas socialistas, el PPN ha lamentado que el pleno del Parlamento de este jueves pueda aprobar "por la mínima, con suspense e imponiendo el rodillo del cuatripartito" una reforma "nefasta" del mapa local.

En opinión de lospopulares, "solo interesa y satisface a EH Bildu, y supone la traca final del proceso de batasunización que sufrimos durante toda esta legislatura". En un comunicado, el parlamentario Javier García ha criticado que esta reforma "da poder al Gobierno para imponer el euskera saltándose la zonificación lingüística".

Asimismo, el PPN recuerda que la reforma "recorta autonomía y competencia a los municipios para otorgárselo a las comarcas que hoy día controla Bildu y, para colmo, no aborda los problemas de financiación que tanto preocupan a los entes locales para poder atender mejor a la ciudadanía".

García afirma, además, que "EH Bildu trata de trampear el mapa político municipal y conseguir con esta ley el poder en los consistorios que le negó la ciudadanía". "Es una trampa de ley que quiere vaciar de poder a quienes no son suyos para ponerlos bajo su control", ha aseverado.

Protesta de ELA junto al Parlamento de Navarra por la próxima aprobación de la reforma del mapa local de Navarra. ELA

ELA EXIGE QUE SE GARANTICE EL EMPLEO

Más allá de las críticas políticas, el sindicato ELA ha exigido a los partidos políticos que incorporen enmiendas al proyecto de ley de reforma del mapa local orientadas a que "garanticen el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales, reduzcan la tasa de temporalidad y apuesten por unos servicios públicos de calidad".

El sindicato, que se ha concentrado frente a las puertas del Parlamento foral, ha considerado que el texto final de la ley debe contemplar que "las entidades locales no podrán rescindir contratos de personas que en la fecha de entrada en vigor de esta ley estén vigentes aludiendo a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción".

Asimismo, ha opinado que la nueva ley "debe aprovechar para la consolidación del empleo en la Administración Local con el objetivo de reducir la alta tasa de temporalidad" y que se garantice en el texto que la reforma "no suponga un empeoramiento de las condiciones de trabajo".

Por otro lado, ELA ha considerado "una mala noticia el hecho de que LAB se haya mostrado favorable al proyecto de ley una semana antes de su votación en el Parlamento, y cuando todavía hay opciones reales de incorporar enmiendas al texto final".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Una castaña de ley": oposición y sindicatos critican el mapa local que Bildu está a punto de aprobar