PREMIUM  POLÍTICA

El primer pago de Chivite: la alcaldesa de Huarte dimite para ser directora general y entregar el mando a Bildu

Este hecho sería una cortina de humo para regalar la Alcaldía del municipio a Bildu, ya que fue una de las condiciones de los abertzales para la abstención. 

La alcaldesa de Huarte que dimitirá para ser directora general, Amparo López. NAVARRA.COM
La alcaldesa de Huarte que dimitirá para ser directora general, Amparo López. NAVARRA.COM  

La alcaldesa de Huarte, Amparo López (PSN) ha decidido dimitir de su cargo y abandonar el consistorio como concejal a poco menos de dos meses de la investidura. López será nombrada próximamente nueva directora general de Interior del Gobierno de Navarra.

Huarte vuelve así a la casilla de salida después de que el pasado 15 de junio, por sorpresa, y con tan sólo un concejal, Amparo López fuera elegida como alcaldesa con los votos de los independientes de GIH y de Navarra Suma, frente a EH Bildu, con el portavoz Alfredo Arruiz como lista más votada.

El lunes se ha convocado un pleno extraordinario con dos puntos en el orden del día, el primero en el que López nombra a Iñaki Crespo, del GIH como primer teniente de alcalde, y el segundo con su propia dimisión. Así pues, Iñaki Crespo será el alcalde en funciones y encargado de convocar el pleno en el que se elegirá al nuevo alcalde de Huarte. A Amparo López le sustituirá como concejal del PSN el siguiente en la lista, Manuel Sánchez

EL PAGO DE CHIVITE A EH BILDU

Desde el primer momento en el que EH Bildu anunció su abstención, Navarra Suma advertía de que los abertzales pedirían algo a cambio: "No olvidéis que presidiréis Navarra por nosotros", decía Bakartxo Ruiz. "Cualquier iniciativa" que se quiera sacar adelante "se tendrá que hablar y negociar, y va a ser necesario llegar a acuerdos", añadió la portavoz de Bildu.

Bildu habría advertido de cuáles eran las condiciones para su abstención, según la coalición Navarra Suma, las alcaldías de los municipios navarros de Huarte y Sartaguda, basándose en un reclamo que ya realizó Bakartxo Ruiz en la sesión de investidura de Chivite: "¿Están ustedes dispuestos a dejar la alcaldía que ostentan en Huarte y Sartaguda, por ejemplo, en manos de quienes sí han tenido un respaldo importante por parte de la ciudadanía?”.

El comienzo de la estrategia de Chivite para saldar su deuda con EH Bildu sería esta dimisión de la alcaldesa Ámparo López, que con la excusa de dimitir para convertirse en directora general, pasaría a dejar la alcaldía en manos de los abertzales, que contarían con el apoyo del PSN en una futura investidura del alcalde de Huarte. 

En Huarte, municipio navarro de apenas 7.000 habitantes, Amparo López (PSN) fue investida alcaldesa con los votos de Navarra Suma y el Grupo Independiente de Huarte (GIH), pese a que los socialistas sacaron una sola concejal. Bildu, con cinco ediles, perdió la Alcaldía del municipio. Ahora, podrían recuperar Huarte y Sartaguda como recompensa por su abstención en la investidura de Chivite.

NAVARRA SUMA LO PREDIJO

La alcaldesa pasaría a formar parte de la dirección general del Gobierno de Navarra y el PSN "en vez de postular a una nueva persona, renunciaría a presentar a su representante socialista en el consistorio como candidato a nuevo alcalde, facilitando el acceso de Bildu a la alcaldía de la localidad", denuncian desde Navarra Suma.

Así, la coalición sospecha que “la operación pasaría por que la actual alcaldesa dimitiera al pasar a desempeñar un alto cargo en el Gobierno de PSN y nacionalistas y, a continuación, el PSN renunciaría a presentar a su representante socialista en el consistorio como candidato en la elección de nuevo alcalde, facilitando el acceso de Bildu a la alcaldía de la localidad”. 

Navarra Suma afirmaba hace unos días que “este vergonzoso apaño evidenciaría que el PSN comienza a pagar desde el primer día el precio que la izquierda abertzale le impone por haberle hecho presidenta”, lo que finalmente ha acabado sucediendo. “Confirmaría también que Chivite va a ser una marioneta en manos del nacionalismo”, agregaban.

Finalmente, Navarra Suma advertía de que “quienes de verdad costearían este comportamiento incomprensible de PSN serían los vecinos de Huarte, que tendrían que soportar otros cuatro años de gobierno sectario de la izquierda abertzale en la localidad, cuando el nacionalismo y el independentismo vasco no tienen mayoría”.

¿SERÁ SARTAGUDA LA SEGUNDA MONEDA?

Bildu fue el partido más votado de esos dos municipios en las elecciones del pasado mes de mayo. Sin embargo, los socialistas lograron hacerse con las alcaldías gracias al apoyo del Gurpo Independiente de Huarte, en el caso de Huarte, y de Navarra Suma, en el caso de Sartaguda

En Sartaguda, de apenas 1.300 habitantes, José Ignacio Eguizábal (PSN) consiguió la alcaldía con el apoyo de los tres ediles de Navarra Suma, que dieron su voto al grupo socialista, con dos ediles. EH Bildu se quedó fuera de la alcaldía pese a ser la lista más votada, con cuatro concejales. "Lo hicimos para evitar una alcaldía de Bildu" decían desde Navarra Suma.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El primer pago de Chivite: la alcaldesa de Huarte dimite para ser directora general y entregar el mando a Bildu