• jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 22:23
 
 

POLÍTICA

Primer año del Gobierno Barkos: UPN lo resume en "nacionalismo, imposición y revancha"

Esparza ha remarcado que el Ejecutivo está sustentado por cuatro fuerzas a las que les une luchar contra UPN.

GRA066. PAMPLONA, 28/05/2016.- El presidente de UPN, Javier Esparza, durante la rueda de prensa en la que ha realizado un balance del primer año de legislatura del Ejecutivo presidido por Uxue Barkos, y ha manifestado que se ha caracterizado por el "nacionalismo, la imposición y la revancha". EFE/Iván Aguinaga
GRA066. PAMPLONA, 28/05/2016.- El presidente de UPN, Javier Esparza, durante la rueda de prensa en la que ha realizado un balance del primer año de legislatura del Ejecutivo presidido por Uxue Barkos, y ha manifestado que se ha caracterizado por el

El presidente de UPN, Javier Esparza, considera que la actividad del Gobierno de Navarra en su primer año de legislatura se ha caracterizado por el "nacionalismo, la imposición y la revancha".

Esparza ha hecho balance del primer año de legislatura del Ejecutivo presidido por Uxue Barkos en una rueda de prensa en la que ha sostenido que desde el punto de vista "moral" ese Gobierno tiene "muchas carencias", no ha cumplido sus promesas electorales y está haciendo cosas que antes criticaba.

"El Gobierno que no está dando estabilidad, da inestabilidad", ha aseverado Esparza, quien ha añadido que se ha instalado en "el sectarismo, con una presidenta que gobierna solo para los suyos".

El presidente de UPN ha remarcado que el Ejecutivo está sustentado por cuatro fuerzas a las que les une luchar contra UPN y a partir de ahí comienzan las discrepancias.

En este primer año, en su opinión, han dejado "meridianamente claro" que su objetivo prioritario es el nacionalismo, si bien, ha reconocido que Podemos e I-E en ocasiones se ponen de perfil.

Tras subrayar la apuesta del Ejecutivo por la "euskaldunización en vena", ha comentado que la presidenta "dice mucho con sus decisiones y gestos" y así no va al día de la Hispanidad, le "chirría el himno de España" y no invita a los Reyes a la entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura.

En este año, ha añadido, se han podido ver "cacicadas de este Gobierno, menos empleo y menos derechos", un retroceso desde punto de vista económico y una ralentización del crecimiento, que ha justificado aportando datos que reflejan que Navarra crece menos que España.

Esparza ha repasado la evolución de la tasa de desempleo o las exportaciones, así como la reforma fiscal aprobada por el Gobierno foral para concluir que los datos económicos "no auguran nada bueno"

Desde el punto de vista impositivo ha exigido la "modificación inmediata" en lo que afecta a la exención de las empresas familiares, tras lo que ha asegurado que resulta "sorprendente" e "impresentable" que la presidenta diga que los navarros no están pagando más impuestos que el resto de españoles.

Esparza ha denunciado la paralización de infraestructuras que generan desarrollo y competitividad y en este sentido ha aludido al Canal de Navarra, el tren de altas prestaciones o la empresa Magna, a lo que ha sumado el proyecto de Aroztegia, que no está paralizado pero que EH Bildu "está poniendo en cuestión".

Ha cuestionado también la actuación el Ejecutivo en materia de educación, con decisiones que están resultando una "pesadilla" para miles de familias por cuestiones como el PAI, pero también para profesionales como la OPE.

Al mismo tiempo ha criticado que se extienda el modelo D argumentando que no se atiende una demanda y se matriculan 40 niños o que se nombrara y posteriormente rectificará el nombramiento de un exmiembro de ETA al frente de un área. Aunque en el Parlamento no ha prosperado la reprobación del consejero, éste si está reprobado por la sociedad, según Esparza.

Igualmente ha sido crítico con las medidas adoptadas en salud con listas de espera "maquilladas", que pese a todo siguen creciendo, la paralización del IDISNA, las urgencias en Tudela o el convenio con la Clínica Universidad de Navarra "suprimido por una decisión política y sectaria".

Esparza ha hecho hincapié en que las cuatro fuerzas que sustentan al Gobierno no están cumpliendo sus promesas electorales, como la devolución de la paga extra y ha remarcado que mintieron cuando hicieron una fotografía de Navarra para cuestionar al Ejecutivo de UPN y cuando hablaron de la situación de las cuentas públicas.

"Ya nadie habla de las comidas del complejo hospitalario, ni del Circuito de los Arcos", ha añadido Esparza, quien ha opinado que se ha rebajado el nivel de exigencia en relación con lo que exigían a UPN


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Primer año del Gobierno Barkos: UPN lo resume en "nacionalismo, imposición y revancha"