• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:46

 

 
 

POLÍTICA

Chivite aprueba los Presupuestos con el apoyo de los abertzales radicales y ninguneando a NA+

"No escuchan a la sociedad navarra, escuchan a EH Bildu, a la izquierda abertzale, con la que tenían pactado ya un acuerdo gracias al cual ocupa el sillón", ha expuesto el regionalista de Navarra Suma.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (c) habla con la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos (i), junto a Ainhoa Aznarez (2ª i), Mikel Buil (c) y Ramón Alzorriz (d), durante el pleno del parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (c) habla con la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos (i), junto a Ainhoa Aznarez (2ª i), Mikel Buil (c) y Ramón Alzorriz (d), durante el pleno del parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este miércoles los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2021, que ascienden a 4.870,5 millones de euros, con un incremento de 224,8 millones de euros en el gasto no financiero.

El Gobierno foral ha hecho valer su acuerdo presupuestario con EH Bildu para aprobar por segundo año consecutivo las cuentas. En la votación definitiva este jueves han respaldado el proyecto de Presupuestos los grupos de PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, mientras que EH Bildu se ha abstenido y Navarra Suma ha votado en contra.

Durante el debate en pleno, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha pedido a la presidenta del Gobierno, María Chivite, que "salga a la calle y escuche a todas las personas y colectivos que han dejado atrás, a todas esas personas y colectivos que van a seguir dejando atrás con estos Presupuestos". "No escuchan a la sociedad navarra, escuchan a EH Bildu, a la izquierda abertzale, con la que tenían pactado ya un acuerdo gracias al cual ocupa el sillón en el que está sentada, le ha dado igual el coronavirus, la crisis sanitaria, económica o social, tenía que mantener el acuerdo con EH Bildu y así ha sido", ha criticado.

Esparza ha afirmado que el Gobierno ha pasado "por encima de lo que hiciera falta, por encima de los principios y valores de miles de socialistas a los que ya no representa, por encima de su promesa para defender el régimen foral, porque está haciendo más fuerte a aquellos que quieren que Navarra sea una república vasca". Además, ha afirmado que los Presupuestos "no responden a las necesidades económicas y sociales, ni actuales ni futuras" de Navarra, por lo que ha justificado su voto en contra.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha afirmado que Navarra Suma "dice 'no' a unos Presupuestos buenos para los navarros en un momento crítico y fundamental, y van a abandonarles a su suerte". "Esparza solo ve enemigos, no ve nada bueno. Mientras este Gobierno se ha preocupado y ocupado por las necesidades de su tierra, Navarra Suma echaba tierra sobre las necesidades de la ciudadanía a la que dice defender. Navarra Suma intenta con su actitud y palabras desprestigiar a Navarra, a sus políticos, sus instituciones, a la presidenta y al propio Gobierno. Señor Esparza, quédese con el barro, que nosotros nos quedamos con el Presipuesto que necesitan los navarros", ha afirmado.

Ramón Alzórriz ha subrayado que el acuerdo con EH Bildu no supone "un acuerdo de legislatura, no hay socios preferentes, no crea un bloque de futuro para la gobernabilidad de esta tierra". "Para los acuerdos de gobernanza de Navarra hay actores políticos a los que les queda un recorrido largo, importante e imprescindible. En estos momentos Bildu no cumple las condiciones éticas para gobernar con ellos, pero lo que estamos haciendo aquí es un acuerdo presupuestario por el bien de la ciudadanía navarra", ha dicho.

El portavoz de Geroa Bai, Mikel Asiáin, ha afirmado que "el uso que la derecha ha hecho de este proyecto de ley es el mayor ejercicio de demagogia hasta el momento por parte de Navarra Suma". "¿Recuerdan aquel cheque en blanco que regalaban al Gobierno, diciendo que estaban dispuestos a aprobar los Presupuestos, sin cuestionar su contenido, siempre y cuando no se negociara con una de las fuerzas de este Parlamento, hasta que un día el globo se explotó, cuando se hizo público el acuerdo para su aprobación? ¿Los Presupuestos eran lo suficientemente buenos hasta ese día y muy malos desde ese mismo día?", ha planteado.

Mikel Asiáin ha reconocido que "todo es mejorable pero corren tiempos difíciles y queremos hacer una lectura positiva y posibilista de estos Presupuestos, remarcando que vuelven a poner de relieve la importancia de los acuerdos políticos y dotan de estabilidad a la comunidad, señalan una senda continuista en cuanto que apuntan una férrea defensa de los servicios públicos, ayudan a avanzar frente a la crisis del Covid, y están alineados con las líneas europeas de desarrollo para superar esta crisis".

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha considerado que los Presupuestos son "de contingencia, para atender las necesidades a corto plazo generadas por el Covid, no hay recortes y se abre camino para fortalecer los servicios públicos, siguiendo con la tendencia de los últimos años, y eso es lo que le habíamos pedido al Gobierno para posibilitar la aprobación de las cuentas".

No obstante, ha afirmado que "si queremos garantizar servicios públicos y universales y ampliar la protección social, hacen falta cambios estructurales y estas cuentas no recogen cambios estructurales significativos". En todo caso, le ha dado un "gran valor político" al acuerdo alcanzado con el Gobierno, "principalmente porque la derecha no ha conseguido condicionar" esta negociación. No obstante, ha reprochado al PSN que haya apoyado las cuentas de Navarra Suma en Pamplona y ha criticado que los socialistas "están queriendo dejar todas las puertas abiertas". "El PSN tiene un recorrido largo para demostrar a la sociedad navarra que es un partido de fiar. Quítense los complejos. Quiero pensar que lo que han hecho en Pamplona no es un cambio de rumbo", ha dicho.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha defendido que "el Presupuesto cumple con la máxima de que estamos en tiempo de pandemia y es urgente y necesario incorporar 225 millones del techo de gasto a nuestros servicios públicos prioritariamente". "Hemos tirado de deuda y hemos incorporado 225 millones porque entendemos que hace falta un 'punch' importante para sostener los servicios públicos. Este no era el momento de los partidos, es el momento de la sociedad, de plantear medidas y de buscar acuerdos, dejándonos todos pelos en la gatera. Nos tocaba ser especialmente responsables. Si todos tomáramos la actitud de Esparza, Navarra se paralizaría", ha afirmado.

Mikel Buil ha añadido que el objetivo de Podemos en los próximos años será "no salir de la crisis en la que estamos como salimos de la anterior crisis, vamos a preocuparnos de que la desigualdad no crezca". "Hay que evitar a toda costa que haya navarros de primera y navarros de segunda", ha afirmado.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha asegurado que "los Presupuestos responden a situaciones de necesidad, incluso de necesidad extrema de una parte importante de la población que está siendo azotada con muchísima dureza como consecuencia de la pandemia" y ha valorado los incrementos de gasto en educación, salud y derecho sociales. "Los Presupuestos están basados principalmente en las personas", ha señalado.

No obstante, De Simón ha afirmado que "estos Presupuestos son una solución, pero no dejan de ser una solución parcial a una situación de emergencia" y ha defendido que "esta crisis debería ser una oportunidad para modificar el modelo económico y productivo, que está caduco, tenemos una clase trabajadora empobrecida por una reforma laboral que sigue vigente y tenemos una desigualdad que ha crecido".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite aprueba los Presupuestos con el apoyo de los abertzales radicales y ninguneando a NA+