• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 13:23

 

 
 

POLÍTICA

Remírez, encantado de volver a pactar con Bildu, tacha a NA+ de "radical"

El portavoz del Gobierno ha señalado que se han producido una serie de contactos previos con Bildu para "dar contenido a los posibles avances que se han producido" en la reunión de este viernes.

El vicepresidente del gobierno Javier Remirez, habla con el miembro de Eh Bildu, Adolfo Araiz. MIGUEL OSÉS
El vicepresidente del gobierno Javier Remirez, habla con el miembro de Eh Bildu, Adolfo Araiz. MIGUEL OSÉS

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha hecho una valoración positiva de la segunda reunión mantenida este viernes con EH Bildu, dentro del proceso de negociaciones de los Presupuestos para 2022, y ha confiado en poder alcanzar un acuerdo para que las cuentas estén aprobadas y en vigor el 1 de enero del año que viene.

En declaraciones a los medios de comunicación al finalizar el encuentro, Remírez ha hecho una valoración positiva de esta segunda reunión "en cuanto a que seguimos hablando".

Un encuentro en que se han tratado "cuestiones donde hay más proximidad; hay otras cuestiones donde todavía no hay un grado de proximidad elevada" y ha avanzado que las partes se han citado nuevamente para el próximo martes para "ver en qué cuestiones poder ir avanzando y, si es posible, poder llegar cuanto antes a un acuerdo para unos Presupuestos que son trascendentales y fundamentales para la Comunidad foral en este momento de recuperación para la generación de actividad y empleo y fortalecimiento de los servicios públicas".

El portavoz del Gobierno ha señalado que se está desarrollando una línea de trabajo "discreta, que no oculta", y ha explicado que, antes de este segundo encuentro "más formal", se han producido una serie de contactos de cara a "dar cierta información" para "dar contenido a los posibles avances que se han producido en esta reunión", aunque ha precisado que "todavía queda por avanzar para, en su caso, podamos llegar a un buen acuerdo".

Remírez no ha detallado discrepancias en temas concretos sino que ha indicado que hay "ciertas intensidades a la hora de hablar de ciertas políticas y cuestiones donde hay que incidir", pero ha valorado que "hay un diagnóstico compartido en cuanto a las que son las necesidades de la Comunidad", en el sentido de "impulsar el crecimiento económico, garantizar políticas para el empleo y, sobre todo, el fortalecimiento de los servicios públicos".

Preguntado si desde el Ejecutivo confían en alcanzar un preacuerdo el próximo martes para enviar el anteproyecto al Parlamento foral, ha destacado que la intención del Ejecutivo es tener un Presupuesto firmado para que "entre su vigencia el 1 de enero". "A partir de ahí las fechas pueden ser flexibles pero lo fundamental es que el 1 de enero tengamos un Presupuesto aprobado y en vigor", ha recalcado.

"MANO TENDIDA" A NA+ A LA QUE PIDE "RIGOR Y SERIEDAD"

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha asegurado esta mañana que “al no romper con Bildu", el PSN no deja a Navarra Suma "otra opción que no acudir a la reunión, a pesar de haberlo intentado y haberle dado una nueva oportunidad

Sin embargo, Javier Remírez ha destacado que tienen "la mano tendida" a NA+ para la negociación de los Presupuestos, a pesar de que, queda claro tras la reunión de este viernes, que el socio preferente del Gobierno de Chivite sigue siendo EH Bildu.

El vicepresidente del Gobierno ha señalado, además, que "se abre un proceso presupuestario que culminará con la aprobación" de las cuentas. En este sentido, ha reiterado que "seguimos tendiendo la mano a todas las formaciones políticas, incluida Navarra Suma".

"No sé a qué se está jugando, desde luego lo que está claro es que los navarros y navarras puedan esperar a que Navarra Suma se aclare en su estrategia", ha manifestado Remírez, que ha criticado que la coalición "primero nos da un cheque en blanco, luego 12 condiciones irrenunciables que se renunciaron a ellas, y seguidamente otra vez un pretendido cheque en blanco". "Esto exige rigor, exige seriedad, lo que no está demostrando en esta caso NA+", ha afeado el portavoz del Gobierno, que ha tachado a NA+ de radical: "No reconocemos a Navarra Suma ni a UPN en esa oposición tan radicalizada en la que está".

Por su parte, el vicepresidente segundo, José Mª Aierdi, ha criticado el "segundo portazo de Navarra Suma a la búsqueda de un consenso lo más amplio posible en un momento en que Navarra necesita avanzar en ese cambio de modelo". En su opinión, la coalición interpreta este proceso de negociación "intentando hacer un vía crucis al conjunto de la sociedad" más que "responder a las demandas y necesidades de la sociedad". Frente a ello, ha resaltado que "no solamente Bildu" sino las cuatro formaciones firmantes del acuerdo programático -PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra-, "tenemos un compromiso serio".

En este sentido, ha valorado que han encontrado en EH Bildu un "interlocutor serio" que está "dispuesto a negociar a partir de los problemas del día a día de los ciudadanos de nuestra Comunidad". Y ha confiado que "podremos alcanzar acuerdos en las próximas fechas".

Preguntado si en el proceso de negociación ha influido las declaraciones de esta semana del coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, vinculando el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado a la salida de la cárcel de 200 presos de ETA, el vicepresidente Remírez ha contestado que "no tiene nada que ver porque encima de la mesa de la negociación de los Presupuestos Generales de Navarra no es una cuestión que haya estado".

"Más allá de las posiciones políticas que tiene cada formación, lo que estamos hablando son de las cuestiones que interesan a la ciudadanía y tenemos ámbito competencial e incidencia", ha subrayado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Remírez, encantado de volver a pactar con Bildu, tacha a NA+ de "radical"