PREMIUM  POLÍTICA

El PSN acepta el primer pago al nacionalismo vasco: el PNV presidirá el Parlamento de Navarra

Los nacionalistas vascos de Geroa Bai presidirán la Cámara y, junto a Podemos e IE, quieren que Bildu tenga presencia en la mesa del Parlamento.

María Chivite sonríe en un pleno del Parlamento de Navarra junto a Marisa de Simón (IE), Koldo Martínez (Geroa Bai) y Guzmán Garmendia (PSN). IÑIGO ALZUGARAY
María Chivite sonríe en un pleno del Parlamento de Navarra junto a Marisa de Simón (IE), Koldo Martínez (Geroa Bai) y Guzmán Garmendia (PSN). IÑIGO ALZUGARAY  

PSN y Geroa Bai trabajan contra reloj para llegar a un acuerdo para hacerse con la Presidencia del Parlamento de Navarra y, según las últimas informarciones, parece que los socialistas navarros pagarán este miércoles su primer peaje al nacionalismo vasco con su visto bueno para que el PNV acceda a la presidencia del Parlamento foral.

PSN necesitan el apoyo de la marca blanca de los anexionistas (Geroa Bai) para llegar con opciones de que María Chivite alcance el Palacio de Navarra. Sin embargo, Bildu continúa siendo la 'cruz' en estas negociaciones y los socialistas de María Chivite siguen ratificando que no quieren a la formación abertzale en la Mesa del Parlamento foral.

Las negociaciones entre PSN y Geroa Bai han concluido esta madrugada sin llegar a un acuerdo sobre la composición de la Mesa del Parlamento de Navarra y retomarán el posible acuerdo este mismo miércoles por la mañana, a escasas horas de que se constituya el Legislativo foral.

Minutos antes de las doce de la noche los partidos han dado por concluidas las negociaciones de este martes, en las que también han participado Podemos e Izquierda-Ezkerra. Todos ellos se han citado para continuar las conversaciones antes de la constitución del Parlamento, fijada para las 11 horas.

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha señalado a los medios de comunicación que "la negociación es complicada, pero hemos encontrado visos de posibles acuerdos y mañana tenemos que explorarlos más detenidamente y continuarán las negociaciones". "Es un punto a favor que después de tanto tiempo los cuatro grupos estamos determinados a llegar a un acuerdo y creo que es lo que ha reflejado esta reunión", ha asegurado.

Sobre si EH Bildu estará en la Mesa, Alzórriz se ha limitado a señalar que "veremos mañana cómo delimitamos la Mesa, hay posibilidades de acuerdo, de que sea un acuerdo plural, y por lo tanto esas posibilidades se explorarán mañana". "Estamos diciendo que hemos abierto brotes verdes en la posible negociación para buscar un acuerdo en el que todo el mundo, los cuatro grupos, estemos con un mínimo denominador común y con un mínimo de comodidad, y eso lo tendremos que explorar y definir mañana, si puede ser definitivo o no", ha señalado, para afirmar que no se ha hablado de nombres para la Presidencia de la Cámara.

El dirigente socialista ha asegurado que el PSN no renuncia a presidir el Parlamento pero ha señalado que "puede ser que Geroa Bai pueda presidir perfectamente el Parlamento de Navarra".

Ramón Alzórriz ha explicado que PSN y Geroa Bai "somos los que más votos tenemos, los que más aglutinamos en número de escaños y por lo tanto los que más intereses quizás tenemos, pero eso no quiere decir que no haya un diálogo entre todos para buscar una solución común" y ha dicho que no quiere "contemplar" la posibilidad de que no haya acuerdo.

"Desde este martes estamos entablando unas negociaciones para llegar a un acuerdo, que es lo que entendemos que nos ha mandado la ciudadanía navarra, y en esas estamos, y no vamos a parar hasta que lo consigamos, porque creo que se lo debemos a la ciudadanía navarra, porque es lo que ha votado, un acuerdo progresista, de izquierdas, que acepte la pluralidad de nuestra tierra y la diversidad, y que lleve adelante las propuestas más necesarias para los ciudadanos en su día a día", ha indicado.

Por su parte, el parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde ha señalado que su grupo "no renuncia a seguir explorando posibilidades de acuerdo hasta el final, siempre sobre la máxima de que consideramos importante que la Mesa que resulte de la sesión de este miércoles tenga posibilidad de garantizar una estabilidad institucional a un futuro Gobierno plural y progresista en la próxima legislatura".

En relación con el planteamiento que ha hecho Geroa Bai para que EH Bildu esté en la Mesa, Unai Hualde ha señalado que "estamos explorando posibilidades para que en la Mesa del Parlamento estén representadas todas las fuerzas que garanticen la posibilidad de una estabilidad, si eso no sucediera, si EH Bildu no estuviera presente de alguna manera, sería tanto como dejar toda la estabilidad en manos de Navarra Suma".

Hualde ha señalado que las discrepancias que existen son "para que la Mesa sea representativa de una mayoría parlamentaria que va a ser necesaria, porque la mayoría del Gobierno que se proyecta no es equivalente a la mayoría parlamentaria, es menor, por lo tanto, la composición de la Mesa tiene importancia desde ese punto de vista de representar la mayoría parlamentaria y garantizar una estabilidad".

Además, ha asegurado que no se ha hablado de nombres para la Presidencia del Parlamento y ha señalado que para Geroa Bai, "considerando importante la Presidencia del Parlamento, porque es una referencia institucional que puede suponer un paso más de cara a ahormar un eventual Gobierno con las fuerzas a las que el PSN ha llamado a iniciar conversaciones de gobernabilidad, tan importante como esto es garantizar esa estabilidad, esa mayoría parlamentaria".

Unai Hualde ha afirmado que "la estabilidad la da la composición propia del Parlamento, entendemos que el Parlamento tiene una serie de órganos, tiene un pleno, tiene una Junta de Portavoces, y el Gobierno que se está planteando no llega a la mayoría para poder sacar acuerdos y leyes, por lo tanto consideramos que es importante que el órgano rector de la Cámara de alguna manera tenga una representación en la cual haya capacidad de ese futuro Gobierno de poder llegar a acuerdos".

Sobre si eso significaría que EH Bildu tiene que estar también en un hipotético Gobierno, Hualde ha señalado que no iba a "concretar más, estamos en un momento de conversaciones, mañana si es posible un acuerdo lo haremos público".

Por su parte, el secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, ha afirmado que "ha habido una negociación larga e intensa con un diferente intercambio de puntos de vista y de opiniones sobre posibilidades, y hemos ido desbrozando muy lentamente el camino". "Creemos que podemos encontrar alguna vía de acuerdo que se concretará mañana a la mañana y que está pendiente de decisión final, pero puede que haya un 'no', no hay ningún acuerdo cerrado, hay partidos que no han dado el 'sí' todavía, por lo tanto, en este momento no hay un acuerdo para la Presidencia y la Mesa", ha señalado.

Eduardo Santos ha confiado en que "es posible llegar a un acuerdo, la propia longitud de las conversaciones así lo indica, nadie se ha levantado de la mesa, al menos hasta ver cómo podía generarse una vía de salida".

El dirigente de Podemos ha considerado además que su formación "no tiene representatividad como para tener a nadie en la Mesa del Parlamento, lógicamente nuestra posición es la de viabilizar cualquier tipo de acuerdo que se pueda dar entre los grupos y a eso supeditamos toda nuestra función en un momento determinado".

UN FUTURO GOBIERNO CON BILDU EN LA SOMBRA

El nuevo pentapartito vasco que sustentaría el hipotético Gobierno foral pendería en todo momento de los proetarras de Bildu, que, con su abstención en la futura investidura de Chivite, podrían manejar el gobierno desde la sombra, ya que sus votos serían clave para gobernar.

El acuerdo entre PSN, Geroa Bai, Podemos e IE está ya cerrado, y Koldo Martínez tiene todas las papeletas para presidir la Cámara, según las fuentes consultadas. De esta manera, el nacionalismo vasco, que persigue la desaparición de la Comunidad foral y su integración en el País Vasco, ostentará uno de los cargos más importantes de representación de Navarra.

Geroa Bai perdió de manera estrepitosa las elecciones y quedó en tercer lugar en apoyos populares después de cuatro años al frente del Gobierno foral. Tras la pérdida de poder municipal y la entrada de Navarra Suma a las principales alcaldías, Uxue Barkos exigió este sábado el puesto en la Cámara para mantener los acuerdos con el PSN.

Ahora, los socialistas salen al rescate del nacionalismo vasco tras su derrota en las urnas, y se aliarán con ellos con la excusa de un gobierno "progresista", pasando por alto el objetivo fundamental y razón de ser de Geroa Bai: euskaldunizar y anexionar Navarra al País Vasco.

LA VOTACIÓN DEL MIÉRCOLES

El único desencuentro del acuerdo entre los partidos que conformarían este nuevo gobierno nacionalista en Navarra es la presencia o no de Bildu en la mesa de Cámara, aunque la coartada para que todo esto suceda ya está arreglada. Los socialistas se niegan a que los abertzales tengan alguno de los puestos, pero se abstendrán en unas de las votaciones de este miércoles y serán Geroa Bai, Podemos e IE los que colocarán a los herederos de Batasuna en la mesa del Parlamento, mientras el PSN finge que se lava las manos.

El presidente del Parlamento será elegido por el PSN y todo el nacionalismo vasco, a la espera de conocer si Bildu se une a esta elección, o dentro del mismo arreglo trata de pasar más desapercibido. Si Bildu no vota, será elegido en segunda vuelta con mayoría simple (23 votos), mientras que, si Bildu da su voto afirmativo, será elegido por mayoría absoluta (30 votos) en la primera votación. Navarra Suma (20 votos) se decantaría por apoyar a su propio candidato.

En el caso de las dos vicepresidencias y dos secretarías de la Cámara, una de cada será siempre para Navarra Suma, al ser el partido con más escaños y quedarse siempre con uno de los puestos. Acceden a los puestos los dos candidatos con más respaldo de cada votación, por lo que los regionalistas tienen asegurados esos dos puestos en la mesa, una vicepresidencia y una secretaría.

Geroa Bai, Podemos, IE y Bildu quieren que los proetarras tengan su representante, algo por lo que el PSN no quiere pasar de manera pública, aunque sabe que es un precio a pagar para proseguir con las negociaciones de gobierno. Lo que sí han dejado claro los socialistas es que ellos quieren dos puestos en la mesa.

La jugada es sencilla. La vicepresidencia primera será para el PSN, con los votos de sus socios (23 o 30, en función de si Bildu lo apoya). La vicepresidencia segunda recaería en Navarra Suma.

En el caso de la secretaría, Geroa Bai ha propuesto al PSN que se abstenga o se vote a sí mismo. De esta manera, ellos votarán a Bildu, junto a Podemos, IE y el propio Bildu, para conseguir 19 votos y colocar a los abertzales en el puesto. La otra secretaría se la quedaría Navarra Suma, con 20 votos.

LA ELECCIÓN

Según el Reglamento del Parlamento, el presidente será elegido mediante votación secreta por papeletas. Cada parlamentario foral podrá escribir en su papeleta el nombre de uno solo de los candidatos proclamados. Serán igualmente válidos los votos en blanco. Los demás votos serán nulos.

Resultará elegido presidente el candidato que obtenga el voto favorable de la mayoría absoluta de los parlamentarios forales electos. De no obtenerse dicha mayoría, se procederá a una segunda votación, en la que solo podrán ser candidatos quienes en la primera votación hubiesen obtenido los dos mayores números de votos. En esta segunda votación, resultará elegido presidente el candidato que obtenga más votos (mayoría simple).

En caso de producirse un empate en la segunda votación, se procederá a una tercera entre los candidatos igualados, en la que resultará elegido el que obtenga el mayor número de votos. Si en la tercera votación persistiera el empate, este se dirimirá en favor del candidato de mayor edad, que será proclamado presidente.

En el caso de las vicepresidencias y secretarías, resultarán elegidos los dos candidatos que obtengan mayor número de votos. En caso de empate, se dirimirá a favor del candidato de mayor edad para las vicepresidencias y de menor edad para las secretarías.

Navarra Suma cuenta en el Parlamento foral con 20 votos; 11 tiene el PSN; 9, Geroa Bai; 7, EH Bildu; 2, Podemos; y 1, IE.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PSN acepta el primer pago al nacionalismo vasco: el PNV presidirá el Parlamento de Navarra