POLÍTICA

Solo un 3% de la población navarra participó el pasado año en el programa del Gobierno para impulsar el euskera

Para la segunda edición de Euskaraldia, el Ejecutivo foral pide a las entidades que sean agentes que creen espacios en los que se obligue a hablar en euskera.

De izquierda a derecha, Mikel Arregi, director gerente de Euskarabidea, Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas, Oskar Zapata, coordinador de Euskaltzaleen Topagunea en Navarra, Kike Amonárriz, presidente de Euskaltzaleen Topagunea, y Jasone Mendizabal, directora de Topagunea, en la presentación de Euskaraldia. GOBIERNO DE NAVARRA
De izquierda a derecha, Mikel Arregi, director gerente de Euskarabidea, Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas, Oskar Zapata, coordinador de Euskaltzaleen Topagunea en Navarra, Kike Amonárriz, presidente de Euskaltzaleen Topagunea, y Jasone Mendizabal, directora de Topagunea, en la presentación de Euskaraldia. GOBIERNO DE NAVARRA  

La consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha participado esta mañana en Pamplona en el acto de presentación de la II edición de la iniciativa Euskaraldia, en la que en el 2018 participaron un total de 22.190 navarros (un 3,4% de la población de la Comunidad foral) y 75 municipios, valles o barrios.

En el acto de presentación han participado también el director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi; el coordinador de Topagunea en Navarra, Oskar Zapata; o el presidente de la entidad, Kike Amonárriz, junto con representantes de diferentes instituciones, partidos políticos y municipios navarros.

En su intervención, la consejera Ollo ha querido destacar la importancia de la colaboración. “Como en todas las materias, en el impulso al euskera nos son fundamentales el trabajo compartido y la colaboración”. Ha querido recordar que, hasta hace poco, la colaboración normalizada resultaba inviable. “Compartimos todos un tesoro común, que es el euskera, y debemos ir en su favor uniendo fuerzas, junto con regiones vecinas, otras instituciones o entidades que trabajan a favor de esta lengua”.

Para acabar, ha destacado las novedades que esta segunda edición trae en lo relativo al ámbito digital. “En Navarra, un 25% de la juventud es euskaldun y debemos mostrarles que en su ámbito natural, el tecnológico, pueden disfrutar en euskera”. La consejera, sin embargo, no ha aportado datos o estudios que validen la veracidad de esa cifra.

Por su parte, el director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi, ha recordado que los objetivos principales de Euskaraldia están alineados con los ejes del I Plan Estratégico del Euskera. “La activación del uso del euskera era uno de los principales objetivos del primer plan, plan que ya estamos evaluando, para ponernos a trabajar en el siguiente. Junto con iniciativas como esta, ha dicho, “seguiremos impulsando acciones que tengan como objetivo que el euskera se utilice cada vez más”.

Oskar Zapata, mientras, ha explicado que, con Euskaraldia, “buscamos provocar una pequeña revolución en los hábitos lingüísticos. Hay que remarcar que, en la anterior edición, se crearon 75 comisiones locales y 22.500 personas fueron ahobizi o belarriprest en Navarra”. Para concluir, el presidente de Euskaltzaleen Topagunea ha recordado que el objetivo principal de la iniciativa es “consolidar el sentido de comunidad que abrió el primer Euskaraldia y, para ello, trataremos de estabilizar esa fuerza creada pueblo a pueblo. Es realmente una oportunidad para trabajar en auzolan y disfrutar con el resultado".

TRABAJO EN LAS ENTIDADES

Una de las novedades principales de esta edición son los denominados arigunes, es decir, espacios que garantizan en todo momento la posibilidad de expresarse en euskera dentro de la entidad o en su relación con la ciudadanía. Los miembros de estos grupos actuarán en forma de ahobizi y belarriprest durante los 15 días que durará el Euskaraldia, pero realizarán el ejercicio de forma colectiva en los espacios señalados.

En el caso de las entidades que impulsen arigunes, la función principal de la entidad será facilitar y fomentar la participación de los miembros de la organización, así como la adopción de medidas para facilitar el desarrollo del ejercicio. Por eso, se subraya que las entidades pasarán de ser promotoras a ser agentes, de manera que tendrán una función importante en la segunda edición.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solo un 3% de la población navarra participó el pasado año en el programa del Gobierno para impulsar el euskera