PREMIUM  POLÍTICA

El PPN plantea una "revolución fiscal" en Navarra que implique una bajada "masiva" de impuestos

Los socialistas también han lamentado que Barkos "no haya querido corregir su reforma fiscal para acabar con el castigo a las rentas bajas y medias y a las familias".

Ana Beltrán, Portavoz del PPN en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Ana Beltrán, Portavoz del PPN en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA  

El PPN ha presentado nueve enmiendas parciales al proyecto de ley de Medidas Tributarias, en las que plantea una "revolución fiscal" a través de una bajada "masiva" de impuestos, ha explicado en conferencia de prensa Ana Beltrán.

Las medidas propuestas por el PP afectan al tipo máximo del IRPF, el Impuesto de Sociedades, el de Patrimonio, el de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Actividades Económicas, y el llamado impuesto a las hipotecas, en los que se plantean importantes bajadas o incluso la supresión del tributo. 

Beltrán ha destacado que estas medidas, que se aplicarían "de forma inmediata" si el PP participa en el próximo Gobierno de Navarra, incentivarían el consumo, el ahorro y la inversión empresarial, con la consiguiente generación de riqueza y de empleo. 

Respecto al IRPF, el PP propone reducir el tipo máximo del 52 % actual al 48 % que se aplicaba en 2014, con el objetivo de ir reduciéndolo posteriormente hasta el 39 %, y también plantea reducir el gravamen al ahorro.

Asimismo, pide la devolución del IRPF de las prestaciones por maternidad con carácter retroactivo hasta 2014, para que el Gobierno de Navarra, ha dicho Beltrán, "no deje a las madres y padres en peores condiciones que en el resto de España".

"Seguimos sin entender qué oculta, qué hay detrás" para que el Gobierno de Navarra no devuelva el IRPF a las madres con carácter retroactivo, ha indicado Beltrán, quien ha resaltado que "lo que está claro es que este Gobierno, si quiere, puede". Sobre el Impuesto de Sociedades, los populares proponen dejar el tipo en el 25 % con carácter general y el 23 % para las pequeñas empresas, con un tipo especial del 15 % para los emprendedores durante los dos primeros años.

Según ha comentado Beltrán, "la mayor injusticia" se da en el Impuesto sobre el Patrimonio, en el que proponen eliminar el gravamen sobre los bienes afectos a la actividad empresarial y subir el mínimo exento de los 500.000 euros actuales a 800.000.

En las enmiendas también se plantea la eliminación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), así como el de Sucesiones y Donaciones, otro tributo "injusto" a juicio de Beltrán, quien ha señalado que, desde 2007, se han triplicado las renuncias a herencias en Navarra (619 en 2017).

Por último, el PP propone eliminar el cobro del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados a las hipotecas cuando se trate de la vivienda habitual.

Beltrán ha manifestado que la política fiscal del Gobierno de Navarra "cada año da una vuelta de tuerca más para sangrarnos más si cabe" y sube los impuestos "pensando solo en el corto plazo". Esta política, ha comentado, ha hecho que Navarra haya dejado de ser "atractiva" para la inversión: "Vienen muy pocas empresas y las que había se han ido".

PSN LAMENTA QUE BARKOS "NO HAYA CORREGIDO SU REFORMA"

La portavoz socialista de Hacienda, Ainhoa Unzu, lamenta que "el Gobierno de Navarra haya desaprovechado la oportunidad de acabar la legislatura corrigiendo su reforma fiscal para dejar de castigar en el IRPF a las rentas bajas y medias y a las familias
con hijos e hijas menores".

Unzu señala que este último Proyecto de Ley de Medidas Tributarias "era el momento para aliviar la presión fiscal de las rentas del trabajo y las familias, pero no se ha hecho. Hoy concluye el plazo de presentación de enmiendas, y los socialistas han centrado sus aportaciones en varias cuestiones".

Por un lado, respecto al IRPF, se mejoran las cuantías a deducir en la cuota por mínimos personales y familiares, por hijos a
cargo, cuidado de ascendientes y personas con discapacidad. De esta manera, se incrementa la renta disponible de estos contribuyentes.

Por otro lado, se propone actualizar al IPC las tarifas de las bases liquidables del IRPF, cosa que no se ha hecho desde 2015. Eso implica pagar más impuestos.

Es lo que se llama deflactar la tarifa, una medida justa porque, si los salarios se adecuan al IPC pero no el IRPF, puede ocurrir que el contribuyente suba de tramo a la hora de pagar y, por tanto, pierda poder adquisitivo. Por tanto, si los salarios se actualizan al IPC, lo mismo hay que hacer con la tarifa del IRPF, de manera que el contribuyente se queda en el tramo en el que estaba y la subida salarial no tiene por qué verse mermada.

Igualmente los socialistas, dice Unzu, proponemos modificar el artículo 7 de la Ley del IRPF para incluir los conceptos de
maternidad y paternidad en la exención del impuesto. Se hace así extensiva la sentencia del Tribunal Supremo, y se establece la
retroactividad a 2013, año en que entró en vigor la norma.

"Y otra de las enmiendas propone recuperar la exención de los bienes afectos a la actividad empresarial, una tributación que a nivel europeo solo existe en Navarra y que daña la competitividad del tejido empresarial, especialmente el de las empresas familiares".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PPN plantea una "revolución fiscal" en Navarra que implique una bajada "masiva" de impuestos