POLÍTICA

Casado pide a UPN que haga presidente a Sánchez después de la mofa y el desprecio del PSN al 40% de los navarros

En la hipótesis que baraja el PP, el voto afirmativo de los regionalistas sería clave para que el Gobierno no dependiera del independentismo.

Javier Esparza, junto a Pablo Casado, en una imagen de archivo en Pamplona. PABLO LASAOSA
Javier Esparza, junto a Pablo Casado, en una imagen de archivo en Pamplona. PABLO LASAOSA  

El líder del PP, Pablo Casado, ha movido ficha en su intento de que el futuro Gobierno de España no esté en manos del independentismo y de las cesiones que Pedro Sánchez pueda prometer a los catalanes de ERC.

Sin embargo, ese movimiento no implica cambiar su voto negativo al socialista, sino que reclama a Ciudadanos que se abstenga en la votación, una postura que también debería ejercer UPN, con los dos diputados que obtuvo gracias a la coalición de Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos).

En ese supuesto, el PSOE contaría con los apoyos de Podemos, los nacionalistas y las formaciones regionalistas (Teruel Existe, Partido Regionalista de Cantabria y Coalición Canaria), mientras que seguirían oponiéndose el PP y Vox; en tanto que Ciudadanos y Navarra Suma se abstendrían.

El objetivo de esta apuesta del PP es sacar de las negociaciones del PSOE a ERC, que, así, ya no sería clave para que Pedro Sánchez llegará de nuevo al palacio de La Moncloa.

Casado ha pensado hasta en las consecuencias de esta iniciativa en partidos como JxCat, EH Bildu y la CUP, que, ante este escenario, rechazarían la investidura del PSOE, dando como resultado un empate a 169 votos en el Congreso.

La llave, en ese caso, estaría en la mano de UPN, ya que con que uno de sus dos diputados votara a favor de Pedro Sánchez, el líder socialista recuperaría la jefatura del Ejecutivo.

HUMILLACIÓN CONTINUA DEL PSN

No obstante, la petición del PP a la formación encabezada por Javier Esparza conlleva un duro trago para los regionalistas, que han visto cómo el PSN los ha estado humillando desde la misma noche de las elecciones autonómicas.

Varias han sido las ocasiones en las que los socialistas navarros han equiparado a UPN con los proetarras de Bildu, en un juego perverso por conservar los sillones que alcanzaron gracias al apoyo en forma de abstención de los abertzales, a los que han pagado y continúan pagando ese sustento en el Gobierno foral.

El PSN dio la espalda en las negociaciones para llegar al Palacio de Navarra al 40% de la ciudadanía de la Comunidad foral que, según las urnas, representa Navarra Suma, por lo que reclamar ahora que UPN haga presidente a Sánchez sería un camino muy difícil de recorrer.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Casado pide a UPN que haga presidente a Sánchez después de la mofa y el desprecio del PSN al 40% de los navarros