• domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 18:13
 
 

POLÍTICA

Esparza dice que el resto de grupos no quiere abordar la política lingüística porque "es algo que les separa"

"Hoy tenemos a una presidenta en Navarra que se apellida Chivite pero tenemos a la misma consejera haciendo las mismas políticas lingüísticas en Navarra", ha señalado Navarra Suma.

Ramón Alzórriz habla con Uxue Barkos previoa la Mesa y Junta de Portavoces. PABLO LASAOSA
Ramón Alzórriz habla con Uxue Barkos previoa la Mesa y Junta de Portavoces. PABLO LASAOSA

El portavoz de Navarra Suma en el Parlamento foral, Javier Esparza, ha criticado que PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E "no quieren el debate sobre la política lingüística del Gobierno" porque "es algo que les separa y lo que les separa es algo sobre lo que no se avanza".

Esparza ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que "hemos planteado este lunes en Mesa y Junta de Portavoces la aprobación del trámite urgente para una interpelación sobre la política lingüística del Gobierno" y que los otros cinco grupos de la Cámara han votado en contra de la urgencia.

El portavoz parlamentario ha indicado que en cuestiones como ésta "el PSN no hace nada". "No se fijan posiciones y no se avanza; pierden los navarros", ha opinado.

A su juicio, "la política lingüística, que es una de las políticas fundamentales para la defensa de la igualdad de oportunidades en el acceso a la función pública, les genera confrontación y por tanto no se hace nada".

"Hoy tenemos a una presidenta en Navarra que se apellida Chivite pero tenemos a la misma consejera haciendo las mismas políticas lingüísticas en Navarra" que en la anterior legislatura, ha dicho, lo que en su opinión es "una cesión más evidente del PSN al nacionalismo vasco". "Mientras tanto, quienes pierden son los ciudadanos, que no saben a qué atenerse a la hora de presentar a una convocatoria pública", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esparza dice que el resto de grupos no quiere abordar la política lingüística porque "es algo que les separa"