POLÍTICA

La venganza se sirve fría: así quieren los críticos de Podemos cesar a Aznárez como presidenta del Parlamento

Laura Pérez quiere utilizar el reglamento de la Cámara para conseguir que su ahora 'enemiga' Aznárez deje ese puesto de honor. 

La todavía portavoz de Podemos, Laura Pérez, y la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez (izquierda), dialogan antes del inicio de un pleno. IÑIGO ALZUGARAY
La todavía portavoz de Podemos, Laura Pérez, y la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez (izquierda), dialogan antes del inicio de un pleno. IÑIGO ALZUGARAY  

La guerra abierta en Podemos es ya más que una realidad. Laura Pérez, exsecretaria general de la formación, candidata de la formación en las elecciones de 2015 y portavoz en el Parlamento actualmente, ha sido expulsada del partido. "Ya no es de Podemos", mantuvieron este martes los órganos de dirección del partido.

Tres de los compañeros de Pérez en el Parlamento, Fanny Carrillo, Rubén Velasco y Carlos Couso, ha decidido hacer piña con ella. Los cuatro el grupo crítico de la formación morada que acusa a Podemos de una "purga política" contra Laura Pérez

Por este motivo, este grupo de críticos trabaja ya en su fría y calculada venganza contra la dirección de Podemos, controlada por Eduardo Santos y Ainhoa Aznárez desde que ganaron las primarias internas a Pérez por un puñazo de votos. Santos es diputado y Aznárez, presidenta del Parlamento. Junto a ella, en la Cámara, mantiene los apoyos de Mikel Buil y Tere Sáenz. 

Ahora, Laura Pérez pretende responder con otro golpe de efecto, aún más duro que el recibido por ella misma: dejar a Aznárez sin el puesto de presidenta del Parlamento. 

La jugada es complicada, pero no imposible. Las normas del Parlamento no contemplan que, después de la constitución del Parlamento y elegida la mesa, con sus cargos, incluido el presidente, se modifiquen los cargos salvo unos supuestos muy concretos. 

Y aquí es donde entra la lectura muy detallada del reglamento del Parlamento Foral. Aznárez, presidenta del Parlamento, sólo podría abandonar el puesto si deja de ser parlamentario foral, si renuncia ella misma al cargo, si hay un cambios acordado en pleno con el apoyo de 3/5 partes del Parlamento o si deja de pertenecer  su grupo Parlamentario. 

Las tres primeras opciones resultan inaccesibles e incontrolables para Laura Pérez, pero no la cuarta. Los parlamentarios críticos de Podemos pretenden expulsar del grupo parlamentario a Ainhoa Aznárez, lo que posibilitaría de manera estricta aplicar el artículo 39 (apartado D) del Parlamento de Navarra: "El presidente de la Cámara cesará en su condición al dejar de pertenecer a su grupo Parlamentario". 

De esta manera Aznárez dejaría de pertenecer a su grupo, bien por ser expulsada del grupo o bien por el cambio de nombre del grupo original, que es otra opción que también barajan los críticos para ejecutar su acción. 

Lo cierto es que Aznárez fue elegida por mayoría (26/50) y ha dejado de tener el apoyo de 4 de los 26 votos que le auparon al puesto. 

Si esto ocurre, el cese de Aznárez conllevaría que se produzca la necesidad de cubrir la vacante, algo que el reglamento marca que se llevaría a cabo dentro de un pleno convocado en los quince días siguientes, con serias dificultadas por el nuevo orden de mayorías. 

AZNÁREZ REACCIONA

La reacción de Aznárez a todos estos movimientos ha sido fulminante. Por el momento ha propuesto el cese de la letrada mayor de la Cámara, un puesto de confianza que ella misma designó a su llegada. 

En noviembre de 2015, la presidenta cesó a Miguel Esparza Oroz y lo sustituyó por Idoya Tajadura Tejada, que hasta entonces desempeñaba la jefatura de Asuntos Civiles de la Asesoría Jurídica del Gobierno foral.

El interés de Aznárez por conseguir ahora la salida de la letrada es doble. Primero, tratar de nombrar en el puesto a alguien que se pliegue a sus intereses y pueda hacer un informe desfavorable a su intento de cese a partir del movimiento de Laura Pérez

Segundo, eliminar del puesto a una persona con la que ha perdido toda confianza después de que no evitara con otro informe que Laura Pérez y los críticos recuperaran hacer unas semanas la portavocía del grupo parlamentario de Podemos Navarra

UPN y el Partido Popular ya ha advertido la jugada y el motivo de Aznárez para fulminar a la letrada: "“Nos parece de un sectarismo gravísimo, de un totalitarismo inaudito, y exigimos a Aznárez que dé explicaciones ante un comportamiento sin igual, que puede crear precedentes en esta Cámara”, han señalado desde el PP. 

UPN ha recordado que “es la Mesa de la Cámara quien realiza el nombramiento del letrado mayor a propuesta de la presidenta y no se puede confundir con una designación de la presidencia de la Cámara que esté al albur de los intereses personales o políticos de un partido o partidos concretos”.

Lo cierto es que se avecinan semanas muy movidas en el Parlamento promovidas por Podemos, mientras el cuatripartito y el Gobierno observa con inquietud cómo se debilita su situación dentro de la Cámara. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La venganza se sirve fría: así quieren los críticos de Podemos cesar a Aznárez como presidenta del Parlamento