POLÍTICA

El PNV confirma que maneja el Gobierno foral y negocia con el Estado en nombre de todos los navarros

El nacionalismo vasco pacta con el Gobierno de España la transferencia de la gestión del Ingreso Mínimo Vital y el PSN trata de maquillar la situación de manera disparatada.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. EUROPA PRESS
El portavoz del PNV, Aitor Esteban, conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. EUROPA PRESS  

Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca asumirán las funciones y los servicios correspondientes al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en relación al Ingreso Mínimo Vital (IMV), según han acordado el PNV y el Gobierno central en un texto que será incorporado al Real Decreto Ley por el que se apruebe el IMV.

De acuerdo con el pacto suscrito entre el PNV y el Ejecutivo de Pedro Sánchez, el traspaso de la gestión del IMV a Navarra y a la Comunidad Autónoma Vasca se realizará antes del 31 de octubre del 2020. Hasta ese momento, las administraciones competentes acordarán una encomienda de gestión para realizar las actuaciones que permitan atender a los beneficiarios de la medida, según ha informado el grupo del PNV en el Congreso.

Se trata de la enésima intromisión del Partido Nacionalista Vasco en la política referente a Navarra, pese a que esta formación no lidera el Gobierno de la Comunidad foral, pese a que el PSN se asoció con ella para poder llegar hasta el Palacio de Navarra. Sin embargo, como ya ocurrió con la transferencia de las competencias de Tráfico, los socialistas navarros han vuelto a ser incapaces de negociar algo referido propiamente a Navarra, incluso siendo el Ejecutivo de España del mismo partido que ellos.

En un comunicado, el PNV ha señalado este miércoles que el pacto, "que refuerza la bilateralidad Estado-Navarra y Estado-Comunidad Autónoma Vasca y que apuntala el autogobierno de los territorios históricos", se ampara en "la especificidad de las haciendas forales".

Según ha añadido, "además, se encauzan los posibles conflictos jurídicos que podían derivarse de la colisión del IMV con la Renta Garantizada navarra o la RGI vasca". De esta forma, el IMV será una renta base no complementaria a la que puedan implementar Navarra y la Comunidad Autonoma Vasca en el ejercicio de sus competencias.

Por último, en el texto acordado se especifica también que cualquier referencia a Navarra o a la Comunidad Autónoma Vasca en el Decreto Ley de IMV deberá contar con el acuerdo previo entre las partes firmantes. El PNV, por su parte, se compromete a votar favorablemente el Real Decreto Ley por el que se apruebe el Ingreso Mínimo Vital.

"LOS INTERESES DE LOS VASCOS EN MADRID"

"Se trata de un gran acuerdo para la ciudadanía de Navarra y del País Vasco, que ven blindados sus eficaces sistemas propios de protección social, que seguirán siendo gestionados por sus instituciones", ha destacado el PNV.

Asimismo, ha asegurado que supone "un logro político en un contexto de tentaciones recentralizadoras" y "demuestra, una vez más, la eficacia del PNV en la defensa de los intereses de los vascos en Madrid".

Una vez hecho público el acuerdo, desde la dirección del PNV en Navarra han mostrado su "satisfacción" por haber conseguido volver a negociar con el Estado en nombre de los navarros, pese a no estar al frente del Ejecutivo foral.

El Napar Buru Batzar (NBB) del PNV ha indicado que la transferencia llegará gracias a una disposición adicional que se va a incorporar en el Real Decreto Ley que aprobará próximamente el Consejo de Ministros, fruto de las negociaciones del Grupo Vasco (PNV) encabezadas por el diputado Aitor Esteban. "En Navarra llevamos años trabajando, dentro de la coalición Geroa Bai (la franquicia con la que el PNV actúa en la Comunidad foral), por una Renta Garantizada de calidad, que hoy es una realidad", ha sostenido.

COLISIÓN INNECESARIA ENTRE ADMINISTRACIONES

Al respecto, ha añadido que, "ahora, la asunción de esta competencia supone un plus para poder mejorar los ingresos de las familias más vulnerables en la crisis actual, y nos evita una colisión innecesaria entre administraciones a la hora de gestionar unos ingresos tan importantes, de los que dependen miles de familias".

Para el PNV en Navarra, al lograr esta competencia, se pone fin a “las incompatibilidades jurídicas que podían darse entre el IMV y la Renta Garantizada, y salvaguarda la legitimidad de Navarra para complementar las rentas más bajas y así mejorar la calidad de vida de miles de personas en un contexto previsible de crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19”.

En opinión de Unai Hualde, presidente del NBB, este acuerdo supone “un reconocimiento de las facultades de nuestro autogobierno en un tema muy relevante, en un contexto económico delicado como el que vivimos con motivo de la crisis del coronavirus, como es la renta garantizada para las personas más vulnerables”.

Por su parte, el PSN, en un ejercicio de cinismo exacerbado, ha tratado de argumentar que el pacto se había logrado gracias a los esfuerzos del diputado navarro Santos Cerdán, que había estado negociando entre el PSOE y el Gobierno de España, es decir, entre el PSOE y el PSOE.

"TRABAJO CLAVE"

Según los socialistas navarros, ha sido gracias al "trabajo clave" de Cerdán que se ha logrado "negociar y conseguir" que Navarra gestione la prestación del Ingreso Mínimo Vital.

Un acuerdo que, en palabras del PSN, se ha tomado "en coordinación con la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite", por el que la Comunidad foral "avanza en autogobierno y consolida y aumenta las competencias a favor de los navarros", ha resaltado la formación en una nota, en la que se ha omitido explicar cómo se avanza en el autogobierno navarro permitiendo al nacionalismo vasco negociar en nombre del Gobierno foral.

Cerdán, que asumió la coordinación entre el Gobierno de España y el PSOE (es decir, entre el PSOE y el PSOE), ha afirmado que "este acuerdo entre el Ejecutivo nacional, el foral y el PNV es bueno para Navarra, es posible gracias a la buena conexión entre las administraciones y responde al diálogo permanente". No obstante, el comunicado sobre el acuerdo no menciona en ningún momento al Gobierno de Navarra.

El diputado socialista ha resaltado que "se cumple así con las peticiones que la presidenta del Gobierno de Navarra, que solicitó el 19 de mayo a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en defensa de los derechos de Navarra", en concreto, que el Ingreso Mínimo Vital fuera gestionado por la Comunidad foral, "en base al autogobierno en el marco de la LORAFNA y el acuerdo del Convenio Económico".

El PSN ha puesto en valor, ocultando que los artífices del pacto han sido los miembros del PNV, "la capacidad de los socialistas de Navarra, a través de Santos Cerdán y en coordinación con el Gobierno de María Chivite, para acordar en Madrid los asuntos que benefician al conjunto de la sociedad navarra". En este caso, una prestación que "es garantía de dignidad para las personas más vulnerables".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PNV confirma que maneja el Gobierno foral y negocia con el Estado en nombre de todos los navarros