POLÍTICA

El Plan de Empleo abre una crisis en el cuatripartito: Bildu tacha de "grave" que el Gobierno foral negocie de manera "unilateral"

La formación abertzale y Podemos ponen entre las cuerdas al Ejecutivo de Barkos con la negociación del plan por parte del Consejo de Diálogo Social.

Miren Aranoa (Geroa Bai), Laura Pérez (Podemos) y Bakartxo Ruiz (EH Bildu) antes del inicio del pleno del Parlamento de Navarra (1). IÑIGO ALZUGARAY
Miren Aranoa (Geroa Bai), Laura Pérez (Podemos) y Bakartxo Ruiz (EH Bildu) antes del inicio del pleno del Parlamento de Navarra (1). IÑIGO ALZUGARAY

20.000 puestos de trabajo en sólo tres años a través de un Plan. Este fue el brindis al sol con el que el Gobierno de Navarra buscaba hacer frente a un periodo complicado para la economía foral y hacer repuntar el empleo. El anuncio lleva ya más de cuatro meses de retraso y apenas se conocen más datos ni plazos para su puesta en marcha.

Sin embargo, pese a no haber empezado aún con las negociaciones, este plan se acaba de convertir en el nuevo quebradero de cabeza para el departamento que dirige el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi. Las discrepancias entre los socios que sustentan el Gobierno de Navarra parece que están dificultando las labores para comenzar su desarrollo y algunas de las 'afrentas' del Ejecutivo de Barkos han sido catalogadas como "graves" por EH Bildu.

El Ejecutivo foral propuso que este plan de empleo fuera negociado a través del Consejo de Diálogo Social, un órgano creado en la pasada legislatura e integrado por los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, así como la Confederación de Empresarios de Navarra. Ante su presencia, ELA y LAB han decidido autoexcluirse de esta negociación abriendo un cisma entre los partidos del cuatripartito e incluso ELA ha exigido al Gobierno de Navarra que suprima "inmediatamente" el Consejo de Diálogo Social, "si no quiere comprometerse en la trama de UGT, CCOO y CEN".

Por un lado, EH Bildu y Podemos, contrarios a este Consejo de Diálogo Social, buscan la manera de incluir a los sindicatos nacionalistas y, por el otro, Geroa Bai e Izquierda Ezkerra que no terminan de entender por qué ambas asociaciones han decidido no entrar en las negociaciones.

La portavoz adjunta de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha mostrado su sorpresa con la “decisión unilateral del Gobierno de Navarra” de que este plan de empleo se negocie a través del Consejo del Diálogo Social y ha considerado la actuación del Ejecutivo de Barkos como “grave”.

A su juicio, el Consejo del Diálogo Social no tiene para la formación abertzale “la categoría de válida” porque aseguran que se trata de “una red clientelar de financiación encubierta” para los agentes que lo integran. De la misma manera, la portavoz ha recurrido al acuerdo programático para añadir que uno de los puntos establece que se reflexionará sobre este Consejo.

Además, Bakartxo ha considera que la negociación tiene que abarcar a todos los organismos representados en el Consejo Económico y Social (CES)

Por su parte, Podemos no ha querido emitir ninguna opinión hasta no mantener una reunión con el vicepresidente de Desarrollo Económico, que iba a producirse este mismo lunes, pero que ha tenido que ser pospuesta.

En opinión de Geroa Bai, su portavoz Koldo Martínez ha respondido a la parlamentaria de EH Bildu afirmado que no considera que el Gobierno “haya actuado con unilateralidad” y ha recordado que “cada uno es responsable de las decisiones que toma”.

Sin embargo, las presiones de Bildu y Podemos hacia el Gobierno han provocado que Martínez abra la puerta a que finalmente el plan pueda negociarse en otra mesa, dejando a un lado el Consejo de Diálogo Social, ya que el portavoz ha destacado que “es fundamental estar abiertos a todos los sectores”.

Sin embargo, ha sentenciado que la actitud del Gobierno “es la que debe mantener” y ha instado a “seguir buscando fórmulas imaginativas” para dar cabida a todos los agentes.

También, José Miguel Nuin, de Izquierda Ezkerra, ha abogado por elaborar el plan con los agentes económicos y sociales y ha criticado que los dos sindicatos nacionalistas, ELA y LAB, se autoexcluyan. “No entendemos que hagan lo mismo que con el Gobierno de Barcina”, ha expuesto el portavoz de I-E.

Asimismo, Nuin ha confirmado que preguntarán al Gobierno sobre los detalles de este plan para conocer cómo se va a llevar a cabo y qué plazos de manejan para poner en marcha el plan.

EL "ESPECTÁCULO" DEL CUATRIPARTITO

El portavoz adjunto de los regionalistas, Carlos García Adanero, ha tachado de "espectáculo" la disputa entre los miembros del cuatripartito y ha instado a que "las disputas internas no echen para atrás el plan de empleo".

Esa misma línea ha sido defendida por la socialista María Chivite, quien ha asegurado que “los problemas del cuatripartito no me interesan, lo que me preocupa es el plan de empleo”. Por su parte, la portavoz ‘popular’ Ana Beltrán también ha instado a LAB y ELA a dejarse de “pataletas” y les ha pedido que “se preocupen más de sus trabajadores y menos de sus intereses políticos”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Plan de Empleo abre una crisis en el cuatripartito: Bildu tacha de "grave" que el Gobierno foral negocie de manera "unilateral"