POLÍTICA

El PSN descarta que el PP propicie el gobierno de Sánchez, mientras Esparza alerta que pactará con nacionalistas

El líder dela coalición Navarra Suma ha destacado que Sánchez "hasta ahora ha pactado donde ha podido" con quienes "quieren romper nuestro país".

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, hace balance de los resultados electorales del PSN en las elecciones del 10-N junto a Ramón Alzórriz, Toni Magdaleno y José Luis Arasti. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, hace balance de los resultados electorales del PSN en las elecciones del 10-N junto a Ramón Alzórriz, Toni Magdaleno y José Luis Arasti. IÑIGO ALZUGARAY  

La mayoría de los grupos parlamentarios han pedido este lunes a Pedro Sánchez, tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces, un gobierno progresista porque es lo que la ciudadanía ha dicho de nuevo en las elecciones generales celebradas este pasado domingo.

En este sentido, el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha dado por "descartado" que pueda ser el PP quien propicie con su abstención la presidencia de Sánchez, quien ha indicado que en su opinión "va a trabajar por un gobierno progresista".

Mientras Geroa Bai, Podemos e I-E han defendido acuerdos como el alcanzado en Navarra como alternativa a la derecha y EH Bildu ha apostado por que Sánchez tenga en cuenta también el crecimiento de los partidos soberanistas, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, no ha dudado de que estos serán los elegidos por el líder socialista para conseguir los apoyos necesarios para su investidura.

Al respecto Esparza ha afirmado que tras las elecciones la iniciativa le corresponde a Sánchez pero "lo cierto es que hasta ahora ha pactado con el nacionalismo y el independentismo donde ha podido" y esto "ha terminado por suponer que haya más diputados nacionalistas e independentistas que quieren romper nuestro país", y como "ejemplo claro" ha puesto a Navarra donde "se ha cambiado un diputado y un senador constitucionalistas" por un diputado de EH Bildu y un senador autonómico de Geroa Bai.

Alzórriz por su parte ha subrayado que el POSE "ha vuelto a ganar por tercera vez en un año" y "los españoles han vuelto decir que quieren un gobierno progresista liderado por Sánchez", al tiempo que ha instado a un "desbloqueo rápido" de la situación para "poner a las políticas que necesitan las personas en el disparadero".

Y ha añadido que "toca mirar hacia adelante y avanzar en cohesión y convivencia", y esto es lo que ha asegurado que van a hacer tanto el PSOE como el PSN.

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, que ha felicitado a los representantes navarros a Cortes elegidos ayer, a quienes ha deseado "el mayor de los aciertos", ha mostrado su deseo de que se alcancen "acuerdos de estabilidad en el Estado desde posiciones progresistas y de reconocimiento de la pluralidad, y con vocación de un trabajo de futuro en esa misma línea".

"No puedo hablar evidentemente por el PP pero no parece que su apuesta sea abstenerse para un gobierno de Pedro Sánchez", ha dicho, y destacado que en todo caso la ambición de su coalición es justo "al revés", que se consigan acuerdos de Gobierno entre formaciones progresistas como se ha hecho en Navarra.

Por EH Bildu, Bakartxo Ruiz se ha felicitado por el crecimiento de las fuerzas soberanistas, lamentado "la importante subida de la ultraderecha de VOX", síntoma "de la deriva involucionista del Estado español", y y señalado que ahora Pedro Sánchez "mirar a la derecha y plantear un pacto de Estado apuntalando el régimen del 78 o puede mirar a la izquierda y a las fuerzas soberanistas para abrir una vía de desbloqueo en términos democráticos".

Sin embargo, tras aseverar que Sánchez "se equivocó" si pretendía mejorar su resultados y empeorar los de las formaciones soberanistas, que suman 29 diputados, ha comentado que su sensación es que el candidato del PSOE en campaña electoral "estaba más pendiente de la derecha", por lo que ha advertido de que "se equivocarían si mercadearan con Navarra" para logar un acuerdo.

"En la unidad es donde se debe encontrar un proyecto alternativo a la extrema derecha", ha defendido el portavoz de Podemos, Mikel Buil, quien ha apuntado también que no puede dedir qué bvan a hacer ni PP ni POSE pero sí hemos escuchado a los militantes socialistas" decir que "con Casado no, con Iglesias sí" y "espero que el PSOE aproveche una necesidad histórica" y busque "un gobierno de coalición frente a la derecha".

En la misma línea, la portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha calificado de "buena noticia que las derechas no sumen para formar gobierno" por lo que ha llamado a pactar "un programa social y de izquierdas en beneficio de la mayoría ciudadana", lo que pasa por asuntos como blindar pensiones o derogar la reforma laboral, al llamada ley mordaza o la ley de estabilidad presupuestaria.

Y ha pedido que "tomen nota" de lo que se ha hecho en Navarra porque "un acuerdo de programa sobre la base de las propuestas de izquierdas, es un acuerdo viable" y por eso ha hecho "un llamamiento a la responsabilidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PSN descarta que el PP propicie el gobierno de Sánchez, mientras Esparza alerta que pactará con nacionalistas