• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 20:07

 

 
 

POLÍTICA

El Consejo de Navarra considera "improcedente" que Pamplona anulara el contrato de los payasos abertzales

Al mismo tiempo, indica que hay una falta de anulabilidad, ya que en el contrato firmado por la edil de Bildu Maider Beloki falta un informe justificativo.

Rueda de prensa de Pirritx, Porrotx eta Marimotots junto a su abogado después de que el Ayuntamiento de Pamplona haya suspendido su espectáculo en Baluarte. IÑIGO ALZUGARAY
Rueda de prensa de Pirritx, Porrotx eta Marimotots, junto a su abogado, después de que el Ayuntamiento de Pamplona suspendiera su espectáculo en Baluarte. IÑIGO ALZUGARAY

El Consejo de Navarra considera que resulta "improcedente" la declaración de nulidad de pleno derecho del contrato suscrito el 12 de junio entre el Ayuntamiento de Pamplona y los payasos Pirritx, Porrotx eta Marimotots para una actuación el próximo 29 de noviembre en Baluarte.

En su dictamen, facilitado por el grupo de payasos, el Consejo de Navarra sostiene que "la mera existencia de la contratación artística es suficiente para considerar que cabe acudir al procedimiento negociado sin publicidad".

Según señala, "la única justificación" del contrato (firmado por la edil de Bildu Maider Beloki) "se encuentra recogida en la primera de las cláusulas del mismo, una representación dentro de la programación infantil en euskera del Ayuntamiento de Pamplona, para la que se cuenta con partida presupuestaria".

Para el Consejo de Navarra, "desde luego que no parece una justificación ni extensa, ni pormenorizada, pero la procedencia de la aplicación en casos como el que nos ocupa del procedimiento negociado sin publicidad, y el carácter excepcional de la revisión de oficio, nos lleva a considerar que, aunque manifiestamente mejorable, tanto el expediente (constituido por el momento únicamente por el contrato) como la propia justificación de la actuación contratada, no estamos ante un caso en el que se haya prescindido de manera total y absoluta del procedimiento establecido al efecto".

"Se trata de la contratación de una única actuación artística, ha existido adjudicación a través del contrato suscrito y el pago se efectuará en el momento de presentación de la factura, recogiéndose en el contrato", agrega el Consejo de Navarra.

Manifiesta, además, que "la correcta tramitación del expediente hubiera exigido algún informe justificativo de la decisión adoptada, con la finalidad de ofrecer una adecuada motivación de la actuación de la Administración, máxime tratándose de actuaciones de marcado carácter discrecional".

FALTA DE ANULABILIDAD

En este sentido, considera que "esa carencia podría constituir, en su caso, una falta de anulabilidad, pero no conlleva la falta total y absoluta de procedimiento necesaria para incurrir en el vicio de nulidad absoluta invocado". "No procede, en consecuencia, la revisión de oficio del contrato", argumenta el Consejo de Navarra.

Como se recuerda, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, afirmó recientemente que su objetivo es que, siendo él regidor municipal de la capital navarra, los payasos Pirritx, Porrotx eta Marimotots "no puedan actuar en el marco de las actuaciones" que organiza el consistorio.

Según expuso, el tema de "fondo" en la suspensión del contrato para su actuación en Baluarte es que "estos payasos están vinculados a la izquierda abertzale e incluso han participado en asuntos tan duros como homenajes a presos de ETA".

El Consejo de Navarra es un órgano consultivo de la Comunidad foral cuyas decisiones no son vinculantes, por lo que el consistorio pamplonés no está obligado a volver a contratar a los payasos abertzales.

RESCISIÓN DEL CONTRATO

De hecho, el consistorio ya ha anunciado este miércoles por la tarde que rescinde el contrato con Katxiporreta Koop. E. para la realización del espectáculo Bizi Dantza a cargo de los payasos Pirritx eta Porrotx eta Marimotots el próximo viernes, día 29, en Baluarte.

"El dictamen del Consejo de Navarra sobre la nulidad del contrato constata irregularidades manifiestas en la tramitación del mismo, hecho que da pie a su posible anulabilidad", ha indicado el Ayuntamiento de Pamplona. Es por ello que el consistorio manifiesta su interés en resolver este procedimiento por la vía judicial.

Entre esas irregularidades, pormenorizadas en un informe municipal, se constata la inexistencia de un expediente de necesidad, la falta de retención de crédito, la ausencia de aprobación por parte del órgano competente y el hecho de que la secretaría técnica, encargada de tramitar los expedientes, no tuviera ninguna información al respecto. A todo ello se suma la circunstancia de que esta compañía no había formado parte de la programación infantil en ocasiones anteriores, ni se había realizado con ellos ninguna contratación anterior que avalase su designación.

Es por ello que se atribuye la contratación, realizada el pasado 12 de junio por la entonces concejala de Cultura, Maider Beloki, a una “decisión discrecional política”, ha reflejado el Ayuntamiento pamplonés.

POSICIONAMIENTOS IDEOLÓGICOS

Asimismo, se considera que los posicionamientos ideológicos que han manifestado los payasos caracterizados como tal en reiterados actos públicos son contrarios al Plan de Infancia municipal, al del Gobierno de Navarra y a la Convención de Derechos de la Infancia.

Todas estas circunstancias y la inmediatez de la fecha prevista para la actuación, que hace inviable su celebración por razones técnicas, han llevado al consistorio a rescindir el contrato con la compañía de teatro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Consejo de Navarra considera "improcedente" que Pamplona anulara el contrato de los payasos abertzales