POLÍTICA

Bildu no reclama la disolución de ETA: prefiere hablar de "reconciliación" y no de "castigos"

Todos los grupos políticos presentes en el Parlamento de Navarra, salvo la bancada abertzale, han exigido la disolución de la banda terrorista.

La parlamentaria de Bildu, Bakartxo Ruiz, en el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La parlamentaria de Bildu, Bakartxo Ruiz, en el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

Todos los grupos del Parlamento de Navarra, excepto EH Bildu que se ha abstenido, han exigido este jueves a ETA su disolución y la entrega a la Justicia española y francesa de toda la documentación en su poder relativa a su actividad terrorista.

Esa demanda se recoge en un primer punto de una moción de UPN, que incluye un segundo apartado, que también ha sido aprobado, en este caso con la abstención de EH Bildu y Podemos.

En ese segundo punto se exige a todos sus militantes y exmilitantes que, antes y después de dicha disolución, colaboren con la justicia española y francesa para aclarar exhaustivamente todas y cada una de sus actividades delictivas, la identidad y responsabilidades de sus inductores, promotores económicos, cómplices y colaboradores intelectuales.

En la defensa del texto Iñaki Iriarte (UPN) ha sostenido que la convivencia no puede restaurarse sobre la base del olvido, las consecuencias de la "lucha armada" no pueden ser olvidadas.

Ante las informaciones que apuntan a que la disolución de ETA podría tener lugar en los próximos meses, ha asegurado que será una gran noticia, tras lo que ha exigido a la organización terrorista que "no demore ese momento, que lo haga cuanto antes".

Al mismo tiempo ha solicitado que eso no suponga resignarse a la ignorancia del conocimiento de todo lo que ocurrió. En esa línea ha señalado que quedan unos 350 asesinatos sin resolver, a los que ha sumado multitud de atentados, heridos, mutilados, amenazados, extorsionados y desapariciones que quedaron impunes. La demanda de colaboración con la justicia para esclarecer todas esas acciones la ha hecho tanto a ETA como a su entorno.

Geroa Bai ha presentado una enmienda defendida por Koldo Martínez, quien ha dicho que compartiendo como comparten la gravedad del terrorismo y sus consecuencias, tienen dudas sobre los datos recogidos en la exposición de motivos de la moción de UPN.

"Tenemos el deber político y moral de exigir a quienes han formado parte del entramado de ETA, y estos tienen el deber, de esclarecer los pormenores de sus actuaciones delictivas", según Martínez, quien ha exigido "verdad para todas las víctimas". Su moción, retirada al no ser aceptada para no generar división, exigía a "todos los victimarios de todos los tipos de violencia injusta e ilegítima que colaboren con la justicia para aclarar exhaustivamente todas y cada unas de las actividades delictivas".

Tere Sáez (Podemos) tras abogar por la deslegitimización de la violencia y por un "relato conciliador e inclusivo", ha apuntado que "todos los procesos de paz han de ser ordenados y pautados", si bien ha apuntado que "no se puede obligar a nadie a declarar contra sí mismo".

La socialista Inmaculada Jurío, quien ha pedido que se hable del terrorismo de ETA y que "se deje de intentar de blanquearlo diciendo que existen otros terrorismos", ha reiterado su postura a favor de la disolución de ETA y de la entrega de las armas, tras lo que ha remarcado que es el momento de centrarse en las víctimas.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha lamentado que el texto no se apruebe por unanimidad "por culpa de los mismos" y ha reprochado a Geroa Bai que traiga una enmienda sobre otras violencias a una iniciativa sobre ETA. A ETA le ha exigido una "entrega real", tras lo que ha arremetido contra EH Bildu, al que ha dicho que no tiene problema con la palabra condena, salvo en el caso de ETA.

El portavoz de I-E José Miguel Nuin, tras precisar que no tienen ningún inconveniente en hablar solo de las víctimas de ETA, ha considerado oportuno hablar también de otras víctimas en un debate sobre el derecho a la justicia.

En el turno en contra, Bakartxo Ruiz (EH Bildu) tras reconocer el derecho de todas las víctimas a la verdad, a la justicia y a la reparación de ahí su abstención, ha comentado que la moción sigue un discurso "partidista" de la lógica de "vencedores y vencidos".

Ha añadido que el texto no va en la línea de las "comisiones de la verdad" que se crean en contextos de objetivos compartidos de acuerdos de mínimos, con el objeto principal de la "reconciliación" y no el "castigo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu no reclama la disolución de ETA: prefiere hablar de "reconciliación" y no de "castigos"