PREMIUM  POLÍTICA

El Parlamento de Navarra incluye a los bebés robados como víctimas de la represión del golpe militar de 1936

La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra valora positivamente la inclusión y considera que "se subsana uno de los vacíos detectados de la memoria histórica".

Mano de un bebé durmiendo. ARCHIVO
Mano de un bebé durmiendo. ARCHIVO  

El Parlamento de Navarra ha acordado este jueves incluir a las víctimas de bebés robados, tanto a las familias como a quienes buscan su identidad biológica, en la ley foral de reconocimiento y reparación moral de los ciudadanos asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936.

Con el voto a favor de todos los grupos, excepto el PPN que se ha abstenido, ha salido adelante la modificación que busca reparar el daño causado y abrir un cauce para que las víctimas puedan conocer su identidad biológica, así como que puedan acceder a los mismos servicios que las demás víctimas del franquismo.

En ella se incluye la realización de un acto institucional en favor de las demandas de las personas afectadas y pedir al Estado español que investigue estos hechos y modifique el Código penal para que sean considerados crímenes de lesa humanidad y por tanto sean imprescriptibles.

Contempla asimismo la elaboración de un censo de bebés robados para, a través de un convenio con el fondo documental de la UPNA, tratar de esclarecer los casos de adopción irregular e identificar a las madres biológicas que no hubieran dado su consentimiento.

Con ese fin se solicitará la colaboración de todas las instituciones que custodien libros de adopciones, expedientes relativos a la protección de menores o historiales médicos desde el 18 de julio de 1936 hasta el 1 de enero de 1978. En el caso de víctimas entre 1979 y 1990 se conviene que podrán acogerse a los beneficios de la ley si el robo se ajusta a lo previsto de la norma.

EN 2013 UNA INVESTIGACIÓN NAVARRA RENGÓ TRAMAS DE BEBÉS ROBADOS

La norma, impulsada por I-E y suscrita también por Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, llega a la Cámara navarra después de una comisión de investigación concluyera en 2013 que no se podía hablar de trama de bebés robados en Navarra, tal y como han recordado algunos portavoces.

UPN pese a no compartir algunos aspectos, como hablar de "bebés robados", ha apoyado la modificación que, en palabras de Iñaki Iriarte, se ha elaborado de "forma atropellada, se debía haber abordado con más rigor". Tras compartir que estas actuaciones sean reconocidas como delitos de lesa humanidad, se ha preguntado si todos los que piden ese reconocimiento harían lo mismo con otros crímenes, a su juicio, más graves como son los del terrorismo.

Este Gobierno "está absolutamente comprometido con esta ley de memoria histórica", según Virginia Alemán (Geroa Bai), quien ha considerado "legitimas" las demandas de familias y asociaciones que tratan de conocer la verdad, para concluir que "es pertinente investigar este episodio oscuro" de la historia que ha quedado a expensas de las familias que no han contado con cobertura legal en este tiempo.

La modificación era "necesaria", en opinión del parlamentario de EH Bildu Dabid Anaut, quien ha insistido en que hay que "resarcir una deuda", ha considerado correcta la ubicación temporal recogida en la ley y ha denunciado que nadie se encuentra en la cárcel por estos delitos.

La parlamentaria de Podemos Tere Sáez ha valorado el consenso y ha considerado "aceptable" mantener el concepto de bebés robados porque "en el robo hay fuerza y se quitó a los bebés por la fuerza". "Con esta ley apoyamos poner fin a tanta invisibilidad", ha aseverado, a lo que ha añadido que además se refuerzan los derechos de la infancia.

Los socialistas han expresado su "total apoyo a la modificación porque es una deuda histórica de la sociedad con las familias, padres y madres, sobre todo madres que sufrieron el robo de sus bebés durante el franquismo, una época negra de nuestra historia", según Inma Jurío (PSN), quien ha señalado que la ley pretende ayudar en la labor de conocimiento de la verdad.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha considerado el robo de bebés es "una de las mayores tragedias" que ha habido y ha asegurado que siempre apoyarán a sus madres, pero ha explicado que no votan a favor de esta norma porque no están de acuerdo en una "ideologizada y sesgada" exposición de motivos.

"Es un gran día para la memoria histórica", ha afirmado Marisa de Simón (I-E), quien tras apuntar que fueron miles los bebés robados a sus madres, en Navarra se calcula que al menos doscientos niños se adoptaron ilegalmente, ha sostenido que el móvil de esta "barbarie" fue "político e ideológico". "Esta ley va por todas las víctimas de la dictadura franquista", ha concluido.

LOS FAMILIARES DE FUSILADOS VALORAN LA INCLUSIÓN DE LOS BEBÉS ROBADOS EN LA LEY

La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra (AFFNA-36) se alegra y valora positivamente la inclusión en la ley foral de las víctimas de la represión de 1936 a las víctimas del robo de bebés, ya que de esa forma "se subsana uno de los vacíos detectados en el ámbito de la memoria histórica".

El reconocimiento de Navarra a las "víctimas más silenciadas y olvidadas del franquismo" es subrayado por la asociación que destaca que, en virtud de esta norma, esas víctimas tendrán el reconocimiento, la reparación moral y el amparo institucional necesarios para hacer efectivo el derecho a la identidad y a la búsqueda de los seres queridos "injusta e ilegalmente arrebatados en el marco de la represión de género que, sobre la base de un único modelo de ser mujer y ser madre, implantó el franquismo".

Al respecto subraya en un comunicado que los niños perdidos del franquismo, los bebés robados, representan un episodio del que se habla poco, y del que las asociaciones que trabajan por la recuperación de la memoria y por los derechos y el reconocimiento de todas las víctimas del franquismo casi no se han ocupado.

En su opinión, bebés y familias fueron "víctimas del robo sistemático y de falsas adopciones que se produjo en clínicas, hospitales y maternidades de toda España, desde julio del 36 hasta bien entrada la democracia" y también son "víctimas de la represión del 36 y de la dictadura".

La asociación apunta que la búsqueda de las niñas y niños robados debe plantearse desde una doble perspectiva, por un lado, la búsqueda personal de los biológicos y, por otro, la creación de una sensibilización y concienciación social ante la gravedad de estos hechos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Parlamento de Navarra incluye a los bebés robados como víctimas de la represión del golpe militar de 1936