POLÍTICA

El Parlamento adopta ya el lenguaje abertzale y califica "de excepción" la política antiterrorista

El cuatripartito de Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E facilitan que simpatizantes de los terroristas acudan hoy al Parlamento.

Beaumont, Ollo y Mendoza, en el Parlamento. Detrás, parlamentarios de Podemos.
Beaumont, Ollo y Mendoza, en el Parlamento. Detrás, parlamentarios de Podemos.  

El cambio en el Gobierno y en la mayoría parlamentaria va impregnando poco a poco toda la actividad política de Navarra. Y dentro de este cambio, el lenguaje empleado oficialmente en la página web del Parlamento foral se ha adaptado a los términos abertzales y ya hablan de la política antiterrorista del Gobierno central como de “la política penitenciaria de excepción”.

Hoy miércoles, una representación de la asociación Etxerat, que engloba a los familiares y simpatizantes de los terroristas de ETA, acudirán a la Comisión de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, para según la web de la Cámara foral, “exponer la situación en que viven debido a la política penitenciaria de excepción”, en referencia a la política de dispersión, una herramienta avalada por el Consejo de Europa el pasado mes de enero.

La petición de comparecencia fue presentado por las cuatro “fuerzas del cambio”, esto es, Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra. Pero el texto del Parlamento no entrecomilla la expresión de manera que pudiera entenderse que es una traslación literal de la petición de los grupos parlamentarios, sino que lo asume como propia.

No es la primera vez que miembros de este colectivo acuden al Parlamento para denunciar la política de dispersión. En marzo de 2012 ya acudieron a petición de Bildu. En aquella ocasión ni UPN ni PP participaron en la comisión al considerar, según Carlos García Adanero, que “en España no existen presos políticos, sino asesinos”.

En este punto hay que recordar que, tras la advertencia el pasado martes de la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, de no dejar entrar en la Cámara foral a una persona que le había increpado en agosto, la portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, le recordó que “en esta cámara han entrado incluso asesinos de ETA”. Pues bien, en aquella comparecencia de 2012 acudió al Parlamento como representante de Etxerat una de sus cabezas visibles en Navarra, Gloria Rekarte, quien fue condenada a penas que sumaban 60 años de cárcel por los asesinatos del artificiero Francisco Berlanga, en la plaza del Castillo, y de Pedro Fernández Serrano, en el bar Mohicano, ambos en 1979.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Parlamento adopta ya el lenguaje abertzale y califica "de excepción" la política antiterrorista