PREMIUM  POLÍTICA

El Parlamento foral "pone en duda" el Plan de Empleo que, sin presupuesto ni consenso, busca crear 20.000 empleos hasta 2019

El borrador, presentado por el equipo del vicepresidente Ayerdi, presenta 140 medidas que no convencen incluso al cuatripartito.

El consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, explica el Plan de Empleo 2016-2019 en comisión parlamentaria. IÑIGO ALZUGARAY
El consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, explica el Plan de Empleo 2016-2019 en comisión parlamentaria. IÑIGO ALZUGARAY  

El Parlamento de Navarra ha puesto en duda la eficacia que puede llegar a tener el Plan de empleo 2016-2019 a la vista del borrador que sin presupuesto ni consenso con los agentes sociales y económicos ha presentado este viernes en la Cámara foral el vicepresidente Manu Ayerdi.

El plan es una propuesta sobre la que el Gobierno tiene el "compromiso" de hablar con empresarios y sindicatos para buscar "un consenso total o parcial", y que "tendría sentido que tuviera el punto final en el Parlamento", ha afirmado Ayerdi.

Y ha subrayado la voluntad del Ejecutivo de incrementar cada año las partidas presupuestarias "que juegan a favor del empleo" y, "si a lo largo de esta hoja de ruta se observa la conveniencia de hacer una modificación presupuestaria, tampoco veo la dificultad".

El plan recoge 140 medidas para crear 20.000 puestos de trabajo y reducir así en un 75 % la brecha de tasa de empleo con las 15 regiones europeas de referencia en la "estrategia de especialización inteligente", aproximarse a una tasa de empleo del 75 % en las personas de entre 20 y 64 años, y aumentar de 17.000 a 25.000 los contratos indefinidos anuales.

Persigue además mejorar en salarios y en salud laboral, y reducir el empleo no declarado, al tiempo que para mejorar la empleabilidad quiere incidir en la formación y en especial en la FP, incrementar hasta 10.000 las acreditaciones nuevas de cualificación profesional y dar acompañamiento personalizado y continuo a 15.000 personas desde el Servicio Navarro de Empleo (SNE).


Otros retos son reducir en un 20 % la desigualdad de la tasa de empleo de mujeres, jóvenes y mayores de 45, y personas con discapacidad y minorías, y bajar en un 30 % al cifra de parados de larga duración.

El plan de empleo 2016-2019 incluye asimismo medidas para duplicar anualmente la inserción laboral de los perceptores de la nueva Renta Garantizada, favorecer la creación de empleo con incentivos fiscales, y generar nuevos nichos.

Se trata de "dar respuesta a ocupados y desempleados, atender a las demandas de las empresas, y acometer la transformación del SNE", y todo dentro de la estrategia de "especialización inteligente" para el desarrollo de Navarra.

"Calidad de vida, prosperidad y sostenibilidad son los elementos nucleares" de la estrategia, ha dicho Ayerdi, y ha precisado que "un indicador clave en la prosperidad es la creación de empleo y de empleo de calidad".

Para la popular Ana Beltrán, solicitante de la comparecencia de Ayerdi, sin presupuesto "todo puede sonar muy bien pero queda al albur de la situación económica", al tiempo que ha dudado de que nuevas empresas vengan a Navarra y crezca la confianza empresarial sin una política fiscal atractiva.

En esta línea Carlos García Adanero, de UPN, ha recordado que el 85 % del empleo en Navarra depende del sector privado y "no acompaña lo que dice el papel, que está bien, con lo que se está haciendo. El tiempo dará o quitará razones, pero lo escrito no se corresponde con la realidad del día a día".

El turno de la oposición lo ha cerrado la portavoz del PSN, Aihoa Unzu, quien ha subrayado su "disconformidad" con un plan que es "papel mojado" por falta de presupuesto, y que además "nace cojo, sin contar siquiera" con organizaciones empresariales y sindicales.

Por el contrario, Rafael Eraso, de Geroa Bai, principal socio del cuatripartito que sustenta el Gobierno, ha considerado que este plan nace "con los mimbres necesarios para los objetivos pretendidos", por lo que ha deseado que consiga "el consenso político y social".

Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha valorado las líneas estratégicas del plan frente a los que terminaron en "un cortijo o corralito foral", pero ha echado en falta un análisis de su eficacia y del "obstáculo insalvable" que suponen las competencias del Estado en legislación laboral básica y Seguridad Social.


Desde Podemos, Carlos Couso ha sostenido que después de la "gran estafa" que han sido "20 años de concertación", este plan es "una herramienta de contención" que "adolece de un cambio de modelo" y solo incluye "medidas economicistas, cuando el desastre que viene obliga a dar mucho más peso a medidas de reparto".

Por I-E, José Miguel Nuin ha considerado "muy poco serio" la falta de diálogo con los agentes económicos y sociales en "un asunto fundamental" como el empleo, cuando el "deterioro" del mercado de trabajo y salarial es "brutal", y ha defendido una "ley de empleo" que dé solución al problema.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Parlamento foral "pone en duda" el Plan de Empleo que, sin presupuesto ni consenso, busca crear 20.000 empleos hasta 2019