PREMIUM  POLITICA

El PSN, después de negociar con Bildu para llegar al poder, le reclama que condene los crímenes de ETA

La Junta de Portavoces del Parlamento foral ha aprobado una declaración institucional, con los únicos apoyos de NA+ y PSN, para pedir a Bildu que condene los crímenes de ETA.

Bakartxo Ruiz (Bildu) y Ramón Alzórriz (PSN), durante una Mesa y Junta del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Bakartxo Ruiz (Bildu) y Ramón Alzórriz (PSN), durante una Mesa y Junta del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, con los únicos apoyos de Navarra Suma y PSN, y el rechazo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, ha aprobado este martes una declaración institucional que pide a EH Bildu que "entre por fin en la historia, reconociendo y condenando los crímenes de la banda terrorista ETA".

Así lo señala uno de los tres puntos aprobados de la declaración propuesta por NA+, que constaba de otros tres puntos que finalmente no han salido adelante por sumar tan solo el apoyo de Navarra Suma, y que ha centrado buena parte del debate y de las discrepancias en la primera sesión del 2020 de la Mesa y de la Junta de Portavoces de la Cámara foral.

El primero de los tres puntos aprobados recoge que el Parlamento de Navarra expresa su "clara identificación y apoyo a las instituciones del Estado, emanadas, al igual que el mismo, del compromiso social y democrático del Estado de derecho surgido en nuestro país a partir de la promulgación de la Constitución de 1978".

En el segundo punto, apoyado por NA+ y PSN, el Parlamento solicita "a la formación independentista EH Bildu que entre por fin en la historia, reconociendo y condenando los crímenes de la banda terrorista ETA".

Además, La Cámara expresa el "compromiso de todas las fuerzas políticas y agentes institucionales en la colaboración para esclarecer los numerosos casos pendientes que aún quedan por resolver", en referencia a los asesinatos de ETA.

La declaración incluía otros tres puntos, rechazados por todos los grupos, excepto el proponente. El primero de ellos expresaba "su más firme rechazo" a la intervención de la disputada de EH Bildu Merche Azipurúa el pasado sábado en el Congreso, por contener "un ataque injustificado" contra las instituciones del Estado, contra el Estado de derecho, contra la Constitución y contra la figura del rey.

VÍCTIMAS DE ETA

También se pedía a la presidenta de la Cámara legislativa, Meritxell Batet, "que ponga los medios oportunos para que las mismas no se vuelvan a repetir"; se constataba la solidaridad del Parlamento de Navarra con todas las víctimas de ETA; y se mostraba "el profundo malestar" tanto por las palabras de Aizpurúa como por la "falta de respuesta" de Pedro Sánchez.

Al término de la reunión, en declaraciones a los periodistas, Javier Esparza (NA+) ha defendido el texto inicialmente propuesto y ha devuelto las críticas sobre su intencionalidad, por entender que lo realmente "belicoso" es el ambiente con el que la izquierda abertzale acompañó a ETA, y lo "terrorífico" es "lo que implantó ETA en España y que justificaba la izquierda abertzale".

También, y en respuesta a la portavoz de Geroa Bai, ha considerado que "oportunista" es "haber llegado a presidenta con un pacto con Bildu", ha dicho Esparza, tras zanjar que la declaración institucional "viene con afán de dejar las cosas claras" y de que la intervención de Aizpurúa "no tiene un pase democrático".

Por su parte, el socialista Ramón Alzorriz ha justificado su apoyo a tres de los puntos porque suponían "condenar el terrorismo y pedir a todos los grupos que lo condenen", pero ha explicado el rechazo al resto por enmarcarlos en una iniciativa "oportunista" que, tras el debate "bronco" del Congreso, pretendía "reprobar" a Batet y a Sánchez "por no responder como a ellos les hubiera gustado".

"ENORMEMENTE OPORTUNISTA"

En su caso, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha negado el apoyo a la totalidad de la declaración porque, "más que inoportuna, es enormemente oportunista" y "usa el dolor de las víctimas del terrorismo" como elemento de "confrontación partidaria" que, en su formación, "no podemos compartir", ha dicho, tras considerar que "nadie duda" de la posición en contra del terrorismo de su partido. Ha afeado además el "sometimiento por complejo" del PSN en algunos puntos de esta votación.

Muy crítica se ha mostrado Bakartxo Ruiz (EH Bildu) con una declaración de NA+ que buscaba, a su juicio, "embarrar" la situación e incidir en un "preocupante ambiente belicoso" y en cuya votación, en su opinión, el PSN se ha mostrado "lleno de complejos y se ha equivocado votando a favor de varios puntos".

También Mikel Buil (Podemos-Ahal Dugu) ha justificado su rechazo a la totalidad de la declaración "porque busca incendiarlo todo", ha indicado.

Fuera de la Cámara foral, la vicesecretaria de Organización del PP y presidenta del PPN, Ana Beltrán, ha considerado que "los socialistas han tocado fondo en la defensa de todos los principios que tenían como partido político".

"ESPALDA A SUS PRINCIPIOS"

Así se ha pronunciado Beltrán al término de la sesión de investidura en el Congreso y después de conocer que, en ese mismo momento, en el Parlamento de Navarra, "los socialistas volvían a dar la espalda a sus principios y a hacer un posicionamiento claro para no ofender a sus socios de EH Bildu".

En opinión de la líder de los populares navarros, "el PSOE ha tocado fondo respaldando en Pamplona las palabras de Merche Aizpurúa en contra del Rey y la Constitución". Y ha asegurado que las palabras de la representante de Bildu "causaron un profundo malestar en el conjunto de la sociedad española". "Máxime cuando las mismas no fueron contestadas por el entonces candidato Pedro Sánchez", ha agregado.

Para Beltrán, "los socialistas navarros siguen la senda marcada por Sánchez de no ofender a aquellos que aún siguen sin condenar la violencia terrorista de ETA". Y ha considerado "vergonzoso" que el PSOE "se niegue a reconocer que ni los insultos de Aizpurúa estaban justificados, ni la presidenta del Congreso hizo nada por frenar las diatribas de la diputada y que la respuesta de Pedro Sánchez no estuvo a la altura que se le puede exigir, no ya a quien va a ser presidente del Gobierno, sino a cualquier demócrata".

A juicio de la dirigente del PP, "es incomprensible que, frente al clamor que desde diversos sectores han causado las palabras de la diputada de Bildu, no se haya podido encontrar ni una sola voz en contra, que exprese la más mínima reprobación dentro del PSOE". "El silencio socialista es una prueba más del camino que ha decidido tomar este partido, tanto en Navarra como en el resto de España", ha sostenido.

En este sentido, ha manifestado que "las cesiones de María Chivite son solamente una antesala de lo que los socialistas están dispuestos a soportar por mantenerse en los sillones tanto en la Comunidad foral, como en La Moncloa". "Vamos a tener un presidente que va a serlo sin defender al rey, sin defender la Constitución, poniendo en duda a la Justicia y, en consecuencia, al Estado de derecho", ha criticado Beltrán, para asegurar que el PP "será el partido clave para sostener los pilares de la constitucionalidad y la legalidad en España".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PSN, después de negociar con Bildu para llegar al poder, le reclama que condene los crímenes de ETA