POLÍTICA

"Se ha metido demasiado la tijera": critican los cortes en el relato de víctimas de abusos de la Iglesia en Navarra

Los partidos no creen que la difusión sin datos del relato de las víctimas de abusos en la Iglesia cree precedentes.

Foto de archivo de una estudiante en una clase adornada con un crucifijo en un colegio de Pisa (Italia). EFE.
Foto de archivo de una estudiante en una clase adornada con un crucifijo en un colegio de Pisa (Italia). EFE.  

La mayoría de los grupos del Parlamento foral no cree que la publicación del relato de víctimas de abusos de la Iglesia a posteriori, tras su comparecencia en el Legislativo, y sin dar datos de los agresores pueda suponer un precedente para futuras sesiones de trabajo en la Cámara.

En declaraciones a los medios, el portavoz de Navarra Suma en el Parlamento, Javier Esparza, ha manifestado que entiende que la medida adoptada por la Cámara "no genera ningún problema". "Hay un informe jurídico que protege al Parlamento foral", ha dicho, para indicar que "había unanimidad en este tema".

Por su parte, el socialista Ramón Alzórriz ha señalado que "hay un informe jurídico que decía cómo se tenía que realizar esa visibilización pública de la comisión y había unanimidad en los partidos para que se realizase así".

Desde Geroa Bai, Uxue Barkos ha opinado que lo decidido en este caso "no debiera" ser un precedente para futuras ocasiones. "En este caso, los proponentes propusieron que la sesión fuera a puerta cerrada y a posterior se solicita que se haga pública, pero a posteriori se dan unas circunstancias en las que hay acusaciones y en eso en el Parlamento no puede participar". "A priori se puede producir y se produce", ha comentado, pero "en este caso se ha producido una afirmación que puede resultar una acusación no propia de un entorno como este y el Parlamento debe actuar en consecuencia".

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha señalado que este caso ha sido "excepcional" y "seguimos sin comprender porque se ha acabado colgando el audio vetando determinadas partes". "Los colectivos y las personas que vengan a exponer su reivindicación o su situación tienen que tener las puertas abiertas y los micrófonos abiertos", ha opinado, para señalar que "es una vía peligrosa que se veten o censuren determinadas cuestiones".

El parlamentario de Podemos Mikel Buil ha mostrado su "comprensión" a la "indignación" de las víctimas porque "pensábamos que se iban a quitar 2 o 3 nombres y ha quedado un relato con muchos silencios, que deja un testimonio de tropelías y barbaridades sin responsable, lo que desvirtúa la comparecencia".

"Se ha metido demasiado la tijera", ha opinado, para señalar que les preocuparía si esto generara precedentes. Ha expuesto así que "compareció un sindicato policial en la Cámara que hablaba de un colectivo vulnerable atribuyéndole delitos de todo tipo y tal vez eso pudiera ser un delito de odio".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha indicado que desde su grupo no tenían "ningún inconveniente" en que la sesión de trabajo "hubiera sido pública desde el primer momento".

"La idea fue preservar el anonimato de las personas que comparecían y si dicen que no tienen problema, nosotros tampoco tenemos", ha expuesto. "No tiene que haber ningún problema", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Se ha metido demasiado la tijera": critican los cortes en el relato de víctimas de abusos de la Iglesia en Navarra