POLÍTICA

Orain Bai 'pide la cabeza' de Aznárez a cambio de retirar las expulsiones en Podemos y no dañar al cuatripartito

Desde el sector crítico de Podemos reclaman al cuatripartito que "convenza" a la presidenta del Parlamento para dimitir por su "uso partidista del cargo".

La presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, acude a la primera Mesa y Junta de Portavoces del año 2019, en la que se aborda la expulsión de su propio grupo parlamentario y que conllevaría su destitución. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, acude a la primera Mesa y Junta de Portavoces del año 2019, en la que se aborda la expulsión de su propio grupo parlamentario y que conllevaría su destitución. IÑIGO ALZUGARAY  

El Parlamento de Navarra no ha tomado en consideración este martes, en su primera reunión del órgano de la mesa en el año 2019, la expulsión de los tres miembros del sector oficial de Podemos, lo que conllevaría la destitución de Ainhoa Aznárez como presidenta de Cámara foral.

La Mesa del Parlamento ha decidido pedir un informe jurídico sobre la situación en el grupo Podemos-Ahal Dugu-Orain Bai, del que sus tres miembros oficiales han sido expulsados por los otros cuatro que ya no pertenecen a la formación.

Al no tomarse en consideración la expulsión, se dilata una decisión que avocaría a Ainhoa Aznarez, en el sector oficial pero minoritario del grupo, a abandonar la presidencia del Parlamento.

La expulsión de Aznárez, Mikel Buil y Tere Sáez modificaría además las apuradas mayorías en las comisiones y desequilibraría las fuerzas que hasta ahora se imponían en el hemiciclo, con 26 votos del cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos Ahal Dugu-Orain Bai e I-E) y 24 de la oposición (UPN, PSN y PPN).

Desde el sector crítico de Podemos, agrupado bajo la denominación Orain Bai, han insistido en pedir la dimisión de Aznarez por su "sectarismo" y han ofrecido al cuatripartito que su cese podría conllevar que retiraran la petición de expulsión de los tres miembros afines a la dirección de Podemos y con ello el mantenimiento de la mayoría para el cuatripartito.

Así, el portavoz de Orain Bai, Carlos Couso, ha confirmado que mantiene su escrito para expulsar del grupo a los tres parlamentarios de Podemos y ha reclamado al resto de socios del cuatripartito que "no consientan a esta presidenta lo que no consentirían a un presidente de UPN".

Al finalizar la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento foral, Carlos Couso ha explicado que ha mantenido su escrito tras "intentar llegar a un arreglo que no ha sido posible". "Pasamos una propuesta para funcionar como dos agrupaciones parlamentarias y se nos ha contestado que se retirara el nombre de Orain Bai", ha indicado.

Carlos Couso ha asegurado que le "preocupan mucho las mayorías" en el Parlamento, que podrían verse alteradas con la ruptura del grupo, "pero hemos hecho todos los esfuerzos por mantener las mayorías, hemos aguantado carros y carretas, y ya está bien de ver en las redes sociales gente pagada para insultarnos". "Hay una campaña de acoso y derribo que la tenemos que parar", ha indicado.

ORAIN BAI SE CENTRA EN DESTITUIR A AZNÁREZ

Según ha planteado, "hay una solución para mantener las mayorías, que es que la presidenta del Parlamento renuncie a su cargo y se proceda a su sustitución sin más sobresaltos".

Sin embargo, ha criticado que "nos ha intervenido la Mesa del Parlamento". "Sabemos lo que pone el reglamento y hay precedentes sobre expulsiones, se han hecho automáticas. Ahora dice la Mesa que hacen falta informes y esperamos que no se dilaten demasiado en esto, y entre tanto convenzan a quien es responsable de este problema de que dimita", ha afirmado, para señalar que si Aznárez dimite "podríamos valorar retirar las expulsiones".

Carlos Couso ha afirmado que no entiende por qué la Mesa "no respeta la decisión que hemos tomado en el grupo". "Hasta ahora todo lo que hemos presentado se ajustaba al reglamento", ha indicado.

El parlamentario ha asegurado que Orain Bai ha decidido la expulsión de los tres miembros de Podemos "movido" porque el grupo parlamentario "ha sido boicoteado por el partido".

"Hay una presidenta en el Parlamento de Navarra que está haciendo un uso interesado, partidista de su cargo y no se lo permitimos a nadie, venga de donde venga. Ha habido esa utilización. Nuestros socios no se lo hubieran consentido a un presidente de UPN y nosotros a nadie", ha asegurado.

COUSO NIEGA INTERESES ECONÓMICOS

Carlos Couso, que ha defendido que el grupo parlamentario "tiene autonomía" de funcionamiento, ha negado que Orain Bai haya pedido la expulsión para hacerse con el control del dinero que corresponde al grupo.

"El dinero no se ha usado para lo que se debía, para que el grupo tenga medios para funcionar y no tiene sentido que lo cojamos. No hemos renunciado a que a partir de ahora tengamos recursos y asistencia para realizar nuestro trabajo con dignidad y efectividad, lo que se nos ha negado. No es una pugna por el dinero pero sí reclamamos los recursos necesarios, no estar en inferioridad respecto al resto de parlamentarios", ha afirmado.

"Hemos defendido nuestra ética política, la autonomía del grupo parlamentario, no nos consideramos tránsfugas, se ha transfugado el partido, no podemos aceptar que se nos dieran directrices para aprobar leyes en las que se aplique la reforma laboral. Cumplimos con los principios con los que llegamos a la política. Si el partido ha decidido romper con eso es su problema", ha asegurado.

El parlamentario ha asegurado que esta no es una cuestión de "ganadores o perdedores". "No vamos a traicionar nuestra ética. Nosotros tenemos un compromiso con los ciudadanos. Hay un conflicto en el seno del grupo, no por el dinero, sino político. No hemos dejado que el partido nos intervenga, como ha intervenido media España", ha indicado, para afirmar que "no nos hemos vendido".

Carlos Couso ha afirmado que el cuatripartito "bastante tiene con lo que hemos salpicado con nuestro conflicto interno, no nosotros, que no hemos tratado jamás de condicionar sus decisiones, pero la otra parte sí".

EL GOBIERNO ESPERA MANTENER EL ACUERDO PROGRAMÁTICO

Por su parte, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha confiado en llegar a final de legislatura con "el acuerdo programático que tan bien ha funcionado".

Así lo ha señalado la consejera al ser preguntada por la situación del grupo parlamentario de Podemos-Orain Bai, después de que Orain Bai insista en la expulsión de los tres representantes de Podemos si no consigue antes que Ainhoa Aznárez dimita como presidenta de la cámara.

"Desde el Gobierno siempre hemos dicho que esperamos que haya un acuerdo entre las formaciones y se llegue a final de legislatura con el acuerdo programático que tan bien ha funcionado", ha expuesto Ollo a los periodistas.

En cuanto a las valoraciones del resto de partidos del cuatripartito, desde Geroa Bai el parlamentartio Koldo Martínez ha advertido que los tres miembros expulsados del grupo por Orain Bai hace días "aceptaron" las condiciones para revocar la decisión que ahora no han consentido los proponentes, lo que justifica que hayan apoyado pedir un informe "por prudencia" y para amarrar la "seguridad jurídica" del asunto.

Con el mismo argumento, Adolfo Araiz (EH Bildu) ha lamentado que Orain Bai "no sé por qué razón se ha echado atrás" de lo que parecía iba a terminar en acuerdo con sus excompañeros, y a los 7 ha pedido "actuar con responsabilidad porque había y sigue habiendo mucho en juego, el cambio político y social" iniciado en 2015 y que con su decisión Orain Bai podría dejar en manos del PSN, ha alertado.

José Miguel Nuin (I-E) ha reiterado su petición a Orain Bai para que retire las expulsiones, "la única manera de mantener las mayorías de cambio" en el Parlamento y que responde a lo votado por los ciudadanos en 2015, por lo que es "muy grave" que ahora se alteren esas mayorías expresadas democráticamente.

Por su parte, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha anunciado la presentación de un recurso contra la decisión de la Mesa, ha exigido la convocatoria de un pleno extraordinario para elegir una nueva presidencia del Parlamento, y ha advertido de que seguir funcionando con la actual conlleva una situación de "inseguridad jurídica" por su posible ilegalidad en el puesto.

La socialista María Chivite ha señalado que lo sucedido en Podemos "son las consecuencias de decisiones tomadas y no tomadas" y ha apuntado al secretario general de la formación morada porque "no asumió responsabilidad que debía: expulsarlos del partido y haber litigado por la legitimidad del grupo parlamentario".

Por el PP, Ana Beltrán ha sido muy crítica con Aznarez porque hoy "ha vuelto a boicotear y utilizar las instituciones a su antojo" y "ha dado muestras reiteradas de que no es apta para dirigir este Parlamento", aunque tanto Podemos como Orain Bai son para la popular "la peor cara de la política", de forma que "es hora de que los navarros se den cuenta de quién es la verdadera casta. A ellos solo les importa el dinero", ha asegurado sobre la crisis interna.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Orain Bai 'pide la cabeza' de Aznárez a cambio de retirar las expulsiones en Podemos y no dañar al cuatripartito