PAMPLONA

Indignación de los padres en Pamplona: "Nos están tratando como a coches, cuando estamos hablando de niños"

Los concejales Maider Beloki y Joxe Abaurrea (Bildu) se reúnen con los padres a los que echarán para imponer el euskera en la escuela infantil de San Juan.

Padres y madres protestan a las puertas del centro Donibane antes de la reunión con Joxe Abaurrea y Maider Beloki por la imposición del euskera de Bildu. PABLO LASAOSA 1
Padres y madres protestan a las puertas del centro Donibane antes de la reunión con Joxe Abaurrea y Maider Beloki por la imposición del euskera de Bildu. PABLO LASAOSA 1

Cuatro días después de anunciar el cambio de modelo lingüístico en dos escuelas municipales de Pamplona, los concejales de Bildu, Maider Beloki y Jose Abaurrea han acudido para explicar la medida a los más afectados, los padres de los 60 niños que tendrán que buscar otro centro escolar para sus hijos.

Y la conclusión a la que han llegado los padres ha sido clara: “Ha sido como hablar a una pared”. Los dos concejales han llegado a la escuela, han explicado la decisión ya tomada, no como una propuesta, sino como algo que se aprobará en el próximo pleno municipal y como garantía les han dicho que tendrán prioridad en la escuela municipal más cercana, la de Mendebaldea. Les han asegurado que allí habrá “unas diez plazas” para ellos, cuando de la Escuela Infantil Donibane tendrán que salir 60 niños según han calculado los padres afectados. es decir, unos 50 niños se quedarán en la calle. 

Además, según les han recordado los concejales, disponen de tan sólo cuatro días, hasta el viernes, para pedir el traslado de los niños a otro centro.

Muestra del estudio que hay detrás de la decisión del equipo de Gobierno municipal es que la concejal de Educación, Maider Beloki, les ha prometido que si no funciona el modelo de euskera en Donibane, se revertirá la situación, es decir, no hay un estudio que avale la idoneidad de la decisión.

La principal razón que han aportado los concejales es la zonificación, “hay que repartir porque las escuelas en euskera están muy escoradas”. Los padres, sin embargo, han recordado que con esta medida, “el barrio de San Juan se ha quedado sin escuela en castellano”, por lo que los padres del barrio que deseen que sus hijos aprendan en castellano tendrán que ir a otros centros escolares alejados de sus casas. Hay que recordar que según un estudio del propio organismo autónomo de las escuelas municipales, el barrio de San Juan es el barrio con menos demanda de euskera, con un 4% de los padres frente a más del 80% que piden el castellano. “Nos están diciendo que movamos a nuestros hijos como quien mueve un coche de un aparcamiento a otro”, ha criticado una madre.

Los padres también han recordado que la escuela Donibane es la que mejor funciona, como demuestra que es la que más lista de espera tiene entre los padres. “Destruyen el proyecto, destruyen el equipo…” ha defendido otro padre. De hecho, durante la reunión con los concejales uno de los padres ha defendido al actual equipo educativo y ha preguntado si existiría la posibilidad de que, aunque cambie el modelo lingüístico, se podrían quedar las educadoras. La respuesta ha sido tajante, “no saben euskera”.

Aunque parece que la decisión está ya tomada y cerrada, según se desprende de la presencia de los concejales de todas las fuerzas del cuatripartito en la presentación de esta medida, los padres no cejarán en su empeño por mantener el derecho a una educación en castellano de sus hijos y tienen previsto realizar reuniones con los concejales de Izquierda Ezkerra y Aranzadi para tratar de convencerles.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Indignación de los padres en Pamplona: "Nos están tratando como a coches, cuando estamos hablando de niños"