POLÍTICA

Un pacto que se remonta a 1991

La dirección de UPN ha optado por la suma para hacer frente a Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, y renueva el pacto con el PP.

Del Burgo, Aznar y Aizpún, en el pacto de 1991
Del Burgo, Aznar y Aizpún, en el pacto de 1991  

La dirección de UPN ha optado por la suma para hacer frente a los posibilidades que a priori tienen Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, y ha decidido renovar una vez más el pacto por el que en todas las elecciones generales desde 1991 ha concurrido a las urnas junto al PP.

La última palabra la tiene el Consejo Político de los regionalistas, órgano que esta noche debate la propuesta planteada por el presidente Javier Esparza.

El primer acuerdo entre UPN y PP para unas elecciones generales se remonta a 1991 y conllevó la desaparición formal de los populares en el ámbito de Navarra, que tuvieron una corta historia, ya que el partido se había constituido en enero de 1989.

Desde entonces, ambas formaciones han comparecido juntas en todas las elecciones generales celebradas, aunque bajo distintas fórmulas, poniendo con ello incluso en riesgo otras alianzas que en paralelo tenía UPN en la comunidad foral.

Fue el caso de las elecciones de 2011, cuando la entonces presidenta regionalista del Gobierno foral Yolanda Barcina y el popular Mariano Rajoy pactaron una candidatura conjunta a pesar de que en Navarra UPN compartía el Ejecutivo con el PSN en un Gobierno de coalición que se rompió en 2012.

En la legislatura anterior se llegó a un pacto similar, entonces con Miguel Sanz como presidente de la formación regionalista y también del Gobierno autonómico, aunque éste tuvo corta vida.

El acuerdo entre UPN y PP saltó por los aires cuando UPN decidió en 2009 abstenerse en el debate de los Presupuestos Generales del Estado, a los que el PP había presentado una enmienda a la totalidad y exigió el apoyo a la misma de los diputados navarros.

Desatendida la petición, el PP situó al PSOE, y más en concreto al ministro José Blanco detrás de lo sucedido, ya que éste habría pedido a UPN su apoyo a los Presupuestos del presidente José Luis Rodríguez Zapatero a cambio de mantener en el Parlamento foral la estabilidad del Gobierno presidido por Sanz.

Ahora, UPN ha tomado la decisión sin desavenencias previas entre populares y regionalistas, más allá de cuestiones formales que puso en evidencia el nuevo presidente de UPN, Javier Esparza, cuando demandó públicamente el pasado lunes que, como en anteriores ocasiones, "el procedimiento fuera claro".

Y es que dos días antes el PP había "tendido la mano" a UPN para un pacto electoral, pero lo había hecho el presidente de los populares navarros, el eurodiputado Pablo Zalba, sin más precisiones y en un acto público.

UPN y PP consideran que avalan el acuerdo aprobado esta noche "el interés de Navarra y los navarros" a la vista de los resultados obtenidos hasta ahora en las sucesivas elecciones generales en las que ambos partidos han concurrido juntos.

Así, en junio de 1993 obtienen tres de los cinco escaños al Congreso, siendo los otros dos para el PSN; en 1996 pierden uno en favor de IU, pero lo recuperan en las elecciones del 2000; y en 2004, tras la irrupción de Nafarroa-Bai, vuelven a quedarse con dos diputados, por otros dos del PSN y uno de la coalición nacionalista.

Ya en 2008 la representación de UPN-PP vuelve a ser de dos diputados, igual que la del PSN, mientras que NaBai se llevó el quinto; y en 2011 repiten resultado: el PSN pierde un escaño y logran un diputado tanto Amaiur como Geroa Bai.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un pacto que se remonta a 1991