• sábado, 24 de julio de 2021
  • Actualizado 11:02

POLÍTICA

El "pacto vergonzante" entre Bildu y Chivite deja de lado a la Ribera y supone "más freno" a su desarrollo

NA+ considera que el PSN ha traicionado a los habitantes de la Ribera con un pacto que Chivite negó que llevaría a cabo y ha presentado enmiendas para reflotar esta zona "castigada por el nacionalismo".

La ciudad de Tudela durante la crisis en la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS
La ciudad de Tudela durante la crisis en la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que el pacto PSN-Bildu supone “más freno” para el desarrollo socioeconómico de la Ribera, “una zona que viene siendo castigada desde que el nacionalismo y el independentismo vasco llevan las riendas del Gobierno de Navarra”.

Esparza ha señalado que “una inmensa mayoría de ciudadanos de la Ribera rechaza el pacto vergonzante e indecente al que ha llegado el PSN con una formación que aspira a crear una República Vasca con Navarra dentro; que busca acabar con la realidad institucional de navarra como comunidad foral integrada en España; antepone la ikurriña a la bandera de Navarra; que sigue sin condenar los asesinatos de ETA; y que fomenta unas políticas que conllevan menos competitividad y más inestabilidad laboral”.

“El PSN ha traicionado a los habitantes de la Ribera y del resto de Navarra con un pacto con Bildu que la propia Chivite negó que llevaría a cabo”, ha aseverado.

Por el contrario, ha dicho que “la inmensa mayoría de ciudadanos de la Ribera veía con buenos ojos el ofrecimiento de Navarra Suma para que el futuro de la Comunidad foral no dependa de Bildu, ofrecimiento que Chivite ha despreciado”.

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma ha señalado que “se vuelven a subir los impuestos y Navarra y la Ribera siguen sin ser atractivas desde el punto de vista fiscal; se mantiene la política lingüística de la pasada legislatura, no hay partida para el Plan de Empleo; no hay apuesta para el TAV; el PAI está paralizado; se suben desproporcionadamente las partidas para euskera; y el Canal de Navarra no tiene presupuesto suficiente para impulsar la 2ª fase hasta la Ribera”.

Por ello, en el caso del Canal, ha anunciado que NA+ propone incrementar en 1.100.000 euros la consignación para esta obra con el objeto de poder realizar el PSIS, la Declaración de Impacto Ambiental y el estudio de definición de las áreas regables ya que la dotación que figura en los presupuestos es insuficiente para poder hacerlo.

Además, ha defendido la necesidad de “mejorar y reforzar los servicios sanitarios, a través del equipamiento de los nuevos quirófanos del Hospital de Tudela, la construcción del tercer centro de salud para Tudela en el barrio de Lourdes, un nuevo centro en Cascante, más inversiones para obras de mejora en centros de salud y consultorios y contratación de personal para un nuevo modelo de atención primaria”.

Esparza también ha destacado la enmienda para completar la gratuidad total de la circulación para usuarios de la AP-15 (trayectos de ida y vuelta realizados en 24 horas), que tiene una dotación de 1.000.000 de euros.

En cuanto a fomento del desarrollo económico, ha recordado que las propuestas de NA+ incluyen planes de choque para el sector de la hostelería y la cultura, gravemente afectados por la crisis del coronavirus. Además, contempla actuaciones en los polígonos de Corella y Monteagudo.

CARTA DE CAPITALIDAD PARA TUDELA

Javier Esparza ha manifestado que “una de las consecuencias del pacto PSN-Bildu es que no se concede la carta de capitalidad para Tudela”. “Tudela asume servicios de los que no solo se benefician los vecinos de Tudela, sino el conjunto de habitantes de la Ribera, por lo que es de justicia que el Gobierno colabore con la ciudad para sufragarlos”, ha defendido.

Las enmiendas de NA+ también recogen, entre otras, obras de ampliación o mejora en centros educativos de Murchante y Villafranca; inversiones en edificios residenciales, centros de día o de carácter social en Corella, Cadreita, Ribaforada y Cascante; y actuaciones en dotaciones culturales de Fitero, Cortes y Fustiñana.

Además, contemplan la construcción de un nuevo depósito de agua potable y la remodelación del Centro de Artes Avenida en Cintruénigo.

Finalmente, solicitan la elevación de la N-113 a su paso por Castejón para evitar inundaciones en caso de desbordamiento del río Ebro y la mejora de los accesos peatonales a los centros educativos de Valtierra.

Además de todas estas enmiendas, específicas para localidades de la Ribera, se han presentado un número importante de iniciativas que, en caso de ser aprobadas, beneficiarían a los ciudadanos de toda Navarra con independencia de su lugar de residencia. Es, por ejemplo, el caso de los 10 millones de euros que se proponen para que Navarra tenga un Plan de Empleo con dotación económica suficiente, más recursos para los Servicios Sociales de Base, o la reducción de la macroestructura del Gobierno que supondría un ahorro de 6 millones de euros al año.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El "pacto vergonzante" entre Bildu y Chivite deja de lado a la Ribera y supone "más freno" a su desarrollo