PREMIUM  POLÍTICA

La oposición pide explicaciones al Gobierno de Barkos por incluir en su homenaje "genérico" a familiares de etarras

UPN y PPN, que no asistieron al acto, aseguran que hay que "parar los pies" a Barkos porque cada día "se muestra más radical".

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue barkos (d), la presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez (3d) y el presidente de la Federación de Municipios y Concejos, Pablo Azcona ((i) durante el homenaje a víctimas de 'violencia política'. EFE/Vill
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue barkos (d), la presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez (3d) y el presidente de la Federación de Municipios y Concejos, Pablo Azcona ((i) durante el homenaje a víctimas de 'violencia política'. EFE/Vill   villar lopez

El acto de este pasado sábado, organizado por el Gobierno de Navarra, incluyó entre los firmantes de un documento que se leyó a los asistentes, al menos, seis familiares de fallecidos que pertenecían a varias organizaciones terroristas, entre ellas de ETA. Un aspecto que ha provocado un nuevo cisma en el Parlamento foral y que ha vuelto a dividir a la oposición y los integrantes del cuatripartito que sustentan el Ejecutivo de Barkos.

 Para el portavoz regionalista, Javier Esparza, “Barkos es cada día más radical” y ha criticado que la propia presidenta llamara “ignorantes” a los partidos que decidieron no estar en ese homenaje que para el Esparza "sí incluyó a familiares de miembros de ETA".

“De ignorantes, nada. Les conocemos de sobra y les podemos hablar de respeto por los Derechos Humanos y por la vida; algo que también se lo puede decir a su socio de Gobierno, EH Bildu”, ha puntualizado en respuesta a las palabras de la presidenta de Navarra.

Por el contrario, el Partido Socialista, que sí estuvo en el homenaje, ha matizado que ellos “apoyan la ley de víctimas de extrema derecha” y entendían que el acto “estaba amparado por el Tribunal Constitucional”.

Sin embargo, han mostrado su rechazo a que ese evento oficial haya sido “utilizado para, de manera implícita, homenajear a otras víctimas”. Por este motivo, PSN ha pedido explicaciones a la presidenta sobre "quién invitó a los familiares" de personas que pertenecieron a organizaciones terroristas y "a título de qué".

Mucho más críticos se han mostrado en el seno del Partido Popular de Navarra. Ana Beltrán ha exigido a Barkos que pida a su socio de Gobierno, Bildu, que condene “los atentados, los secuestros y las extorsiones de ETA”, algo que ha considerado “un deber moral de la presidenta de Navarra”.

 Asismismo, Beltrán ha instado a “parar los pies” a Barkos tras este homenaje a “víctimas sin reconocer” y, en algunos casos, “del entorno de ETA” y, sin embargo, estar “en deuda con las víctimas de ETA”.

Además, la portavoz ‘popular’ ha añadido que es “relevante” que en un acto institucional, organizado por “el Gobierno abertzale”, no sonara el himno de las Cortes.

EL CUATRIPARTITO MUESTRA SU SATISFACCIÓN

Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha defendido que se realicen “actos genéricos” como estos y ha criticado el “ruido interesado” montado por la oposición.

Asimismo ha afirmado que al acto acudieron todas las formaciones políticas, a excepción de UPN y PPN; 70 ayuntamientos de Navarra, asociaciones de lucha por los Derechos Humanos y algunas de las personas atendidas por la dirección de Paz y Conviviencia dentro de ese programa enfocado a las víctimas de terrorismo.

Además, Martínez ha añadido que “lo más importante” para él fue la declaración institucional conjunta (Gobierno, Parlamento y Federación Navarra de Municipios y Concejos) mediante la que se mostraba "la solidaridad, el reconocimiento, la defensa de los Derechos Humanos y la solicitud de perdón a estas víctimas".

Por su parte, Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha felicitado al Gobierno de Barkos por la organización del acto y ha añadido que se trató de un homenaje que “se tenía que haber hecho desde hace tiempo porque estas víctimas no pueden caer en el olvido”.

“Entendemos que el problema que tienen algunas formaciones políticas es que no están de acuerdo con que los Derechos Humanos lo sean para todos, sin distinguir de colores ni víctimas”, ha matizado el portavoz de la formación abertzale.

De parte de Podemos, Laura Pérez ha aprovechado su intervención sobre esta cuestión para excusar su ausencia en el acto, ya que se encontraba en el consejo nacional de su partido en Madrid. No obstante, ha afirmado que se trató de un acto “legítimo” que sirvió para “curar las heridas de esta democracia”, un aspecto del que ha dicho tiene que servir de "ejemplo".

En cuanto al portavoz de Izquierda Ezkerra, José Miguel Nuin, ha considerado que el homenaje del pasado sábado fue “un acto legal, constitucional, genérico y simbólico” y ha mostrado su satisfacción porque se “cumplió con la ley”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La oposición pide explicaciones al Gobierno de Barkos por incluir en su homenaje "genérico" a familiares de etarras