POLÍTICA

La oposición lamenta el "peso limitador" de Bildu en el Gobierno y pide a Barkos que no "imponga" el euskera en Navarra

UPN, los socialistas y PPN consideran que la presidenta del Gobierno de Navarra ha caído en la "autocomplacencia".

La oposición recrimina a la presidenta del Gobierno de Navarra la falta de autocrítica. PABLO LASAOSA / EFE.
La oposición recrimina a la presidenta del Gobierno de Navarra la falta de autocrítica. PABLO LASAOSA / EFE.  

Los tres partidos en la oposición, UPN,PSN y PPN; han criticado la falta de autocrítica de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, durante su discurso con motivo del debate sobre el Estado de la Comunidad.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha lamentado la "absoluta autocomplacencia" y ha matizado que con sus palabras, la presidenta Barkos refrenda la "falta de credibilidad" y la "decepción" con la que hoy gobierna.

El transcurrido es "un año sin resultados palpables" y en el que Barkos se topa con el "hartazgo" de la población navarra, que "se han dado cuenta de que esa situación de emergencia social y caos que usted decía no era tal" y que sus "verdaderas intenciones" para gobernar no eran las sociales, sino las de "más nacionalismo, más Euskalherria y menos Navarra".

"Mentira, manipulación, autoritarismo, prepotencia, oscurantismo y falta de dialogo" son las características que a juicio de Esparza definen la gestión de este Gobierno, con el que se asiste a "una ralentización de la recuperación económica en Navarra", ha dicho el portavoz regionalista.

Ha repasado por departamentos los problemas y "decepciones" que acucian a sus titulares, con una "pésima gestión" en Educación, donde "han generado un sinfín de problemas donde no los había, todo por su obsesión nacionalista", o largas listas de espera en Sanidad.

"Para ser creíble hay que ser coherente, transparente y claro, humilde, y cumplir con lo que se dice que se va a hacer", ha demandado Esparza, quien se ha mostrado convencido de que Barkos "también ha decepcionado a las víctimas del terrorismo".

"Hoy en Navarra tenemos un problema de convivencia real porque su socio mayoritario, EH Bildu, esta socavando la convivencia", una actitud ante la que el Gobierno "se pone de perfil" y "vende propaganda como acción de gobierno".

En cuanto a los ofrecimientos realizados por Barkos en su discurso, Esparza ha apoyado la presencia de UPN en la negociación del Convenio Económico con el Estado, como también en la mayor presencia en la Unión Europea "pero con la bandera europea y con el Tren de Alta Velocidad", y el favor del euskera "sin política ni imposiciones como patrimonio de todos".

Por su parte, la portavoz del PSN, María Chivite, ha trasladado su preocupación por la "excesiva" dependencia del Gobierno del cuatripartito, y ha calificado los primeros 16 meses de legislatura como "el año de la inacción".

La dirigente socialista ha dicho esperar que Barkos "suelte lastre y tome decisiones como presidenta, y no como jefa del cuatripartito" y ha asegurado que "el peso de Bildu y Podemos frena e incluso obliga al gobierno a desdecirse de decisiones, mostrando esa dependencia limitadora", que lo deja "en muy mal lugar".

Chivite ha calificado el Plan de Empleo como "muy incompleto", ya que "no aborda el empleo en su conjunto". También ha esperado "ver más movimientos" en cuanto a infraestructuras como el Canal de Navarra o el Tren de Altas Prestaciones. En materia educativa, Chivite ha dicho que el Ejecutivo “no tiene mucho de qué presumir” y ha solicitado una “rectificación” y un “cambio de rumbo” en un área con “demasiados errores”.

Respecto a la materia educativa, ha afirmado que el Ejecutivo "no tiene mucho de qué presumir", y ha recordado el "desacuerdo con mayúsculas" de la formación con la política educativa que está llevando este gobierno. De esta manera, ha solicitado una "rectificación" y un "cambio de rumbo" en dicha materia, en la que ha destacado que "hay demasiados errores".

En cuanto a las áreas de Cultura y Deporte, ha apostado por una mayor "visibilidad", ya que "están siendo la hermana pobre en la acción política". En materia social ha denunciado que "no se ha hablado" de menores ni de dependencia, y ha apostado por "políticas valientes en materia de juventud".

La socialista, que ha adelantado que la agrupación enmendará la ley de vivienda "con ánimo de mejorarla", ha defendido la creación de una nueva ley de salud como "marco para actualizar la sanidad navarra".

Respecto a la Ley de Policías, ha mostrado su apoyo a una policía "que es bien valorada por la ciudadanía" y que "hace un esfuerzo enorme por dar un buen servicio a pesar de las limitaciones de recursos".

Además, ha lamentado que "estos últimos días se ha vuelto a situar en primera fila informativa la convivencia pacífica". De esta forma, ha considerado que el planteamiento de la presidenta sobre paz y convivencia "viene cojo" porque algunos socios no condenan ciertos "actos de violencia", y ha apostado por que las instituciones ni "consientan" ni "promuevan" determinados actos. 

También, Ana Beltrán, la portavoz del Partido Popular ha advertido de que los quince meses de Gobierno de Uxue Barkos han sido "el año del retroceso económico, las decisiones sectarias e identitarias, las imposiciones, los ceses, el año de la inestabilidad social, política y económica".

La portavoz popular ha invitado a forjar un Pacto Educativo "desde la libertad de los padres, sin imponer el euskera", y ha instado a que "no se apropie del monopolio de las Políticas Sociales”.

Además, ha pedido que Barkos "exija" a Bildu como socio de Gobierno -o que deje de serlo-, que condene el terrorismo porque en este asunto "no caben las medias tintas ni navegar a dos aguas: O se está con los que defienden a las víctimas o se está con quienes no condenan los asesinatos", ha dicho Beltrán para "tender la mano" a la presidenta si escucha "a la oposición y a la calle". También se ha mostrado muy crítica con el departamento de Relaciones Ciudadanas, con “mucho interés en abrir fosas y homenajear solo a unas víctimas”.

Antes de cerrar su intervención con esta oferta, ha censurado el primer año de Gobierno de Barkos, en el que "ha primado la revancha, el odio y la mirada al pasado", un ejercicio "vacío de contenido" en el que además se ha visto un Gobierno "incapaz de crear empleo".

Por el contrario, a juicio de la portavoz popular, sí se ha podido ver a un Ejecutivo foral "rotundo en imponer una ideología nacionalista vasca a pesar de tener solo un tercio de la población navarra de su lado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La oposición lamenta el "peso limitador" de Bildu en el Gobierno y pide a Barkos que no "imponga" el euskera en Navarra