PREMIUM  POLÍTICO

Defiende la creación de Banca Cívica antes de que CAN se fusionase con Caixa : "La idea era chapeau"

El exdirectivo Juan Odériz ha asegurado que el final de Caja Navarra "no era deseado por nadie", pero fue “la mejor de las opciones posibles”.

Imagen de uno de los antiguos carteles de Caja Navarra, una vez integrada en Banca Cívica antes de ser absorvida por CaixaBank. Archivo / EFE
Imagen de uno de los antiguos carteles de Caja Navarra, una vez integrada en Banca Cívica antes de ser absorvida por CaixaBank. Archivo / EFE  

El exdirectivo de Caja de Ahorros de Navarra (CAN) Juan Odériz ha defendido en el Parlamento foral que, aunque no fue el “deseado por nadie”, el final de la caja “se supo gestionar bien” y que la fusión con CaixaBank fue “la mejor de las opciones posibles”.

Así lo ha mantenido durante una nueva sesión de la comisión que investiga la desaparición de la Caja de Ahorros de Navarra, donde ha manifestado que el final de la entidad “se gestionó de la mejor manera posible”.

“Dentro de que no era el final deseado por nadie, creo que se supo gestionar bien”, ha apuntado. En este sentido, ha trasladado que la fusión con CaixaBank “era la mejor de las opciones posibles, sin ninguna duda”.

A preguntas de los parlamentarios sobre la etapa expansiva de Caja Navarra, Odériz ha respondido que “de haber sabido que iba a llegar lo que llegó”, posiblemente “quienes tomaron la decisión estratégica de iniciar la expansión no lo hubieran hecho o lo hubieran hecho de otra forma”. “Pero es jugar con información que no se tenía y así es fácil opinar”, ha apuntado. 

Respecto a la creación de Banca Cívica, ha señalado que “fue una estrategia bien conceptualizada pero que al final costó por razones obvias”. “Estratégicamente, la idea era ‘chapeau’, tenía todo el sentido del mundo, pero le faltó mucho tiempo, necesitaba más tiempo para implantarse”.

Además ha querido dejar patente el “esfuerzo” de análisis realizado antes de integrarse con el resto de entidades que conformaban Banca Cívica (Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos). Según ha relatado, a partir de 2009 “había que tomar decisiones y buscar un tamaño mayor”. 

“Me parecía una integración razonable”, ha asegurado Odériz, que ha matizado que “ninguna caja es perfecta” y que “todas tenían sus fortalezas y debilidades”. En cuanto a salida a bolsa, el exdirectivo ha considerado que “tenía impactos negativos enormes” pero era la alternativa “menos mala”. 

Al ser cuestionado sobre si percibió “interferencias políticas” en la gestión de la caja, Odériz ha respondido que él se limitaba a asistir a los consejos de la corporación y que no despachó “sobre ninguna operación” ni con el entonces presidente del Gobierno de Navarra y de la caja, Miguel Sanz, ni con su sucesor.

A preguntas de los parlamentarios, ha subrayado que no sabe si era “el número dos” del entonces director general de la entidad financiera, Enrique Goñi, pero que “sin duda” era una “persona de confianza”. 

“Siempre le di mi mejor opinión sobre todos los temas que iban sucediendo, en algunos coincidíamos y en otros no tanto”, ha explicado Odériz, que ha añadido que una de las cuestiones en las que discreparon fue con la expansión de la caja, una ampliación muy “intensa” que “necesitaba más tiempo de maduración” y que “se podía haber atemperado”.

La comisión tendrá su siguiente sesión el próximo miércoles, 24 de octubre, con la comparecencia del firmante de los informes 2010 y 2011 de Ernst Young, José Carlos Hernández Barrasus, y el firmante del informe Noel, Francisco García Valdecasas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Defiende la creación de Banca Cívica antes de que CAN se fusionase con Caixa : "La idea era chapeau"