PREMIUM  POLÍTICA

Todo euskera es poco para Bildu: lamentan que no se modifique su estatus y anuncian que volverá a intentarlo

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, también ha lamentado la postura de la oposición ante la nueva ordenanza del euskera.

Joseba Asirón junto con la parlamentaria y candidata de EH Bildu al Congreso, Bakartxo Ruiz. EFE/Jesús Diges
Joseba Asirón junto con la parlamentaria y candidata de EH Bildu al Congreso, Bakartxo Ruiz. EFE/Jesús Diges  

La candidata de EH Bildu a la Presidencia de Navarra, Bakartxo Ruiz, ha afirmado que "por desgracia en esta legislatura no se va a completar ningún tipo de modificación sobre el estatus legal del euskera" y ha planteado que este asunto debería incorporarse a la negociación en el cuatripartito de un hipotético nuevo acuerdo programático para la próxima legislatura.

Bakartxo Ruiz y el parlamentario de EH Bildu Dabid Anaut han valorado este viernes en rueda de prensa la labor realizada en los últimos meses por la comisión parlamentaria dedicada específicamente a la elaboración de una ley del euskera, señalando que ha supuesto una "contribución significativa" para analizar "las claves" para un nuevo estatus legal del euskera, pero conociendo que no ha sido posible alcanzar un acuerdo para materializarlo en una nueva ley.

Bakartxo Ruiz ha señalado que "para llevar a efecto esta modificación hace falta un acuerdo entre las fuerzas que sustentamos el cambio".

"El objetivo fundamental sería que el próximo acuerdo programático recogiera acuerdos mínimos y que sigamos avanzando de manera que lo que aparecía en el anterior acuerdo programático en el ámbito de los desacuerdos pueda pasar al ámbito de los acuerdos para seguir profundizando en el cambio", ha señalado.

La candidata de EH Bildu ha considerado que "una nueva ley debería reconocer el euskera como lengua propia, la oficialidad en todo el territorio y los mismos derechos lingüísticos a los ciudadanos". Además, "debería abarcar todos los ámbitos en los que la ciudadanía navarra está afectada, como la Administración, la enseñanza o los medios de comunicación".

Dabid Anaut ha afirmado que en la labor en la comisión parlamentaria "se han puesto sobre la mesa los elementos necesarios para poder hacer una nueva ley del euskera, pero hay que reconocer que la comisión no ha conseguido llevar a efecto la elaboración concreta de la nueva ley y eso está en la parte oscura de la valoración".

Anaut ha considerado que el trabajo para aprobar una nueva ley debe ser asumido por las cuatro fuerzas que actualmente sostienen al Gobierno de Navarra y ha descartado a UPN y PPN, que no participaron en la comisión especial, y también al PSN, que sí participó, pero "es él mismo el que se ha posicionado fuera de este intento de cambio normativo y ha demostrado una y otra vez que no tiene la intención de moverse ni medio milímetro en esta cuestión".

El parlamentario ha aprovechado para valorar la ordenanza del euskera aprobada este jueves por el Ayuntamiento de Pamplona, que "no deja de ser un cambio del estatus legal del euskera que va a posibilitar que los euskaldunes vean cumplidos sus derechos lingüísticos".

"Nos gustaría que en la misma dirección se moviera el Parlamento de Navarra", ha indicado.

ASIRÓN LAMENTA LA POSTURA DE LA OPOSICIÓN POR LA NUEVA ORDENANZA

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha lamentado la postura de los grupos de la oposición respecto a la ordenanza del euskera aprobada en el pleno de este jueves, una normativa que ha valorado como un "avance en la dirección del reconocimiento de Pamplona como una ciudad con dos idiomas propios".

La ordenanza ha salido adelante con los votos a favor de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E y en contra de UPN y PSN.

Cuestionado sobre la postura de los grupos de la oposición, Asirón ha comentado en rueda de prensa que están "acostumbrados a que la oposición quiera hacer del euskera su campo de batalla", lo que, en su opinión, es "muy triste" porque se trata "del patrimonio de todos".

Al respecto ha apuntado que la ordenanza, además de suponer "un avance en la dirección del reconocimiento de Pamplona como una ciudad con dos idiomas", representa la recuperación de la ordenanza del 97 que tenía como objeto la normalización lingüística del euskera y además, ha remarcado, "su incorporación como lengua de servicio, que es de suma importancia".

El alcalde ha cuestionado la postura de UPN "en contra de cualquier avance en materia lingüística" y el "repliegue del PSN sobre sus propias posturas del 97" y su "seguidismo claro de UPN que duele de manera especial", ha concluido. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Todo euskera es poco para Bildu: lamentan que no se modifique su estatus y anuncian que volverá a intentarlo