PREMIUM  POLÍTICA

El 'navarrómetro' refleja un empate entre el bloque constitucionalista y los nacionalistas en Navarra

UPN sube 1, entra Ciudadanos y fuerte bajada del PSN, mientras que Bildu sube 1 y Geroa bajaría su número de escaños. 

Barómetro electoral de 2017
Barómetro electoral de 2017  

El 'navarrometro' de 2017 ha reflejado un empate técnico entre los dos bloques políticos de Navarra. Por un lado, el cuatripartito nacionalista perdería la mayoría al conseguir 25 parlamentarios, mientras que los partidos constitucionalistas subirían ligeramente con la entrada de Ciudadanos y sumarían también 25 parlamentarios. Es necesario conseguir 26 apoyos para sumar mayoría en Navarra. 

Se trata de una situación compleja para un futuro gobierno, ya que obligaría a buscar acuerdos entre partidos de los dos bloques, algo complejo por los números y por las dificultades políticas. 

En cuanto a los partidos, UPN subiría un escaño con respecto a las elecciones de 2015 y pasaría de 15 a 16 parlamentarios. Los socialistas se dejarían 2 escaños y bajarían hasta los 5 puestos en la Cámara, el peor resultado histórico del Partido Socialista en Navarra. 

En el bloque constitucionalista los populares recuperarían un puesto (de 2 a 3), mientras que Ciudadanos conseguiría, por primera vez, acceder al Parlamento con un representantes. 

EL CUATRIPARTITO, SIN MAYORÍA

Los cuarto partidos que hasta la fecha gobiernan Navarra con 26 parlamentarios, la mayoría de los 50 de la Cámara, perderían esa posición debido a la bajada de Geroa Bai (De 9 a 8), y de Podemos (De 7 a 6). 

Sólo Bildu conseguiría subir 1 escaño, mientras que Izquierda-Ezkerra podría mantener sus dos escaños en el Parlamento de Navarra. 

De esta manera sería imposible investir a un candidato en primera votación si se sigue el patrón del bloques, ya que es necesario tener mayoría absoluta para ser proclamado presidente en Navarra. Uxue Barkos no podría repetir con el esquema actual de las cuatro fuerzas nacionalistas: Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E. 

Además, el partido más votado de entre esos cuatro sería Bildu, en lugar de Geroa Bai como ocurrió en las elección de 2015. 

Por el otro lado, tampoco UPN podría llegar al poder en un primer intento con acuerdos entre partidos constitucionalistas, ya que sumaría también 25 escaños. 

En segunda votación se requieren más votos a favor que en contra, por lo que podría entrar en juego la posible abstención de algún partido para propiciar que se formara un gobierno en Navarra. 

Otro posible bloque entre partidos de izquierdas (Geroa Bai-PSN-Podemos e I-E) tampoco llegaría en votos a sumar los 26 parlamentarios necesarios para llegar al poder. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'navarrómetro' refleja un empate entre el bloque constitucionalista y los nacionalistas en Navarra