• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:25

 

 
 

SALUD

Acusan a Chivite de "evitar investigar" la denuncia de cohecho en Salud

Navarra Suma denuncia que el Ejecutivo foral "no sólo no ha protegido" al profesional denunciante sino que "finalmente ha sido castigado y ha propiciado un auténtico calvario laboral".

GRAFCAV3287. PAMPLONA, 10/03/2020.-  La presidenta de Navarra, María Chivite (i), acompañada por la consejera de Salud, Santos Induráin, a su llegada esta tarde al Palacio de Navarra para presidir la reunión interdepartamental del Gobierno de Navarra sobre el coronavirus donde, en declaraciones a los periodistas, ha afirmado que las posibles restricciones a eventos con gran asistencia de personas, como las Javieradas o conciertos de música, se irán decidiendo tras analizar "caso por caso", ya que los actos "no son iguales ni comparables". EFE/ Villar López
La presidenta de Navarra, María Chivite, acompañada por la consejera de Salud, Santos Induráin. EFE/ Villar López

El parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin ha acusado al Gobierno foral de intentar "por todos los medios evitar investigar" la denuncia de un posible delito de cohecho en el Servicio Navarro de Salud, consistente en un presunto cobro de comisiones a cambio de la facturación a una empresa de instrumental sanitario.

Además, según Sánchez de Muniáin, los responsables de Salud y del Gobierno foral "conocían los hechos relativos a la denuncia con las mismas pruebas, al menos un año antes, y no iniciaron investigación alguna hasta que fueron sorprendidos por una investigación penal".

Sánchez de Muniáin ha remarcado en una rueda de prensa que "nuestra misión no es determinar si ha habido cohecho sino controlar si quienes tienen la misión de enfrentar este caso, averiguar la verdad, poner a los responsables ante los órganos judiciales si corresponde y aplicar todos los controles, lo han hecho o no" y "si han protegido a la persona que denuncia o no". Por eso, ha indicado, su grupo solicitó información vía parlamentaria y realizó una serie de preguntas a la consejera de Salud, Santos Induráin.

Así, ha afirmado que "de lo que nos va llegando, las primeras sospechas confirman que el Gobierno de Navarra ha intentado por todos los medios evitar investigar una denuncia por un posible delito de cohecho" hasta que "ha sido sorprendido por una investigación penal" iniciada a instancias del Defensor del Pueblo.

Ha sostenido, además, que el Ejecutivo foral "no sólo no ha protegido" al profesional denunciante sino que "finalmente ha sido castigado y ha propiciado un auténtico calvario laboral", siendo expulsado del área en la que trabajaba. "Todas las sanciones que han recaído en este trabajador son posteriores a la denuncia", ha subrayado.

El parlamentario de NA+ ha afirmado que el Gobierno "ha intentado envolver esto en una especie de cortina de humo, en una especie de conflicto entre profesionales". "El conflicto es la consecuencia no la causa, como quiere ver el Gobierno", que "no ha enfrentado la causa principal, que es que tiene conocimiento de que se ha podido cometer un delito y no ha puesto los medios para investigarlo o sancionarlo", ha asegurado.

Sánchez de Muniáin ha afirmado, además, que la consejera Induráin "falta a la verdad" en sus respuestas escritas al decir, por un lado, que no denunció estos hechos a la fiscalía por "no disponer de indicios". Sin embargo, el parlamentario ha asegurado que estas declaraciones "son desmentidas con rotundidad" por un informe de una consultoría de coaching encargado por el Gobierno que señala que el denunciante facilitó unas grabaciones "donde se hablaba de estos hechos" a los integrantes del equipo de profesionales. Por otro lado, ha destacado que un expediente disciplinario abierto después de iniciada la investigación penal "certifica" que el funcionario denunciante facilitó estas grabaciones al gerente del CHN "al menos desde el 23 de julio de 2020", casi seis meses antes de que se iniciase la investigación.

Juan Luis Sánchez de Muniáin ha explicado que en el expediente disciplinario señala que el instructor escuchó las grabaciones del denunciante "y dice que las expresiones que allí se escuchan pueden hacer pensar que el profesional, además de exponer la oferta que le hace una determinada empresa de instrumental médico, está exponiendo su aceptación al resto", lo que "ya podría reunir todos los elementos del tipo de cohecho". "Es temerario afirmar que, como prácticamente desde el primer momento ven que no ha pasado nada, no denuncian a la fiscalía", ha sentenciado.

El representante de NA+ ha recalcado que estas grabaciones han sido escuchadas por "prácticamente toda la cadena de responsables de Salud y quizá del Gobierno de Navarra". A este respecto, ha afirmado que se puede comprobar que el 3 de noviembre de 2020 la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, recibió un burofax en el que el denunciante le exponía estos hechos, las "represalias laborales que estaba sufriendo" y se pone a sus disposición para "aportar el material probatorio disponible".

Sánchez de Muniáin ha criticado que la consejera dice que las "represalias" al denunciante se han tomado "como consecuencia de otras cuestiones que no tienen que ver con esta denuncia". Sin embargo, ha afirmado que "todos los motivos en los que se apoya el gerente para expulsar al denunciante son posteriores a la denuncia".

Así pues, el parlamentario de NA+ concluye que los responsables de Salud y del Gobierno "conocían los hechos relativos a la denuncia con las mismas pruebas, al menos un año antes, y no iniciaron investigación alguna hasta que fueron sorprendidos por una investigación penal". Asimismo, ha remarcado que "se deduce" que en los años 2018 y 2019 "se incrementa la facturación" de la empresa que presuntamente estaría implicada en estos hechos.

Sánchez de Muniáin ha precisado que pedirán más información sobre este tema, pero ha considerado que lo conocido "se acerca mucho más a la versión del denunciante que a la versión de la consejera y los responsables de Salud". "Una Administración correcta y recta tiene que encarar con determinación estas malas prácticas para que no se generalicen, porque no puede ocurrir que quien denuncia con valentía sufra un calvario laboral" porque "es una manera de disuadir al resto de funcionarios a cumplir con su deber", ha manifestado.

El parlamentario de Navarra Suma ha señalado que "tenemos que hacer más comprobaciones para formalizar estas conclusiones, pero si el Gobierno no reacciona, no aporta más información, se asemejará más a esta mala visión de la Administración que no coincide con una Administración honesta".

Por ello, NA+ va a solicitar la comparecencia del Defensor del Pueblo y de la consejera de Salud "para que nos dé luz sobre estas contradicciones" y pedirá más información relativa a la facturación de la empresa presuntamente implicada.

EL GOBIERNO SE DEFIENDE

Por su parte, el Gobierno foral ha defendido su actuación en el Área del Corazón del Complejo Hospitalario de Navarra ante la denuncia de un posible delito de cohecho que se encuentra bajo investigación judicial. Al mismo tiempo, ha mostrado su "más absoluta colaboración" con todas las instancias judiciales y ha manifestado su "respeto" ante las decisiones que puedan adoptar.

En concreto, en la parte correspondiente al Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), en el caso aludido, el Gobierno de Navarra se ha reafirmado en su convicción de que "se han llevado a cabo actuaciones proporcionadas y graduales por los distintos responsables jerárquicos del profesional denunciante".

Según ha explicado en un comunicado, en el ámbito del Área del Corazón del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) "se produjo una reunión aclaratoria que finalizó con una declaración unánime de las personas asistentes de que no se han producido cobros de los señalados en denuncia por ninguno de los profesionales del Área, con reconocimiento también unánime de que serían irregulares".

En el ámbito de la Dirección del CHN, ha señalado, "se constató que existía un conflicto profesional en la Sección de Hemodinámica, se llevaron a cabo acciones de mediación profesional a cargo del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y, posteriormente, a cargo de empresa externa". En este sentido, ha destacado que las reuniones mantenidas con el facultativo denunciante "han versado principalmente sobre reivindicaciones en el ámbito laboral y a nivel organizativo".

En el ámbito de la Dirección de Profesionales del SNS-O, en apoyo de la Dirección del CHN, "se produjeron acciones de asesoramiento y recomendación de iniciación de expediente de información reservada, tras constatar el fracaso de las anteriores medidas". Dicha información se ha llevado a cabo adoptándose medidas en el ámbito del Área del Corazón que, ha considerado, han sido "acertadas, asegurando el normal funcionamiento de la Sección de Hemodinámica".

El Ejecutivo foral ha explicado que los supuestos hechos no fueron trasladados a la Fiscalía por "no disponer de indicios basados en pruebas de lo denunciado, a pesar de haberse solicitado en repetidas ocasiones al denunciante las grabaciones que, aseguraba, había realizado". El Departamento de Salud en todo caso "está y ha estado a disposición de la institución judicial para colaborar en lo que fuera necesario".

Asimismo, el Gobierno ha indicado que la persona denunciante se dirigió en octubre-noviembre de 2020 tanto a Presidencia como a Hacienda (Dirección General de Intervención). "Como corresponde en este tipo de situaciones, dichas instancias remitieron el asunto, por tipo de temática, al Servicio Navarro de Salud, sin menoscabo de otras acciones complementarias confluentes con las actuaciones tomadas desde el Departamento de Salud", ha apuntado.

Desde la Dirección General de Intervención de Hacienda, por su parte, se puso la denuncia en conocimiento de la Dirección General de Presidencia, en calidad de responsable de la Asesoría Jurídica, y del director gerente del CHN. "Poco después, se recibió un correo del denunciante con una copia del escrito remitido desde el Defensor del Pueblo al Ministerio Fiscal", ha apuntado.

La Dirección General de Intervención se puso en contacto con el Ministerio Fiscal para preguntar si convenía que la Intervención General del Gobierno de Navarra interpusiese una nueva denuncia con el fin de apoyar la investigación, "a lo que se contestó que no era preciso porque el procedimiento de la Fiscalía ya estaba en marcha".

Ante todo esto, el Departamento de Salud ha pedido "respeto para los profesionales que componen el Área del Corazón del Complejo Hospitalario de Navarra" y ha reclamado que "se les aparte el proceso judicial de una exposición mediática" que "es contraria al respeto que merece un equipo de profesionales sólido y de reconocido prestigio como es el que compone la citada Área".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acusan a Chivite de "evitar investigar" la denuncia de cohecho en Salud