PREMIUM  POLÍTICA

Preocupación por la "deriva radical y sectaria" del PSOE, que apuesta por impedir la libertad educativa de los padres

Navarra Suma considera que “los gobiernos deben garantizar los derechos fundamentales, no coartarlos ni eliminarlos”.

La ministra Portavoz, y de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, comparece en rueda de prensa tras la celebración del último Consejo de Ministros en Moncloa previo a las elecciones del 10N, Madrid (España), a 8 de noviembre de 2019. EUROPA PRESS
La ministra Portavoz, y de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, comparece en rueda de prensa tras la celebración del último Consejo de Ministros en Moncloa previo a las elecciones del 10N, Madrid (España), a 8 de noviembre de 2019. EUROPA PRESS  

Navarra Suma ha denunciado la “deriva radical y sectaria” del PSN y del PSOE por “estar actuando contra derechos y libertades consagrados en la Constitución Española, como es la libertad de las familias para elegir la educación que quieren para su hijos y la libertad religiosa”.

La coalición ha manifestado que las declaraciones de la ministra Celaá, negando el derecho de los padres a la libertad de elección de centro educativo,  y los últimos posicionamientos del PSN en el Parlamento de Navarra contra la libre decisión de los alumnos para elegir la enseñanza de religión, “demuestran que el socialismo navarro y español han tomado el camino del extremismo”.

“No sabemos si por convicción ideológica o por necesidad ante los pactos que debe afrontar con fuerzas políticas de extrema izquierda para mantenerse el poder”, ha aseverado NA+.

Así, han recordado que “el PSN siempre había respetado en Navarra la libertad de elección de centro educativo y la libertad religiosa”. “Pero ahora no solo han votado en contra de reducir las horas de religión sino de eliminarla del sistema educativo”, agregan.

Para Navarra Suma, “el PSN está defendiendo la eliminación de derechos y libertades fundamentales que hasta ahora no se ponían en cuestión y que no suponían ningún problema para la convivencia en las aulas”. “¿Qué problema hay en seguir dando la opción de elegir libremente, en la escuela pública o concertada, si se cursa o no religión? ¿Qué problema hay en permitir que las familias elijan el centro educativo que quieren para sus hijos?”, se preguntan.

Por último, la coalición ha abogado por “defender y respetar la libertad educativa y religiosa por parte de las familias”. “Los gobiernos deben garantizar los derechos y libertades fundamentales, no tratar de coartarlos ni eliminarlos, porque a lo único que conduce no respetarlos es a implantar el pensamiento único, algo muy común en regímenes autoritarios y antidemocráticos de los que no reniegan los socios del PSN y del PSOE”, han concluido.

LAS PALABRAS DE LA MINISTRA

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha asegurado este jueves ante 2.000 representantes de colegios católicos que "de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza" que emana del artículo 27 de la Constitución, declaraciones que han provocado un sonoro murmullo entre los asistentes.

Celaá ha pronunciado estas palabras durante su intervención en la inauguración del decimoquinto congreso de Escuelas Católicas, que se celebra desde este jueves en Madrid, donde ha afirmado que "del concepto de libertad de enseñanza deben ser expulsados algunos contenidos que determinados autores han pretendido incluir" dentro del concepto de libertad de enseñanza de la Constitución de 1978.

"Esos hechos, los de elegir centro, formarán parte del haz de derechos que puedan tenerlos padres y madres en las condiciones legales que se determinen pero no son emanación estricta de la libertad reconocida del artículo 27 de la Constitución", ha dicho Celaá.

"No quiere decir que no haya libertad, quiere decir que no está en el artículo 27", ha precisado la ministra tras el murmullo, aludiendo al artículo de la Constitución que proclama que "todos tienen el derecho a la educación" y "se reconoce la libertad de enseñanza", así como que "la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales".

Según Celaá, la Constitución "ofrece una pluralidad de contenidos sobre la proclamación de la libertad de enseñanza" y la "imposibilidad del monopolio educativo del Estado", así como una "apertura a la enseñanza a la iniciativa de particulares", aunque no el derecho de las familias a la elección de enseñanzas religiosas, "como da cuenta la sentencia del Tribunal Constitucional de 1981", ha remachado la ministra.

En su intervención, la ministra en funciones ha anunciado que, tras las elecciones del pasado 10 de noviembre y el preacuerdo de formación de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, espera "retomar en breve los debates sobre el proyecto de ley educativa" con el que pretende derogar la vigente Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobada en 2013 por el Partido Popular.

"Nos urge modificar y transformar de manera profunda el sistema educativo desde el diálogo y la moderación", ha asegurado Celaá aludiendo a su propuesta de reforma educativa, que quedó frustrada, a principios de año, por el adelanto de las elecciones generales.

El pasado 15 de febrero, el mismo día que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba la convocatoria electoral del 28 de abril, el Consejo de Ministros aprobaba el proyecto de Ley Orgánica para la reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), también conocida para la 'Ley Celaá', aunque no llegó a tramitarse en el Congreso.

Esa reforma de la Ley Orgánica de Educación eliminaba los dos artículos de la LOMCE que convertían la asignatura de Religión en una "materia específica" de los dos cursos de Bachillerato, y suprimía también el artículo que permitía que Religión computara para la nota media del alumno.

Además, incorporaba la asignatura Educación en Valores Cívicos y Éticos en 5º o 6º de Primaria, así como en 1º, 2º o 3º de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y eliminaba la "demanda social" como criterio para la planificación escolar, un "eufemismo", en palabras de Celaá, para "propiciar que la escuela pública pueda considerarse subsidiaria de la concertada", según dijo hace meses la ministra.

CASADO TAMBIÉN PIDE EXPLICACIONES

El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido este jueves al jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, aclarar si comparte las declaraciones de la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, que ha negado que elegir enseñanza religiosa o un centro educativo sean derechos constitucionales. Es más, ha preguntado si es el "modelo del nuevo gobierno de izquierda radical".

Celaá ha asegurado este jueves ante 2.000 representantes de colegios católicos que "de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza" que emana del artículo 27 de la Constitución, declaraciones que han provocado un sonoro murmullo entre los asistentes.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Casado ha recalcado que la libertad de enseñanza "es fundamental" en democracia y está garantizada por la Constitución. "Sánchez debe aclarar si está de acuerdo con Celaá y si éste es el modelo del nuevo gobierno de izquierda radical", ha manifestado, para añadir que "hablan de libertad, pero la cercenan cuando no se ajusta a su ideología".

También el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha cargado contra Celaá por sus manifestaciones. Quién es Celaá para decidir la educación de nuestros hijos. ¿Esto es parte del acuerdo con los populistas?", ha preguntado en un mensaje en su cuenta de la misma red social, que ha recogido Europa Press.

VOX: "MAQUINARIA DE ADOCTRINAMIENTO"

Vox cree que la ministra de Educación y FP en funciones, Isabel Celaá, ha declarado "la guerra" a la educación concertada al decir que escoger una "enseñanza religiosa" no es un derecho constitucional. "El PSOE sigue engrasando la maquinaria de adoctrinamiento en las escuelas", ha escrito la formación en su cuenta oficial de Twitter.

"De ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza", ha declarado este jueves la ministra, ante 2.000 representantes de colegios católicos.

La formación que preside Santiago Abascal cree que, para los socialistas, la libertad existe sólo "para elegir lo que ellos impongan".

La diputada de Vox por Madrid Carla Toscano, ha acompañado el video con las declaraciones de la ministra recordando el artículo 27.3 de la Constitución en el que se recoge que "los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones". Además, hace una advertencia a los españoles: "Isabel Celaá niega este derecho constitucional. Preparémonos, van a por nuestros hijos", ha escrito en la misma red social.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Preocupación por la "deriva radical y sectaria" del PSOE, que apuesta por impedir la libertad educativa de los padres