• martes, 18 de mayo de 2021
  • Actualizado 16:05

 

 
 

POLÍTICA

Rupturas y enfrentamientos internos: el 'movido' 2021 que se prevé en los partidos políticos navarros

El nuevo año se presenta con críticas, cuestiones y dudas para todas las formaciones de la Comunidad foral.

Uxue Barkos(i) junto a Unai Hualde presidente del Parlamento. PABLO LASAOSA
Uxue Barkos(i) junto a Unai Hualde presidente del Parlamento. PABLO LASAOSA

Después de un final de 2020 marcado en la política navarra por la aprobación de los Presupuestos, después de la supeditación del Gobierno de Chivite a los abertzales de Bildu, 2021 se prevé como un nuevo año movido para partidos y coaliciones.

Así a la incertidumbre sanitaria por la Covid, cuya evolución depende en gran medida de una población vacunada, y las consecuencias económicas y laborales de la misma, se une la de los movimientos en el ámbito interno de las organizaciones políticas, unos por congresos previstos para 2021 y otros ante la necesidad de reforzar liderazgos.

Las críticas 'golpean' a la presidenta, María Chivite, y al PSN por su connivencia con EH Bildu, sostén político de ETA que no ha condenado sus atentados y apuesta por una república vasca con Navarra y Euskadi.

Navarra Suma, basándose en estos acuerdos del Gobierno foral, busca el desgaste del PSN, hasta hace poco su principal aliado y que en esta legislatura le ha sustituido por Geroa Bai, Podemos e I-E, con el apoyo de EH Bildu.

Así, la coalición ha perdido parte de poder en la toma de decisiones en la política navarra a pesar de que el "navarrómetro" le sigue situando como primera fuerza política.

Un escenario complicado para UPN, PP y Ciudadanos y especialmente para el partido regionalista y su líder, Javier Esparza, que no da con la fórmula que les haga recuperar el poder perdido hace ya seis años, lo que puede hacer que crezcan los reproches internos si la oposición a los acuerdos Gobierno-EH Bildu no pasa al PSN factura.

RUPTURA EN GEROA BAI

Tampoco es todo calma en las filas de Geroa Bai, coalición integrada hasta ahora por PNV e independientes, con Uxue Barkos como su principal tirón, y que pierde representación según el último "navarrómetro" pendiente de comprobar qué aporta el nacimiento en su seno del nuevo partido Geroa SocialVerdes.

Mientras que Barkos gana así peso político al situarse al frente del mismo con un cargo orgánico que hasta ahora no tenía, el recién reelegido presidente del PNV, Unai Hualde, no ha dudado en calificar de "inoportuno" el nombre elegido para la nueva formación en la que "hay que eludir todo lo que diluya" a los miembros de una coalición que reivindica como aglutinante de "diferentes personas abertzales, vasquistas y progresistas".

FRACTURA HASTA LOS TRIBUNALES EN BILDU

La izquierda abertzale por su parte se prepara para un congreso este año al que llega con una expectativa electoral simular a la de 2019, lo que puede plantear la conveniencia de renovar nombres en especial entre las caras más visibles para la próxima cita con las urnas.

Y además se plantea transformar la marca EH Bildu, ahora una coalición, en un partido, lo que crea problemas internos en sus socios de EA que no piensan lo mismo en todos los territorios y las diferencias han terminado por provocar una fractura que ha llegado a los tribunales.

2021 tampoco será en una balsa de aceite para Podemos, que no consigue remontar la caída que sufrió en las últimas elecciones y cuyo secretario general, Eduardo Santos, ya ha anunciado que no optará a la reelección sin que de momento se sepa quien puede aspirar a sustituirle y con qué equipo, ni siquiera desde el sector crítico, callado tras la crisis interna vivida en la pasada legislatura.

El arco parlamentario lo cierra I-E, que crece en votos simbólicamente pero no mejora en escaños y ya se sabe que no tendrá continuidad porque su socio menor, Batzarre, ha apostado por ampliar alianzas, probablemente con Podemos, algo que no rechaza su portavoz y coordinadora de IU, Marisa de Simón, que insiste en el objetivo de trabajar por una izquierda "transformadora". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Rupturas y enfrentamientos internos: el 'movido' 2021 que se prevé en los partidos políticos navarros