POLÍTICA

Navarra rechaza las tres enmiendas a la totalidad para eliminar el impuesto al patrimonio empresarial

NA+ quería una reforma "mucho más amplia", mientras que Bildu, Podemos e I-E son contrarios a esta exención.

Pleno ordinario del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Pleno ordinario del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado las enmiendas a la totalidad presentadas por Navarra Suma, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra, respectivamente, al proyecto de ley foral del Impuesto sobre el Patrimonio presentado por el Gobierno foral para eliminar el impuesto al patrimonio empresarial.

En concreto, la enmienda a la totalidad de Navarra Suma ha sido rechazada con los votos de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E.

La coalición de UPN, Ciudadanos y PP había presentado un texto alternativo en el que además de proponer la eliminación del impuesto al patrimonio empresarial, también elevaba el mínimo exento actual del impuesto de Patrimonio y "mejoraba" la aplicación del llamado escudo fiscal.

Por su parte, las enmiendas a la totalidad de EH Bildu e I-E, que son contrarios a la eliminación de este impuesto, han contado con el rechazo de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai y el apoyo de Podemos.

Tras el rechazo de las enmiendas a la totalidad, la ley continúa con su tramite parlamentario con el debate de las enmiendas parciales en comisión parlamentaria.

Para defender la propuesta del Gobierno, la consejera de Economía y Hacienda del Ejecutivo, Elma Saiz, ha remarcado que con esta propuesta se busca "equiparar la normativa navarra a lo establecido en el País Vasco y el territorio común", ya que Navarra es "la única comunidad que mantiene esta tributación que castiga fundamentalmente a empresas familiares".

Tras explicar que el coste de la propuesta es de aproximadamente 6 millones de euros para el ejercicio de 2021, Saiz ha defendido que se trata de "una cuestión de justicia que favorece la no deslocalización y el arraigo en Navarra de estas empresas".

"Por eso, el Gobierno lo ha priorizado y presenta este proyecto. Nuestro compromiso con la empresa es firme y riguroso", ha subrayado.

Según ha indicado la consejera, "ésta ha sido una demanda sobre todo de las empresas familiares" y ha destacado que ha sido "muy bien acogida por colectivos que se relacionan con las empresas".

Por su parte, la parlamentaria de Navarra Suma María Jesús Valdemoros ha afirmado que la coalición respalda la exención de los bienes afectos a la actividad empresarial dentro del impuesto de Patrimonio, pero ha lamentado que "por desgracia esta propuesta parece el caramelo que han querido poner para no abordar la propuesta de reforma fiscal integral que necesita esta comunidad".

Ha defendido así que sería necesaria "una reforma mucho más amplia que la que propone" el Gobierno foral que, según ha dicho, "no recoge la debida revisión que necesita el impuesto de Patrimonio".

La socialista Ainhoa Unzu ha rebatido las declaraciones de la representante de Navarra Suma y ha calificado de "realistas" las medidas presentadas por el Gobierno foral.

Ha señalado que no le han sorprendido las enmiendas a la totalidad de EH Bildu e I-E porque "van con sus ideas políticas", pero sí las de Navarra Suma por "ser capaz de arriesgar esta medida que vienen reclamando las empresas familiares en Navarra".

"Sólo lo está haciendo por una lamentable estrategia política y por su orgullo", ha aseverado.

Por parte de Geroa Bai, Uxue Barkos ha defendido que el patrimonio "debe tributar" en Navarra, pero ha apoyado la eliminación del impuesto al patrimonio empresarial.

Ha calificado de "pataleta" la enmienda a la totalidad presentada por Na+ cuando está de acuerdo con esta exención y ha preguntado a la coalición qué postura va a mantener cuando se debata la ley.

BILDU, PODEMOS E I-E, EN CONTRA

Por contra, el parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz se ha preguntado "con qué criterio se les va a pedir a las rentas más bajas que cumplan" cuando "están viendo que patrimonios de personas ricas no pagan por esas riquezas" y ha asegurado que el impuesto sobre el Patrimonio en las comunidades en las que existe es una "bicoca".

Ha considerado "un error" eliminar este impuesto al patrimonio empresarial y ha acusado al Gobierno foral de "sucumbir definitivamente a la presión de una minoría privilegiada de ricos en Navarra".

En este misma línea se ha pronunciado el parlamentario de Podemos Mikel Buil, quien ha remarcado que el tema de la eliminación del impuesto al patrimonio empresarial es "un desacuerdo en el acuerdo programático entre los socios de Gobierno".

Ha defendido que se debe "gravar la riqueza" y ha reivindicado que "esto da una ventaja competitiva a las pequeñas y medianas empresas".

"No profundicemos en vías que son agujeros para la recaudación y garanticemos el mantenimiento de los sistemas públicos", ha abogado.

También la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha sido crítica con la iniciativa del Gobierno para "suprimir este gravamen a la riqueza y al gran patrimonio" y ha censurado que "el 2% de la población acumulará más riqueza a costa del otro 98%".

A su juicio, la eliminación de este impuesto "supondrá un paso atrás en el avance que se produjo la anterior legislatura" y ha asegurado que "esto no es justicia fiscal ni equidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra rechaza las tres enmiendas a la totalidad para eliminar el impuesto al patrimonio empresarial