• viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 20:11
 
 

POLÍTICA

El Gobierno desvela la causa de los incendios en Navarra y defiende su gestión "sin víctimas"

Chivite asegura que acepta "críticas constructivas" y resumen que el Ejecutivo "ha aprendido" sobre lo ocurrido en la ola de incendios de junio. 

Comparecencia para que la presidenta María Chivite explique las actuaciones realizadas por el Gobierno de Navarra en relación con los incendios forestales que han asolado la Comunidad foral de Navarra. PABLO LASAOSA
Comparecencia para que la presidenta María Chivite explique las actuaciones realizadas por el Gobierno de Navarra en relación con los incendios forestales que han asolado la Comunidad foral de Navarra. PABLO LASAOSA

Diferentes factores, como rayos, la actividad agrícola o las chispas del tren, desataron entre el 15 y el 22 de junio la mayor ola de incendios de la historia de Navarra, que afectaron a unas 15.000 hectáreas de superficie perimetrada por los bomberos, han informado este viernes miembros del Gobierno foral en diversas comparecencias parlamentarias.

Así, ha señalado el consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, los incendios respondieron a causas "multifactoriales".

En concreto, ha dicho, las investigaciones apuntan a un rayo en los incendios de Leyre, Olleta y Arroniz; la actividad de máquinas agrícolas en los de Uterga-Legarda, Bardenas, Eunate y Berriozar; las chispas de la vía férrea en los de Erice de Iza y Ribaforada; la actividad humana en los de Lerate y Ujué, en este caso probablemente intencionada; y por causas aún en investigación en el de Tafalla.

Remírez ha comentado que se activó el plan de Incendios Infona el miércoles día 15 y el plan de emergencias Platena el sábado 18 al superar los incendios las necesidades de extinción del fuego, ya que hubo que evacuar a 9.000 personas de una treintena de localidades, cortar carreteras, realojar y abastecer a los evacuados, entre otras actuaciones.

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha explicado por su parte que la superficie de cultivos afectados por los incendios asciende a 2.257 hectáreas, de las que más de 2.000 corresponden a cultivos de cereal, 86 son de frutos secos, 36 de viñedo y 33 de olivar. Prácticamente el 100 % de la superficie de cereal está asegurada: un 73 % en el caso del viñedo y un 22 % en olivar.

Respecto al terreno forestal, se sigue trabajando para cuantificar la superficie afectada, aunque se calculan en torno a 7.600 hectáreas de monte mediterráneo y pastos arbustivos y 4.500 de masa arbolada (principalmente coníferas).

La consejera ha apuntado que hay que diferenciar entre la superficie incluida dentro del perímetro del incendio y la realmente afectada dentro de ese perímetro.

La primera, ha dicho, está en torno a las 15.000 hectáreas. El incendio con una superficie perimetrada mayor fue el que afectó a la zona conformada, entre otros municipios, por Uterga, Legarda, Obanos, Muruzabal, Puente La Reina, Guirguillano, Zabalza y Belascoain con un total aproximado de 6.200 hectáreas.

La mayoría de los montes afectados corresponden a sistemas mediterráneos, adaptados al fuego. Las superficies conformadas por matorrales, pastizales, coscojares, quejigares y masas mixtas tendrán previsiblemente una rápida recuperación.

Por otro lado, las masas de coníferas afectadas, principalmente de pino laricio, serán evaluadas en los próximos días a fin de conocer su grado de afectación.

El Gobierno de Navarra se hará cargo de los trabajos de recuperación de toda la superficie forestal afectada por los últimos incendios, tanto de las propiedades privadas como de las entidades locales y propiedades del Ejecutivo.

En cuanto a la fauna, se han visto afectadas en mayor o menor medida aves rapaces como alimoche, halcón peregrino, buitre leonado, águila de Bonelli, quebrantahuesos y águila real. También otras aves como cernícalo primilla, azores, gavilanes, pícidos o milanos reales y negros, águila culebrera y águila calzada.

Los incendios han afectado asimismo a carnívoros medianos como el gato montés y murciélagos forestales (como el murciélago pequeño de herradura catalogado como vulnerable en el Catálogo de Especies Amenazadas de Navarra), ungulados y algunos anfibios y reptiles de interés.

CHIVITE TRAS LOS INCENDIOS

Como el días pasados, el debate parlamentario sobre los incendios forestales ha generado un intenso debate político sobre la actuación del Gobierno de Navarra, sobre todo por parte de Navarra Suma, cuyo portavoz, Javier Esparza, ha reiterado su petición de dimisión el consejero Javier Remírez, por la "falta de coordinación, de preparación y la negligente gestión".

Ha anunciado que su grupo pedirá una comisión de investigación tras la "incomprensible" no activación del nivel de preemergencia del Platena días antes de los incendios.

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha destacado el "gran despliegue de recursos" durante los incendios, que, unidos "a todas las personas que han colaborado", ha posibilitado que "no haya habido víctimas", si bien ha aceptado la "crítica constructiva".

"Aceptamos la crítica constructiva, por supuesto, y las propuestas de mejora. Pero hay un hecho, que es que ha habido un gran despliegue de recursos para atender la emergencia, que, unidos a todas las personas que han colaborado, han hecho que los daños personales sean leves y que no haya que lamentar un gran impacto en viviendas o bienes de primera necesidad", ha afirmado este jueves, durante una comparecencia en el Parlamento foral a petición de Navarra Suma para explicar las actuaciones realizadas por el Gobierno foral en relación con los incendios forestales.

La intervención de Chivite ha estado precedida por las comparecencias del consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, y la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, solicitadas a petición propia para informar sobre la misma cuestión.

"Esta emergencia la hemos atendido con recursos y efectivos, y hemos logrado que no haya habido víctimas. Hemos aprendido, y ese aprendizaje, junto a los informes, expertos de distintas áreas y la advertencia de que el cambio climático va a propiciar fenómenos extremos cada vez más frecuentes y agresivos, nos llevan a plantearnos un foro o una mesa de trabajo para que, con la sociedad en su conjunto, abordemos el modelo que consideremos debe ser la herramienta que mejor se adecue a estas nuevas realidades", ha añadido durante la sesión.

En cuanto al impacto de los incendios, se calcula una afección que ronda las 15.000 hectáreas, de las que 2.257 son de cultivos, 7.600 de monte mediterráneo y pastos arbustivos y 4.500 de masa arbolada.

Chivite, que ha indicado que "los técnicos apuntan a que el porcentaje de recuperación natural será elevada", ha remarcado que "en todo caso, el gobierno se hará cargo de los trabajos de recuperación de la superficie forestal afectada, tanto de propiedades privadas como de entidades locales o del propio gobierno".

Tras hacer un relato del desarrollo de los acontecimientos y agradecer la labor de los implicados, la presidenta ha recalcado que el "objetivo principal" en este episodio ha sido "preservar vidas y evitar que el fuego llegara a los entornos donde viven personas, o en su caso minimizar los daños y evacuar a la población".

"Como dato para que nos hagamos una idea de la dimensión de esta emergencia, en otros graves incendios que ha padecido Navarra, como el de Tafalla de 2016 o el de Ujué de 2014, no se activó Platena. Tampoco en su nivel de preemergencia", ha apuntado. La presidenta, además, ha señalado que "al menos tres incendios fueron provocados por un rayo, tres por cosechadoras, dos por chispas que saltaron del tren, dos por actividad humana, y otros están todavía en investigación".

En este sentido, Chivite ha considerado que "llevar debate a si hay que dejar cosechar o no, o en qué momento, es centrarlo en una única de muchas posibles causas".

Chivite ha remarcado que se está "evaluando para mejorar", porque si se decide "ir hacia otro modelo más restrictivo en el abordaje de las emergencias, debemos tener claras las consecuencias de esas medidas". "Esto no va de pedir prohibir a toro pasado, pero criticar que se prohíba cuando se hace para prevenir. No se pueden pedir las dos cosas a la vez. Porque es ventajista estar en cada momento en un lugar del debate, según convenga. Y esto es algo demasiado serio como para abordarlo desde el oportunismo", ha criticado.

De esta forma, ha señalado que "si hacemos restricciones preventivas, eso afecta a la actividad económica y social", y "si hacemos protocolos más estrictos, eso implica más recursos". "Y si prolongamos los tiempos de activación de los servicios especiales que habitualmente se adecuan al verano, también necesitamos de otras capacidades, recursos, y de una sociedad que nos acompañe", ha indicado.

EL PSN NO ACEPTA CRÍTICAS

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha señalado que el Ejecutivo foral "no ha dado ninguna explicación y no da respuestas" sobre lo ocurrido, tras lo que ha dicho que su grupo va a pedir una comisión de investigación, "porque esto se tiene que aclarar para que no vuelva a ocurrir", y ha vuelto a pedir la dimisión de Remírez.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha criticado que a Esparza "no le importa buscar soluciones, le importa pedir dimisiones". "Ustedes se centran en generar ruido político, sin aportar soluciones, para intentar tumbar al vicepresidente del Gobierno, cuando saben que las causas son múltiples", ha manifestado, tras defender la gestión realizada por el Ejecutivo foral y criticar los discursos "mezquinos y ruines" de NA+.

En nombre de Geroa Bai, su portavoz, Uxue Barkos, ha considerado "necesario" seguir trabajando en conocer "cómo se respondió y en qué términos", y ha apostado por "poner el foco" en lo importante y lo urgente. "Es urgente acometer una valoración de los daños y las ayudas a los agricultores. Es importante el análisis de los sucesos y de la respuesta que se dio. Lo que no es urgente ni importante es el ruido político", ha subrayado.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha preguntado si se planteó o no la activación de Platena en nivel de preemergencia, y si esto hubiera permitido "adoptar medidas preventivas y organizativas". "Estas preguntas son las que se tendrá que realizar el propio Gobierno y decir si se actuó correctamente o no. Lo que no nos sirve es una visión triunfalista", ha apuntado. Tras indicar que no pretende pedir "responsabilidades", sí que ha pedido conocer "si esa reflexión se hizo, y si no se hizo, por qué no se hizo".

La portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha afirmado necesitar "más tiempo e información" para poder hacerse una "idea global" de todas las "preguntas" que se sigue haciendo, como si se pudo haber actuado antes. "No voy a pedir la dimisión de nadie porque no me siento con argumentos suficientes para ello", ha manifestado, tras esperar que el Ejecutivo foral "haga su trabajo" de reflexión "y que podamos sacar conclusiones sobre todo de lo que no se hizo o de lo que se podría haber hecho mejor".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno desvela la causa de los incendios en Navarra y defiende su gestión "sin víctimas"